Actualización de la web: desparecen «Contexto» y «Galerías»

Esta bitácora nació como la forma fácil de publicar notas breves propias vinculadas a la web De Jomra para el Mundo, web que queda como algo viejo y estático en los archivos de este dominio. En todo caso, nunca quise que fuera, la bitácora, una suerte de «centro» de lo que iba haciendo, y la apoyé con otras plataformas específicas. Un sistema wiki para «conceptos» y «explicaciones», llamada Contexto (la idea de esta subweb era poder enlazar los conceptos que usaba a una página concreta que fuera actualizando, para no tener que alargarme en explicaciones cada vez) y, como repositorio de imágenes, salió Garabatos, donde pretendía tener ordenados mis dibujines.

Siga leyendo…

Tres recomendaciones (que son más)

Llevo demasiado tiempo sin actualizar la web, ni avisé del final de la campaña de VoraZ Desangre (¡y ya lo hemos hasta presentado!). Y muchas cosas han pasado, desde la conformación del primer gobierno de coalición en España hasta las elecciones extraordinarias en Perú, pasando por varios hechos relevantes (y absurdos) que me he quedado con ganas de comentar. En fin, que ando sin comunicar porque no consigo sacar tiempo, por un lado, y darle una forma correcta al texto… por ahora, les traigo unas pequeñas recomendaciones de lecturas:

Siga leyendo…

Recomendando un vídeo sobre videojuegos y feminismo

Pocas veces recomiendo vídeos. Menos, aún, de «youtubers». Esta no es, propiamente dicha, una «excepción», pero sí lo voy a explicar: José Altozano (DayoScript o Dayo) subió un vídeo desde la posición de un hombre blanco privilegiado en un mundo machista y contra una comunidad concreta extremadamente machista (los «gamers» que apoyan el movimiento llamado «gamergate»). El machismo es parte de la estructura social en la que vivimos, y Dayo hizo un vídeo señalando eso y su proceso de aprendizaje. Dayo se manifiesta como un aliado del feminismo y desde acá ese pequeño reconocimiento como compañero, compartiendo su vídeo.

Siga leyendo…

Ese silencio es medio cómplice

Un político conversaba con el presentador de un programa de radio (de esos de ahora, que retransmiten por televisión a la vez… pero siguen siendo programas de radio) sobre el tema de la corrupción. El político ponía sobre la mesa la transparencia de sus campañas frente a la del No a la Revocatoria de Susana Villarán (sí, esa campaña), ese caso que ha explotado hace unas semanas, donde por lo visto el equipo de la entonces alcaldesa de Lima habría recibido plata bajo la mesa por parte de una importante compañía que, luego, se benefició de una serie de cambios sobre sus concesiones (con lo que la plata crea plata). No solo está ese caso de corrupción, el mismísimo presidente de la república,  Pedro Pablo Kuczynski (PPK), se ve salpicado de forma clara en los casos de la empresa brasileña Odebrecht (la cual, por lo visto, tenía en nómina a media latinoamérica, como mínimo), sí, ese caso que nos acerca a la vacancia. El contexto, para situarnos, venía apoyado por unas fotos que acababan de salir donde se veía a Villarán saludando a un intermediario de la empresa que ella, inicialmente, dijo no conocer (las fotos eran de un acto público con muchos saludos y tal).

Siga leyendo…

El unicornio llamado «neutralidad de la red»

Estos días se está hablando mucho de la «neutralidad de la red» a raíz de la reciente decisión de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (FCC) de EE.UU. que manda a las operadoras de Internet de la Categoría II (servicio de telecomunicaciones) a la Categoría I (servicio de Información) que significa, básicamente, pasar de ser un servicio público (con regulaciones y restricciones) a un área de libre competencia pura y dura (donde antes se encontraba, sea dicho). Lo cuentan bastante bien Marta Peirano en El Diario y, previamente, Manuel Moreno en Cuarto Poder.

Siga leyendo…

Financiación colectiva: no canceles por no llegar al objetivo económico

verkami zid sin alcanzar objetivo
Un proyecto que no alcanzó su objetivo (y no fue cancelado, por supuesto).

Dentro de este mundillo de la financiación colectiva en plataformas como Verkami o Kickstarter se van viendo ciertos cambios, o al menos, a algunos nos lo parecen (o a mí solo, aunque lo he leído en más sitios). Uno de esos lo estoy viendo en las cancelaciones. Una pequeña presentación desde lo personal (para que vean «desde dónde» escribo estas líneas): llevo un tiempo ya siendo mecenas y siguiendo los proyectos que se van creando (sobre todo en las categorías de juegos y de historietas) y he participado en cuatro campañas de mecenazgo para sacar libros, de las cuales una salió muy bien, dos justitas y una, la primera además, se quedó lejos del objetivo, esto es, no salió.

