La ultraderecha entrará en el gobierno de Castilla y León

Sangre verde sobre la bandera de Castilla y León

Cuando se supo los resultados electorales, parecía claro que ocurriría lo que finalmente ha pasado: el Partido Popular ha pactado con Vox un gobierno bipartidista. Además, la cámara autonómica estará controlado por el partido de extrema derecha. Mañueco volverá a ser presidente de Castilla y León, otra vez con vicepresidente de otro partido pero la novedad es la entrada de la ultraderecha en un gobierno autonómico. La fuerza de Vox se la han dado las urnas, eso no lo niego, pero tampoco significa tener que aceptar pulpo como animal de compañía.

El Partido Popular insiste en que esto dotará de estabilidad a la comunidad. De hecho, pusieron como «inicio» de la inestabilidad una moción de censura por el entonces partido más votado (PSOE) que no salió adelante… pero la inestabilidad no la trajo el PSOE (principal partido de la oposición) ni tampoco Ciudadanos (partido que es responsable de otros males, pero no de este), sino el propio Partido Popular en su OPA a Ciudadanos (lo de Madrid como mejor ejemplo) que, además, fue el partido que decidió adelantar las elecciones. Las adelantó con la intención de conseguir una mayoría absoluta o, al menos, una mayoría más que suficiente (como Madrid) y lo que obtuvieron fue una victoria pírrica (ojo: sí han pasado de segundo a primer partido y sí han aumentado en escaños, pero lo han hecho perdiendo votos, las dos cosas «positivas» las tiene por la caída del PSOE, no por sus propios méritos) y la dependencia total de otra formación, igual que en las elecciones pasadas.

Siga leyendo…

Tras las elecciones en Castilla y León, parece que la extrema derecha entrará en otro gobierno autonómico

Captura de pantalla del resultado electoral de la web oficial

Hoy Castilla y León se levanta aún más a la derecha que ayer. El Partido Popular ha ganado, con una victoria pírrica pero más estable en su estrategia actual. Vuelve a ser el partido más votado en unas elecciones con menos asistencia que las anteriores, vuelve a ser el partido con más escaños, mejorando su posición en dos (pasa de 29 a 31), se queda lejos de esa mayoría absoluta que reclamaba, incluso, se queda lejos de tener una posición predominante en el parlamento autonómico (algo como lo ocurrido en Madrid). Las izquierdas han sido castigadas, el PSOE pierde 7 escaños «gracias» a caer en 117 613mil votos (en porcentaje han sido 4,79 puntos menos, hasta los 30,05 %) y la alianza de Unidas Podemos, con respecto a las dos grandes formaciones (Podemos e IU), ha perdido un escaño y 39 mil votos, una caída de 2,2 puntos hasta quedarse en apenas el 5,08 % que demuestra que algo falla en las izquierdas. En las derechas, Ciudadanos ha dado paso a Vox, se cambian las tornas entre sí y esto es una mala noticia. Los partidos localistas son los más favorecidos, Soria Ya ha ganado en su provincia de forma clara (entra con 3 personas procuradoras, más que la suma de PP y PSOE en la provincia que menos escaños da) y UPL vuelve a brillar en León, pasando de 1 a 3 procuradoras.

Siga leyendo…

Y llegó la reforma laboral

Cartel editado de un primero de mayo en Valladolid

O cómo podemos tirarnos bastante hablando de temas pendientes para que, bueno, sigan pendientes. Es cierto que la reforma es pactada y eso, necesariamente, limita el alcance reformista (no digamos ya revolucionario) de la propia reforma, que las grandes patronales nunca firmarán ciertas victorias conseguidas en reformas previas (ya sean del PSOE o el PP, que hemos visto que las de los últimos años mucho no se habían distinguido). En otras palabras, voy a hablar del Real Decreto-ley 32/2021, de 28 de diciembre, de medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo, esa reforma laboral aprobada justo antes de la finalización del año.

Para mí hay dos temas profundamente decepcionantes en la reforma (que no toca), como es el tema del coste del despido y las causas para las modificaciones de contratos, los despidos objetivos (individuales o colectivos) y las suspensiones o reducciones de empleo.

Llevo un par de días pensando cómo hacer esta entrada, si era bueno que comenzara explicando la reforma y luego recorriera la cábala que hice para ver qué tanto había acertado o si era mejor simplemente centrarme en la cábala y desde ahí explicar la reforma… y creo que seré más sencillo, daré unas pocas opiniones sobre los puntos que creo fundamentales en la reforma y luego repasaré muy rápidamente la cábala. Voy a ir en el mismo orden de la reforma (más o menos).

