Tema laboral en los programas electorales 28A 2019 (de los partidos que se presentan en Salamanca)

En un tema anterior, coloqué todos los programas electorales, ahora voy a hablar un poco sobre las medidas en distintos apartados. Antes de comenzar, tres cosillas: a) verán mi opinión incluida dentro de todos los textos, esta es una lectura personal de los programas políticos, que si bien intenta ser «divulgativa» (contar lo que ahí ponen) es totalmente «subjetiva» (lo cuento desde mi postura); b) también es posible que alguna medida propuesta por algún partido no esté reflejada; puede ser porque me pareció que no significaba nada o porque se me escapó por completo; y c) el orden de los partidos es el de la proclamación en el BOE.

Siga leyendo…

Elecciones en Finlandia (elecciones D=a=)

Como pueden observar en la tabla, es casi un triple empate: los socialdemócratas de Antti Juhani Rinne, Suomen Sosialidemokraattinen Puolue (SDP), consiguen imponerse por la mínima, pasando del cuarto al primer puesto con una pequeña diferencia, colocándose como primer partido con 40 diputados de 200 totales (aunque está lejos del resultado con el que ganó la última vez, en 1999, con el 28.3% y 63 parlamentarios). Entre el veto dado por las otras dos grandes formaciones de derechas dado en 2017 a Verdaderos Finlandeses y la tradición de «grandes coaliciones», todo hace prever que Rinne, exministro en un gobierno presidido por la Coalición Nacional, pueda ser el próximo primer ministro. [Continúe leyendo en Elecciones De Igual a Igual].

Jugando con los resultados andaluces [en Elecciones D=a=]

elecciones

Uno de los lugares comunes tras las elecciones andaluzas que, finalmente, han supuesto la investidura de Moreno Bonilla (PP) como presidente de Andalucía, es que gracias a que iban por separado las derechas (PP, Ciudadanos y Vox) consiguieron sumar más. Esta afirmación se puede entender de dos formas, y se puede usar a Adelante Andalucía (la unión, entre otros, de Podemos e Izquierda Unida) como contraejemplo.

¿Qué entendemos con que si iban separados «ganaron más»? Acá he escuchado dos explicaciones distintas: una es que el votante desencantado con un partido como el PP (que ha perdido muchísimos votos) tuvo otros partidos de derechas con posibilidades reales de tener diputados para votar, así Ciudadanos (más «hacia» el centro) o Vox (más «hacia» la derecha) se presentaban como sustitutivos. De esta forma, el votante de derechas tenía a quién votar y podía ser movilizado. Si esta es la interpretación, nada que objetar. Es una afirmación atrevida pero posiblemente cierta. Acá es donde la unión en las izquierdas nos sirve como contraejemplo: que fueran en una candidatura en vez de permitir que se sumen los votos que cada una tenía por separado, ha supuesto una disminución fuerte de la presencia electoral. Nada nos permite pensar que por separado tendrían más votos (la otra fórmula «a la izquierda», el propio PSOE, cayó mucho), pero sí es cierto que una unión de partidos no produce una simple suma de sus votaciones anteriores.

[Siga leyendo en Elecciones – De Igual a Igual].

Andalucía: victoria pírrica del PSOE (en Elecciones – D=a=)

Con una participación baja (58%, 4 puntos menos que en 2015), el PSOE vuelve a vencer en las elecciones andaluzas, pero perdiendo votos y escaños y, posiblemente, el gobierno de la comunidad… una autonomía que lleva gobernando desde que existe. La ultraderecha de Vox entra con fuerza, obteniendo 12 escaños, según resultados oficiales al 99,9%. Siga leyendo en Elecciones – De Igual a Igual.

Elecciones al parlamento catalán (2017), jugando con los resultados [nota para Elecciones D=a=]

Durante toda la campaña se ha repetido que el «sistema electoral» en Cataluña «favorece a los nacionalistas», al punto que la propia Arrimadas, vencedora de los comicios, en su primer discurso soltó la perla que habían conseguido 37 escaños a pesar de ese sistema injusto, «copia del español». La candidata de Ciudadanos aseguró que con una ley más justa habrían conseguido más escaños, obviando que ellos están, actualmente, sobrerrepresentados en la cámara, ocupan el 27% con el 25% de los votos (los tres primeros partidos están en esa situación, luego lo veremos). Es lo que tiene aprenderse un discurso sin entender de dónde viene la queja. [Continúe leyendo en Elecciones D=a=].

Parlamento de Cataluña (2017): Victoria de «Ciudadanos» (al 93% escrutado)

Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (C’s) pasa a ser la primera fuerza política del parlamento catalán, pero no parece que sea suficiente.