Siga leyendo…

Su casa, sus reglas

Cada vez se repite con más frecuencia: una persona con cierta llegada o un colectivo ven cómo su página o usuario en una -mal llamada- red social es bloqueado. Las explicaciones suelen ser nulas y las razones se encuentran, no pocas veces, en una coordinación de los «reportes» de algo que ha publicado esa persona o colectivo. Por supuesto, en esas redes hay mil mensajes peores -en todos los sentidos- que nadie ha reportado o no lo suficiente para su bloqueo. Además, en algunas de estas plataformas, por lo que quieren ser, directamente impiden que se suba o publique determinados contenidos, lo cual hasta obliga a cambiar logotipo a algunos colectivos.

Siga leyendo…

Sobre los «clickbaits»

El 30 de septiembre Marco Sifuentes publicó «Oda al clickbait» en La República que, por cierto, es un titular «clickbait». Lo primero es explicar qué es «clickbait» (para no usar la definición de Marco, tiro de la Wikipedia): «[…] dependiendo de titulares sensacionalistas para atraer mayor proporción de clics y fomentar el envío de dicho material a través de las redes sociales. Los titulares clickbait típicamente apuntan a explotar la «brecha de curiosidad», proporcionando la información suficiente para provocar curiosidad al lector, pero no para satisfacer su curiosidad sin hacer clic en el contenido enlazado.» Sifuentes, conocido en la red (durante muchos años) como Ocram, fundador de Útero, sabe de lo que habla, tanto por el público que él ha sabido construir como por la comprensión de las prácticas en las redes peruanas y extranjeras… y justamente por eso lamento que se posicione así, por más que sea bajo ese «peor es nada» con el que acaba. Con lo pedagógico que es otras veces, acá se posiciona por la moda.

Siga leyendo…

Dos lecturas sobre política actual e histórica del Perú

No tienen nada que ver una con la otra, las pongo juntas por no hacer dos mininotas con recomendaciones (y sí, evito conscientemente titulares más «marqueteros» como «Las Dos Notas que DEBES leer este Finde» o insultos a la inteligencia similares -quien crea que este paréntesis solo es para poner un enlace a la tira de JRMora… tiene toda la razón-):

  • «Los ejes de la derecha en el Perú preelectoral» de Carlos Meléndez en Revista Argumentos, Edición N°3, Año 9, Julio 2015 (la reflexión desde la izquierda, con estos artículos, en realidad es deprimente: la batalla no solo está en la derecha, sino que parece que lo único que puede surgir es más derecha).
  • «El año en que las mujeres cumplimos seis décadas de ciudadanía» (PDF) de Katherine Subirana en Memoria, Nº 17, Agosto 2015 (reconocimiento en el 55, voto en el 56; un recorrido en la lucha por el voto femenino y la participación política de la mujer… queda mucho camino por andar).

Enlaces que son autocitas [Israel, Igualito y Lee Los Lunes]

Comencemos con Igualito

TP falleció, tira de Igualito
Igualito 103 – ¿y si los Nac Mac Feegle tienen razón?

El pasado 12 de marzo falleció Terry Pratchett, uno de los grandes de la fantasía. Con Igualito le quisimos rendir homenaje al Mundodisco, en especial, a un personaje que me gusta especialmente: Tiffany Dolorido (Aching en el original). De paso es un pequeño homenaje para todos los escritores que realmente consiguen darle vida a sus personajes.

Siga leyendo…

Sin etiquetas

Una vez eran tres… No, no era eso lo que les quería contar. Ya nació el semanario Sin Etiquetas, que es, como ellos definen, «un espacio periodístico online para visibilizar las historias de la comunidad de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales, Intersexuales y Queer (LGTBIQ) en América Latina», medio que pretende «dejar atrás los estereotipos, los prejuicios y la homofobia». Teniendo en cuenta cómo está nuestro patio, resulta más que necesario. Continúa el colectivo explicando su motivación: «La consigna del grupo es la defensa de los derechos humanos sin excepción y la creación de un espacio donde se acepte la diversidad, se practique la tolerancia y se propicie el diálogo sin agresión».

Siga leyendo…

Rabieta por los que solo dejan comentar por FB o similares

Cada época tiene sus modas. Las bitácoras fueron moda, ya no lo son. Una moda es FB, mal llamada «red social». Si tú tienes una bitácora, ¿por qué le confías tu sistema de comentarios a una «red social» que puede hacer y deshacer como le dé la gana pasando olímpicamente de tus necesidades? No lo entiendo, de verdad. ¿Que quieres facilitar a los que están en FB, TW o cualquier plataforma/web, el comentar con su cuenta de la misma? Perfecto, eso no significa, ni por medio segundo, que te deshagas de un sistema de comentarios autónomo y propio (donde, además, permitas comentar a anónimos o no-registrados). No entiendo que conscientemente excluyas a parte de tu audiencia de la posibilidad de comentar, no entiendo que renuncies a la autonomía (al menos parcial) en el sistema. Simplemente no lo entiendo. (Por cierto, con esta práctica también -la mayoría- eliminan los pingback/trackback, una de las fortalezas de la descentralización de la red en las bitácoras gracias a la interacción entre las mismas mediante «avisos» automáticos).

