Sobre el dato de paro registrado de mayo de 2018

Hacía tiempo que no hablaba del tema del desempleo, en parte porque requiere un tratamiento más amplio de lo que normalmente se hace (y he hecho) por los cambios en la estructura del mercado laboral, de los tipos de empleo (aumento de la contratación parcial) que deberían llevarnos a mirar los datos de múltiples fuentes para entender mejor tanto el empleo como el desempleo (entre la EPA y Contabilidad Nacional, como mínimo). Pero hoy justo haré lo contrario, que es fijarnos en un dato. Encima, el que menos me gusta: paro registrado. ¿Por qué? Por cómo se ha dado la noticia, desde la propia nota de prensa (copia en PDF) del gobierno en funciones, hasta cómo ha sido reflejada por los medios de comunicación (sobre todo los acríticos con el gobierno del PP, que son la mayoría de los principales).

Siga leyendo…

Día de las y los trabajadores: un día para reivindicar [Delicias D=a=]

El «Bloque crítico» está organizando actos en Delicias (Valladolid) relacionados con el día de los trabajadores, el Primero de Mayo (25/4 en Plaza del Carmen a las 7pm). Delicias, tradicionalmente un barrio de obreros y combativo, con el paso de los años ha caído en el mismo letargo que el resto de la sociedad, presentándose al mundo de forma individualista y consumista, donde el papel de «receptor de servicios» configura la identidad propia antes que, entre otras, la consciencia de clase. Delicias conjura actualmente las dos nuevas realidades de los trabajadores y trabajadoras del país: precariedad y desempleo (que se ceba particularmente en los jóvenes, en los inmigrantes y en otras minorías étnicas, colectivos amplios en el barrio) y una población envejecida (todos esos trabajadores que construyeron el barrio, hoy jubilados), en parte dependiente.

El Bloque Crítico (donde están sindicatos como la CNT y CGT, además de otras organizaciones de trabajadores como Bloque Obrero y Parad@s en Movimiento de Valladolid) ha consensuado una serie de reivindicaciones (el cartel que ilustra esta entrada) que, parece increíble, se muestran hoy como necesidades básicas cuando cualquier sociedad debería cubrirlas como punto de partida para la convivencia: [Continúe leyendo Delicias D=a=].

A vueltas con las estadísticas laborales

mercado de trabajo 2002-2014

Tres tipos de mentiras: las mentiras, las grandes mentiras y las estadísticas

En el debate del estado de la nación hemos podido asistir a un combate de medias verdades y desinformación según se iban tirando datos a la cara unos a otros, absolutamente descontextualizados, faltos de explicación y arbitrarios; cada vez que tenemos datos del mercado laboral (como el reciente del paro registrado) ocurre algo así, más cuando la lectura (los matices) que se hacen por los operadores sociales y políticos son lanzados al público sin vacuna alguna (y sin la menor explicación de qué es eso de paro registrado o lo que toque en cada momento).

Siga leyendo…

Informalidad y seguro de desempleo

Estos días una de las noticias que dio un poco la tabarra en los medios fue la «liberalización parcial» de las CTS (Compensación por Tiempo de Servicio) por parte del gobierno y esas bancadas que dan el visto bueno a cosas absurdas en paquetes libres de todo debate; lo pueden ver en diversos medios con reflexiones variopintas (Godoy, Davelouis, Alonso, entre otros muchos). Lo interesante es que la CTS la tienen cuatro gatos mal contados. La CTS es una suerte de seguro de desempleo que funciona bajo un sistema de capitalización individualizado (el trabajador tiene un depósito con su nombre y apellido en una entidad financiera y un dinero que él no toca -otros sí: la entidad financiera-). Es un sistema que está realmente lejos de ser universal (sin ir más lejos, todos los trabajadores de régimen general que tengan contratos a tiempo parcial inferior a cuatro horas diarias no tienen derecho).

Siga leyendo…

La ocupación sigue cayendo

Aunque nos quieran vender la noticia como positiva (ABC, La Razón), no lo es. Al menos no lo es al nivel que lo quieren hacer pasar. Cuando el paro (en números absolutos) baja y a la vez suben los ocupados, eso es bueno (y si suben más los ocupados que la bajada del paro, significa que hay más población activa, lo que también es positivo); cuando el paro baja y también bajan los ocupados, eso es malo (razón por la cual la tasa de paro es mayor ahora -por poco, superando el 26%-, con 69 mil parados menos). O, al menos, no es tan bueno como nos lo quieren enseñar; no es un signo de recuperación el que más gente vaya a la fila de los inactivos y que más familias tengan a todos sus miembros en el desempleo (en el interanual, poca más, es cierto), por favor. En fin, mejor que leer las noticias, vayan al INE para enterarse del tema del paro de la EPA y tal (nota de prensa, tablas nacionales y autonómicas).

