Perú: aún contando y esos dos «Perús» [en D=a=]

Campañas presidenciales de 1980 a 2021 en Perú

Les invito a leer este artículo que he publicado en De Igual a Igual, el cual comienza así:

Lo que parecía una victoria segura del fujimorismo de Fuerza Popular con el 73 % contabilizado, ha pasado a ser una dura disputa entre las dos formaciones políticas, ahora por delante Perú Libre. ¿La razón? Las ciudades y la costa contaron más rápido. Lima (provincia) lleva casi desde el comienzo al 100 % contabilizado, y allí la diferencia entre las dos candidaturas es grande en favor de la ex primera dama Keiko Fujimori. En el interior del país, primero se ha contabilizado la zona urbana (donde anda más pareja la cosa) y luego el campo, donde Castillo simplemente ha tenido poca competencia. FJ ha estado haciendo proyecciones en Elecciones (la imagen que encabeza esta entrada es suya) y en su cuenta de TW, que les animo a ver.

«Perú: aún contando y esos dos «Perús»»

No ganó nadie… pero alguien ganará

ganadores I vuelta Perú

Hablar de las elecciones en Perú se vuelve difícil una vez se ven los resultados. Existe la tentación de analizar los votos según unos parámetros que suponen, en el fondo, que tanto quien ganó como la segunda opción más votada representan buena parte del electorado y eso está francamente lejos de la realidad. Al menos en buena parte del Perú. Si sumamos a Perú Libre (PL) y a Fuerza Popular (FP) tenemos que han recibido 4 655 514 votos, lo que supone el 26,28 % de los emitidos; entre los dos primeros lugares a duras penas se supera 1 de cada 4 votos. De hecho, FP tiene menos votos en primera vuelta que los votos en blanco. Ojo, que ese es un 26,28 % de los votos emitidos, si nos fijamos en el padrón electoral, tenemos que solo han recibido el apoyo del 18,41 % de la gente con derecho a voto. ¿Les parece que esos son números dignos para quienes se muestran como las representantes de las mayorías en Perú? Están muy lejos de serlo; de hecho, lo que vemos es una gran dispersión del voto en general (hay zonas que no es así).

Siga leyendo…

Elecciones en Estados Unidos: victoria demócrata (Elecciones D=a=)

Una victoria demócrata aún en disputa legal

En Estados Unidos el pasado martes 3 de noviembre se celebraron elecciones generales y muchas locales. Se renovaba parte del Senado y toda la Cámara de Representantes, además de las elecciones presidenciales.

Biden y Harris, del Partido Demócrata, han lanzado un discurso ganador tras superar los 279 votos electorales con lo que matemáticamente ya serían presidente y vicepresidenta respectivamente. Mientras tanto, Trump, el actual presidente y candidato del Partido Republicano, lleva denunciando fraude electoral desde antes de la jornada de votación. Se proclamó vencedor el martes y ha intentado que se pare de contar los votos.

[Continúe leyendo en Elecciones D=a=].

Andalucía: victoria pírrica del PSOE (en Elecciones – D=a=)

Con una participación baja (58%, 4 puntos menos que en 2015), el PSOE vuelve a vencer en las elecciones andaluzas, pero perdiendo votos y escaños y, posiblemente, el gobierno de la comunidad… una autonomía que lleva gobernando desde que existe. La ultraderecha de Vox entra con fuerza, obteniendo 12 escaños, según resultados oficiales al 99,9%. Siga leyendo en Elecciones – De Igual a Igual.

Generales en Italia: aún más dispersos [en Elecciones D=a=]

La gran victoria de los euroescépticos

Coalizione di centro-destra (Coalición de Centro Derecha, que de centro tiene más bien poco), donde participan Forza Italia (de Silvio Berlusconi), Lega (la refundada Lega Nord de Matteo Salvini), Fratelli d’Italia (de Giorgia Meloni), UdC y otros, ha ganado las elecciones italianas con 12 millones de votos que representan el 37,00% de las papeletas válidas, eso sí, con un doble sabor agridulce: no llegan al 40% (lo que les daría la mayoría absoluta) ni individualmente han ganado. Se produce, además, una sorpresa: la Liga de Salvini ha superado en votos a Forza Italia, de Berlusconi (17,41 frente a 14,03). En este partido, que aglutina muchas tendencias derechistas distintas, prima el euroescepticismo, desde el moderado de Berlusconi hasta el fuerte de Meloni. Salvini ya reclama que es su formación quien debe dirigir las cosas, viendo que han superado a la de Berlusconi.  [Continúe leyendo en Elecciones D=a=].

Elecciones al parlamento catalán (2017), jugando con los resultados [nota para Elecciones D=a=]

Durante toda la campaña se ha repetido que el «sistema electoral» en Cataluña «favorece a los nacionalistas», al punto que la propia Arrimadas, vencedora de los comicios, en su primer discurso soltó la perla que habían conseguido 37 escaños a pesar de ese sistema injusto, «copia del español». La candidata de Ciudadanos aseguró que con una ley más justa habrían conseguido más escaños, obviando que ellos están, actualmente, sobrerrepresentados en la cámara, ocupan el 27% con el 25% de los votos (los tres primeros partidos están en esa situación, luego lo veremos). Es lo que tiene aprenderse un discurso sin entender de dónde viene la queja. [Continúe leyendo en Elecciones D=a=].

Parlamento de Cataluña (2017): Victoria de «Ciudadanos» (al 93% escrutado)

Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (C’s) pasa a ser la primera fuerza política del parlamento catalán, pero no parece que sea suficiente.

En una situación cuando menos extraña, en un día nada habitual (jueves), se celebraron elecciones al Parlamento Autonómico de Cataluña. Una comunidad autónoma intervenida se vio abocada a elecciones anticipadas tras la declaración de independencia (suspendida inmediatamente por el propio gobierno catalán). La coalición que gobernaba (entre el PDECat y ERC) se disolvió. Entre tanto, el candidato presidencial de una de las formaciones fue puesto en prisión preventiva mientras que el otro se encuentra exiliado en Bélgica… Parece, en todo caso, que los bloques no se han movido mucho desde 2015. [Continúe leyendo en Elecciones – D=a=].