Actualizado el estilo

Bueno, sin querer queriendo he cambiado el «tema» de esta bitácora. Sin abandonar los grises, eso sí. Ahora he puesto «Rundown», lo he traducido (en todo lo que no se puso en castellano, que fue la gran mayoría; y me faltarán cosas aún), cambié el pie de la página (un poquitín) y me falta toquetear más los estilos y pulirlos a mi gusto (demasiado espacio entre párrafos, poner el título y subtítulo a la derecha, entre otras cosas) y he aprovechado para eliminar una categoría: «Al toque» (con más de 170 entradas). Siga leyendo…

Apple, El Comercio y las noticias

Muchas noticias son pura publicidad. No digo «publicidad ideológica», que para algo son sus medios, sino de esa que se hace a cambio de dinero. Que un medio generalista ocupe en un día siete noticias durante un día (como El Comercio ayer) sobre el lanzamiento de un producto de telefonía móvil, siempre para glosar lo maravilloso que es o para contar anécdotas («los memes en Internet», «las colas en Japón para adquirirlo», demostrando la expectativa causada) es, simplemente, increíble. Es curioso cómo se cubren los productos de Apple: nunca se señalan los cambios contradictorios de rumbo (Apple mantuvo que lo importante era una única experiencia con la máxima calidad, por eso había un único modelo a la vez, ahora hay dos, y uno en plan calidad media, y no es la primera vez que pasan estas cosas, con los MMS, con las tabletas de 7″, entre otros), solo se reproduce la versión oficial; y es extraña su relevancia sobre todo cuando hablamos de un producto consumido por una minoría (ya, segundo celular inteligente más usado, ¿pero cuánta gente -del total de usuarios de teléfono celular, por no hablar de todos los mayores de edad- tiene uno de esos bichos?). Ayer ya era noticia la decepción que supuso (no solo en medios económicos), para los inversores, los nuevos iPhones de Apple, y en El Comercio se olvidaron de ponerlo, por lo visto. Sí pusieron lo de «las burlas» por Internet, y también una noticia económica negativa de BB (con «tag» Apple e iPhone, eso sí). ¿Hoy lo harán? ¿Seguirán vendiendo el iPhone como lo han hecho anunciando los días de preventa, las condiciones de los contratos -en Estados Unidos, no en Perú, además- y el día de la venta oficial, sin decirnos nada de todo lo demás? Porque en El Comercio se anunció que era, el modelo notanbarato para América Latina y China, pero ya no dijeron nada de que en China ni es barato ni convincente ese modelo. EDITO: Sí que dijeron que el modelo no era tan barato en China. Claro que otras noticias negativas sobre Apple se leen poco en ciertos medios.

Berrinche: El trabajador oferta Trabajo, no lo demanda

Esto es un «berrinche» en el sentido más estricto; y una maldición entre dientes a quien lo escribió y al que lo editó. En uno de esos horrorosos libros de texto que usan ahora los chicos me encuentro -dando apoyo de cara a la recuperación de septiembre- la definición imposible: El empresario oferta Trabajo y los trabajadores lo demandan. Lo hacen para mantener el mismo «estilo» que en el mercado de bienes y servicios: el empresario oferta y el consumidor demanda. Pero justamente se estudia por separado los mercados de trabajo por sus peculiaridades, y la principal es que el empresario es el que demanda el trabajo y las personas quienes constituyen la oferta -los neoclásicos tienen claro ese punto, no es un tema de clásicos frente a noclásicos-; sin tener claro ese «detalle» todo lo demás carece de sentido, todas las peculiaridades y toda la estructura, así como lo segundo más importante: Es un mercado derivado. Si la estructura fuera como dice ese «libro», en un contexto como el actual (exceso de demanda -la de los trabajadores, por el desempleo- y escasa oferta -la de los empresarios-), el precio del trabajo (salario) subiría, no bajaría (la receta liberal, sea dicho). Quien tiene el trabajo (la fuerza de trabajo) es la persona, no la empresa, el empresario necesita convertir la fuerza de trabajo en bienes y servicios, para ello tiene la organización, el capital y consume la materia prima necesaria. Edito: Estos casos me causan problemas; lo que el alumno quiere es aprobar, si el profesor es de los que se apegan a los manuales, tiene que repetir los mismos aunque la información no sea del todo «correcta», así que uno debe ayudarle a que sea capaz de hacer eso, entendiendo lo que pone… ¡pero es que lo que pone está mal! ¿Qué hago en esos casos? Hasta ahora voy por lo «fácil», repito lo que pone el libro, le digo que está mal, le explico por qué y puntualizo: «en el examen pon lo que dice el libro, y si te atreves, agrega lo que te estoy explicando yo».