Siga leyendo…

Cábala sobre la reforma laboral (VII). A modo de cierre

Foto editada de un primero de mayo en Valladolid

Porque todo tiene un final, o debería tenerlo. Esta última entrada de la cábala de la reforma laboral está escrita cerca de la «fecha final» de la negociación pero aún con algunas notas que tenía cuando empecé… pero creo que evitaré entrar en detalle de todo lo que se reformó en el 2012 (y qué cosas se han cambiado posteriormente) porque creo que, por una parte, aporta poco y, por otra, muchos de los temas ni siquiera quedaron en el debate público sobre la reforma (que no solo se tocó el ET, sino también otras normas).

Siga leyendo…

Cábala sobre la reforma laboral (V). Flexibilidad interna

Foto editada de un primero de mayo en Valladolid

Mientras voy como una tortuguita acabando estas notas, veo cómo el tema de la reforma laboral sigue discutiéndose y, por suerte o por desgracias, se escapa bastante a lo que fue la reforma de 2012, tanto en temas como en fondo. Pero vamos todavía con lo de 2012 y la «derogación». Y sigo con las notas e ideas que había tomado ya hace un mes largo, que si no es apostar a caballo ganador y eso está feo.

Así que acá tenemos la quinta entrada sobre la cábala de la reforma laboral, ahora más centrada en esas cuestiones que significaron generar un desequilibro en favor de la empresa. El Derecho Laboral (así, con sus mayúsculas) está en ese mundo de lo privado (afecta a relaciones privadas) donde una de las partes tiene mucho poder (empresa) y la otra muy poco (personas trabajadoras), por ello, en el Derecho se crean una serie de figuras que «protegen» a las personas. Esto es habitual en todos los ámbitos donde el poder de negociación es muy distinto (por ejemplo, el Derecho del consumo o todo el Derecho de Protección de Datos).

Siga leyendo…

Cuando te dejas engañar

Estos días el aumento salarial de Mercadona está siendo noticia. Los medios de comunicación han presentado la versión de la empresa: salen unos directivos y cuentan algo así como «no queremos que nuestros trabajadores sufran por el IPC, así que anunciamos subidas salariales según el IPC». Oh, vaya, ¡qué buena gente! La prensa lo vende tal cual: Mercadona es buena gente y sube los salarios el IPC. ¿O no es tan «buena»? Quiero decir, hay unos convenios colectivos que tienen pactadas subidas. ¿Esta es superior a lo que dice el convenio?

Siga leyendo…

Cábala sobre la reforma laboral (IV). ERTE y ERE

Foto editada de un primero de mayo en Valladolid

Cuarta entrada sobre la cábala de la reforma laboral, muy vinculada con la tercera, la verdad. Pero ya era muy larga como para meterle esto.

Bien, acá llegamos a un punto curioso: el PP está sacando pecho de la reforma del 2012 asegurando que el PSOE la ha empleado y mucho durante toda la crisis del COVID para los ERTE; si no su texto como tal, sí la misma idea que ellos implantaron en el 2012. El gobierno PSOE-UP les mira raro y les recuerda dos cosas: que el PP se ha opuesto a algunos de los RDL donde están esos ERTE y que, en realidad, tuvieron que sacarse de la chistera un mecanismo de urgencia (el procedimiento y los efectos de los ERTE durante la pandemia y varias veces prorrogados)… a la vez, algunos socios por la izquierda del gobierno le piden que ese mecanismo se quede. Pero es cierto que el mecanismo de «la empresa decide» sin una autoridad laboral aprobándolos es lo que ha funcionado.

Siga leyendo…

Cábala sobre la reforma laboral (III). Los despidos procedentes

Foto editada de un primero de mayo en Valladolid

En esta tercera entrada sobre la cábala de la reforma laboral me doy cuenta de que tal vez, cuando se publique, ya estará desfasada. ¿Por qué? Porque las he ido escribiendo de a pocos y programando su publicación mientras que la vida sigue, con lo que es posible que haya declaraciones de la gente implicada que ya haya adelantado temas que ni menciono como posibilidades (o ido ya en contra de mi apuesta). Pero como en parte esto es un ejercicio explicativo de lo que fue la reforma del 2012 y el estado de las cosas actualmente (vamos, qué ha pasado en estos 9 años con la normativa laboral).

Siga leyendo…

Cábala sobre la reforma laboral (II). Coste del despido improcedente y salarios de tramitación

Cartel editado de un primero de mayo en Valladolid

Segunda publicación de la minisaga sobre la reforma laboral.

Uno de los principales caballos de batalla contra la reforma fue el coste del despido; se pasó de 45 días por año de servicio con un tope de 42 mensualidades a 33 días por año de servicio con un tope de 24 mensualidades. ¿Es tan importante esto?

