Apple, El Comercio y las noticias

Muchas noticias son pura publicidad. No digo «publicidad ideológica», que para algo son sus medios, sino de esa que se hace a cambio de dinero. Que un medio generalista ocupe en un día siete noticias durante un día (como El Comercio ayer) sobre el lanzamiento de un producto de telefonía móvil, siempre para glosar lo maravilloso que es o para contar anécdotas («los memes en Internet», «las colas en Japón para adquirirlo», demostrando la expectativa causada) es, simplemente, increíble. Es curioso cómo se cubren los productos de Apple: nunca se señalan los cambios contradictorios de rumbo (Apple mantuvo que lo importante era una única experiencia con la máxima calidad, por eso había un único modelo a la vez, ahora hay dos, y uno en plan calidad media, y no es la primera vez que pasan estas cosas, con los MMS, con las tabletas de 7″, entre otros), solo se reproduce la versión oficial; y es extraña su relevancia sobre todo cuando hablamos de un producto consumido por una minoría (ya, segundo celular inteligente más usado, ¿pero cuánta gente -del total de usuarios de teléfono celular, por no hablar de todos los mayores de edad- tiene uno de esos bichos?). Ayer ya era noticia la decepción que supuso (no solo en medios económicos), para los inversores, los nuevos iPhones de Apple, y en El Comercio se olvidaron de ponerlo, por lo visto. Sí pusieron lo de «las burlas» por Internet, y también una noticia económica negativa de BB (con «tag» Apple e iPhone, eso sí). ¿Hoy lo harán? ¿Seguirán vendiendo el iPhone como lo han hecho anunciando los días de preventa, las condiciones de los contratos -en Estados Unidos, no en Perú, además- y el día de la venta oficial, sin decirnos nada de todo lo demás? Porque en El Comercio se anunció que era, el modelo notanbarato para América Latina y China, pero ya no dijeron nada de que en China ni es barato ni convincente ese modelo. EDITO: Sí que dijeron que el modelo no era tan barato en China. Claro que otras noticias negativas sobre Apple se leen poco en ciertos medios.

Nuevas condiciones: Tú nos perteneces

Estos días ando intentando convencer a un grupo de amigos, todos ellos grandes artistas, a que abandonen DeviantArt en favor de «su» propia plataforma, y si lo que quieren es seguir teniendo «algo así» les estoy ofreciendo la posibilidad de una comunidad usando MediaGlobin (para cuando salga el 1.0) donde alojaríamos proyectos comunes (aun inexistentes) y cada uno «su casa», una de las razones principales que esgrimo es que ahí se aplicarían «nuestras condiciones», no depender del capricho de un tercero sino del «capricho propio» (en este caso, del grupo), además de usar una herramienta federable (importante si quieres ser una alternativa a DA) y que va en contra de la centralización (MG permite redes descentralizadas que pueden estar conectadas con nodos individuales). ¿A qué viene esto? A las nuevas condiciones de uno de los servicios en línea más usados para compartir fotografías (con un pequeño sistema de edición mediante filtros) al margen o en paralelo con las grandes «redes sociales multipropósito».

Siga leyendo…

Contra las «marcas blancas», un berrinche

Si la gente quiere el producto X, y este existe en varios sabores (marcas), y una de ellas es más barata que el resto con, normalmente, una calidad o servicios extras algo inferiores (pero tiene una buena relación de calidad-precio), ¿por qué la persona decidiría en favor de una marca de renombre frente a la marca «blanca»? Normalmente por los extras, la confianza en lo conocido y, por supuesto, el estatus social que puede «transmitir» el uso de una determinada firma, pero en tiempos de vacas flacas eso ya se mira menos, y la marca blanca, que huye de ciertos intermediarios (son marcas que pertenecen al establecimiento que las vende, normalmente grandes superficies) permite disfrutar del producto sin gran dificultad.

Siga leyendo…

De Publicidad y reclamos

Ya me han leído muchas veces cargar contra la publicidad. Saben que no estoy contra la creatividad en la misma, sino contra las mentiras que sueltan con total impunidad. Una cosa es admitir cierta relajación en cuanto a la utilización de la exageración y otra muy distinta permitir la publicidad que lleva a engaños.

Siga leyendo…

Tarifas planas que no son planas – Publicidad y mentiras

La publicidad es el mundo de la mentira. No de «endulzar la realidad», sino de la burda y directa mentira. ¿Cómo se puede declarar «navega sin límites» mientras las condiciones a pie de pantalla (esas «obligatorias» que dan las condiciones reales de contratación para que con la publicidad no se les obligue a ofrecer lo que prometen pero no piensan cumplir) se lee «límite de consumo de 500MB/mes». ¿No les parece contradictorio decir «tarifa plana», «sin límites» y a la par marcar un bajo límite de consumo? ¡Es peor que las antiguas tarifas planas de la época de los modem de 56kbs, al menos en esas tarifas ondulares no había límite de descargas -más allá del límite de la propia banda-!

Siga leyendo…