Siga leyendo…

Menos paro pero muchos menos trabajadores

El paro registrado es el resultado de realizar una serie de exclusiones dentro de los «demandantes de trabajo» apuntados en las oficinas públicas de empleo a último día de mes; así, lo primero que se excluye son los «ocupados» -personas inscritas para mejorar su actual puesto de trabajo, lógico, no son desempleados- y luego a los que buscan «empleos específicos o con disponibilidad limitada», aunque estén sin trabajo -¿por qué? porque se consideran demandas muy especialitas, para decirlo de forma poco técnica-. Entre los demandantes «desocupados» se produce una nueva criba -se excluye a quienes buscan un empleo de corta duración, a quienes quieren empleos de algo menos de media jornada (lo cual no coincide con ese «fomento del tiempo parcial» que tanto dice el gobierno), distintos «tipos» de «estudiantes» (incluso mayores de 25 si aún no han trabajado, algo ahora habitual), las personas que el SPEE considera que han rechazado un «empleo adecuado» (que es cualquier cosa) y otros-, todo regulado en la Orden Ministerial de 11 de Marzo de 1985. ¿Por qué les suelto todo este rollo? Porque hoy toca la alegría gubernamental por los datos del paro registrado. ¡Ha bajado!

Siga leyendo…

Un optimista gobierno

No se me ocurre otra forma de decirlo. La variación intertrimestral del PIB, según el Banco de España (PDF), es 0,1%; la variación interanual (más importante que la anterior) es del -1,2%. De Guindos ya dice que este es el final de la recesión y el inicio del fin de la crisis. Hay que recordar que durante esta crisis ya hemos tenido periodos de crecimiento del PIB (de hecho el PIB durante el 2011 creció, muy poco, eso sí), y fue hasta irregularmente sostenido (en la interanual, tres trimestres consecutivos, en la intertrimestral fue salteado). Siga leyendo…

¿Qué cambio de tendencia dicen?

Desempleo TI 2003

Ya tenemos dato de la EPA del primer trimestre del año, como se esperaba, otro desastre. Y se esperaba, claro, por más que en el gobierno hablen de que se están «invirtiendo las tendencias», que la destrucción de empleo «disminuye». A mí me cuesta ver esos dos extremos. Sube el desempleo, baja la tasa de actividad (población en edad de trabajar que busca activamente empleo o ya está ocupada), baja la tasa de ocupación (que no sirve de mucho, pero ahí la tenemos), es que por bajar, sigue bajando la población entre 16 y 64 años (con la que Eurostat juega; algo que ya no tiene sentido cuando se quiere forzar la jubilación a los 67), pero esto último es lógico por tres fenómenos paralelos: el envejecimiento de la población española, el aumento de la emigración (de residentes en general, sin olvidar que el propio gobierno ha invitado a salir a los inmigrantes) y el parón en la inmigración (que se nota desde el 2009… al punto que hoy en España hay 683,5 mil personas menos en edad de trabajar con respecto al primer trimestre de 2009).

Siga leyendo…

Nuevas notas sobre los efectos de la reforma laboral

En las noticias de RNE se ha insistido en las palabras de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, sobre los contratos indefinidos de apoyo a emprendedores, noticia de hace tres días, en realidad, que se repitió harto como argumento contra la Huelga General (lo digo en serio). Supongo que tras la huelga se tiene que recordar lo «positivo» de la Reforma, y eso se hace en números y sensaciones, se insiste, así, en que si se ha destruido empleo, ha sido menos que sin la reforma (no lo dirán por los ERE, espero) y, en los números, se insiste en esa fórmula contractual. Pero hay trampa, claro.

Siga leyendo…

Va de cínicos

En Radio Nacional de España hoy entrevistaron a Cristóbal Ricardo Montoro Romero, portavoz del Partido Popular (PP) en la Comisión de Economía y Hacienda en el Congreso de los Diputados (a donde volvió en el 2008 tras su paso por el Parlamento Europeo, elegido por Madrid). Montoro tiene la difícil misión de echar para atrás los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de España hace nada, el PP presentó una enmienda a la totalidad y ahora una cincuentena (al menos) de enmiendas.

Siga leyendo…

Sobre el mercado laboral español y el de la UE

Algunas precisiones sobre las declaraciones de Mariano Rajoy el pasado miércoles, durante la cesión de control, y otras cuestiones anexas.

El miércoles hablé sobre lo mal que contesta Rodríguez Zapatero a las preguntas que le hacen, aunque me quedé un poco “extrañado” al escuchar a Mariano Rajoy decir «(…) pero España es el país de Europa con mayor tasa de paro, el doble de la media europea, de un millón seiscientas mil personas que perdieron su puesto de trabajo en Europa, un millón cien mil eran españoles» (sobre el cuarto minuto del vídeo), lo cual no es del todo exacto.

Siga leyendo…

Rajoy muy a la derecha, entre la demagogia y el racismo

«Hay 180.000 extranjeros cobrando seguro de desempleo y ya volvemos a tiempos pasados. Hay 20.000 andaluces que han pedido trabajo en la vendimia francesa, como hace muchos, muchos años.»
Mariano Rajoy

Mariano Rajoy ha soltado dos hechos que, independientes el uno del otro, son ciertos. El problema es que la forma en que declaró los mismos permiten inferir una suerte de causa-efecto que, o es pura demagogia de las patéticas, o estamos ante un brote xenofóbico en el líder de la oposición de la derecha española. Me preocupan los constantes deslices racistas tanto en el PP como en el gobierno del PSOE.

Siga leyendo…