Voy a poner un caso con dos tiempos: Manolita cobra mil euros al mes (14 mil al año) y ha trabajado 22 años. Digamos que la contrataron en marzo de 2012 y la despiden en 2034. Le corresponderían 28 000 euros de indemnización (33 por 22 es igual a 726 días; el límite son 720 días –los meses siempre se cuentan de 30 días para estas cosas–); si no existiera la reforma de 2012, su indemnización sería de 38 500 euros. Pero me he ido al máximo; pongamos que Manolita solo lleva 4 años de trabajo: con la reforma que abarata el despido, le corresponde una indemnización de 5133,33 euros; sin esa reforma, su indemnización sería de 7000 euros.

Siga leyendo…

Cábala sobre la reforma laboral (I)

Cartel editado de un primero de mayo en Valladolid

Hace unos años (¡cómo pasa el tiempo!) le di bastante «caña» a eso de la reforma laboral, al punto de que todo acabó recopilado en un librito muy majo que está disponible para su descarga gratuita. Desde las izquierdas y no tan izquierdas (sí, pienso en el PSOE) se habla y hablaba de derogar la reforma del gobierno de Mariano Rajoy y, ahora, el tema casi cuesta un gobierno de coalición; en parte porque un ala del PSOE sí está cómoda con ciertas reformas del PP (no podemos obviar algo claro: la primera reforma antitrabajadoras fue la de Rodríguez Zapatero en 2010; las reformas del 2012 se presentaron como una continuación de esa puñalada asestada dos años antes por el gobierno del PSOE).

Siga leyendo…

Cuando te quejas de un impuesto que tú has creado

Todas las personas tenemos derecho a cambiar de opinión. Lo que no se puede es atacar a otra persona por algo que fue tu opinión y que no comunicas que la has cambiado; lo que es peor, «se te olvida» mencionar que si existe eso que es tan malo es porque «tú» lo «inventaste». Vemos que el Partido Popular está haciendo un cargamontón contra el actual gobierno por el precio de la luz, poniendo énfasis en algunos puntos como los impuestos extras existentes en la factura de la energía y el IVA aplicado. El gobierno del PP, en la legislatura de 2011-2016, fue quien aprobó una ambiciosa reforma legal que, entre otras cosas, creó una serie de impuestos. Entre ellos, el que ahora se está cuestionando con más fuerza (y razón): el impuesto de generación de energía.

Siga leyendo…

A vueltas con los indultos

Fotomanipulación de la pintura de Jürgen Ovens titulada «Prudencia, Justicia y Paz» (1662)

Estos días se está hablando mucho de los indultos. Es interesante porque se está indicando que el gobierno, con ellos, iría en contra de la Justicia y la separación de poderes. Junto con ese exabrupto, se manifiesta que se estaría indultando a personas condenadas penalmente. ¿Qué creían que es un indulto? El indulto es una «medida de gracia», contemplada en la Constitución (art. 62.i; por tanto, no es anticonstitucional) que tiene como base el que el ejecutivo cambie una pena impuesta (por tanto, una condena penal).

Siga leyendo…

14 de abril: ¡república!

Foto de las repúblicas (editada)

14 de abril es una fecha especial para una parte pequeña de la sociedad española (no, no alucinemos con mayorías republicanas, no las hay): se proclamó la II República. Hace muchos años que no ponía unas notas al respecto (la última vez, allá en 2012). Aprovecho que he tomado recientemente esa foto de las dos repúblicas en Salamanca (que acompañan esta entrada) para volver a poner un artículo (en dos partes) sobre las culturas republicanas en España: «Memoria sobre las Culturas republicanas en España», parte I y parte II. De vez en cuando hay que rescatar escritos…

Lo de Ciudadanos

Duelo a Garrotazos de Goya

No deja de ser curioso cómo dos personas que acaban de dejar la política fichan, inmediatamente, por un partido al que en su día atacaron duramente aunque luego tuvieron un vínculo de cogobierno. Dos o bastantes más. Tanto Ciudadanos como Podemos tuvieron momentos de «explosión» fuerte para, casi acto seguido, comenzar un fuerte descenso. El de Ciudadanos es más sonado, por un lado, porque su auge fue más rápido (una vez explotó) y, por otro, porque se ha desinflado a muchísima más velocidad, en parte por la forma en que se nutrió de personas que ya estaban en política en otras formaciones (sí, fundamentalmente del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español); ya, lo sé, rapiñó de UPyD, pero al partido de Díez no se puede volver (ya está hasta disuelto). Toda esa gente que dejó el PP cuando parecía que el partido naranja daría la vuelta en la derecha y centro derecha española ahora vuelve a Génova (sede provisional hasta el próximo escándalo).

Siga leyendo…