En una situación cuando menos extraña, en un día nada habitual (jueves), se celebraron elecciones al Parlamento Autonómico de Cataluña. Una comunidad autónoma intervenida se vio abocada a elecciones anticipadas tras la declaración de independencia (suspendida inmediatamente por el propio gobierno catalán). La coalición que gobernaba (entre el PDECat y ERC) se disolvió. Entre tanto, el candidato presidencial de una de las formaciones fue puesto en prisión preventiva mientras que el otro se encuentra exiliado en Bélgica… Parece, en todo caso, que los bloques no se han movido mucho desde 2015. [Continúe leyendo en Elecciones – D=a=].

Sobre la re-re-reelección de Morales

Hace ya muchos años, en Costa Rica se abrió un camino curioso: una norma constitucional puede devenir en inconstitucional, apoyada (al menos en parte) en el Derecho Internacional. Explico un poco el caso: en 1969 se realiza una reforma rápida de la Constitución Política de Costa Rica en que se prohíbe tajantemente la reelección presidencial (para cualquier periodo, no solo la reelección consecutiva); en 2003, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de dicho país decide (sentencia n.º 02771/2003, PDF) que dicho precepto incorporado a la constitución es inconstitucional y lo declara nulo. ¿Con qué argumentos? Básicamente dos: una Asamblea Legislativa ordinaria, que realice una reforma parcial de la Constitución, no puede restringir los derechos fundamentales de las personas (en este caso: el sufragio pasivo); estos derechos solo los puede regular el Poder Constituyente, no un poder constituido. El segundo argumento es que ese límite impuesto vulneraría la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH, copia en PDF), en concreto, sobrepasaría los límites posibles determinados en el apartado 2 del artículo 23 sobre el apartado 1 de dicho artículo, esto es, que no se puede limitar los derechos políticos (sufragio) por ya haber ejercido un cargo (como nota interesante, la reforma del 69 es un año anterior a la ratificación de la CADH por ese país).

Siga leyendo…

Venezuela: baja participación para la constituyente [nota para Elecciones – D=a=]

El chavismo oficialista tiene un discurso victorioso del que no se baja, aunque le contradigan los resultados

El presidente Nicolás Maduro salió a declarar, tras los comicios para la Asamblea Constituyente, que había sido la mejor jornada electoral… ¿Cómo? ¿Con al menos 10 muertos en todo el país? (La oposición habla de 17, pero 10 están admitidos). Ojo, algunos de los casos «claros» de asesinatos se dieron con tiroteos desde motocicletas contra una manifestación. Si eso es «ganó la paz» y «tranquilidad» (que afirman desde el Poder Electoral), vamos mal con los conceptos. ¿Cómo puede ser «una de las participaciones más emblemáticas que ha logrado la Revolución Bolivariana en estos 18 años», que afirmó Maduro? Estamos hablando de un 41,53% de participación, menos de la mitad de los llamados a votar, veamos las dos últimas elecciones a la Asamblea Nacional: 2010, 66,45%; 2015, 74,17%. Es cierto que la participación fue mayor que en 2005 (las últimas elecciones boicoteadas por la oposición), donde la participación se quedó en el 25,26%; por lo visto, esta como la del 2005, al gobierno le da igual cuántos voten mientras le voten a su opción. [Continúe leyendo en Elecciones – De Igual a Igual].

Tres proyectos de reforma electoral

En realidad, en estos momentos, la comisión Constitución y Reglamento del Congreso de la República del Perú contiene muchos proyectos de ley que modifican el panorama electoral y de partidos, algunos mil veces iniciado (como el distrito electoral para los que vivimos fuera; en cualquier caso, la situación actual, que es que todos votamos como limeños, creo que carece de sentido), otros bastante novedosos… en fin, que hay bastante (contando el Código Electoral presentado por el JNE –Proyecto de Ley 01313/2016-JNE-), pero en este momento me quedo con tres: Proyecto de Ley 01565/2016-CR (copia PDF), Proyecto de Ley 01485/2016-CR (copia PDF) y Proyecto de Ley 01595/2016-CR (copia PDF). Dicho así, no significan nada. Claro. Vamos uno por uno y comento lo que vengo a contarles.

Siga leyendo…

Legislativas en Francia [Elecciones – De Igual a Igual]

Actualizo la entrada (19 de junio) para la segunda vuelta:

Tras los resultados de la primera vuelta, la segunda no trajo sorpresas: La République en marche del actual presidente tendrá una mayoría absoluta cómoda

Asamblea nacional francesa tras la segunda vuelta (2017)

Nuevamente, cabe destacar en primer lugar la baja participación: 42,64% (absentismo: 57,36%). En este caso, además, se suma con el alto número de votos en blanco y nulos (2,21% de los votantes, en esta segunda, el 9,87%, casi dos millones de votos). Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron puede ver la Asamblea Nacional y fijarse en sus más de 300 diputados propios o puede mirarla y saber que esa cámara no tiene representantes ni de la mitad de la población francesa con derecho a voto. Puede cuestionar por completo la representatividad o puede actuar como si tuviera la mayoría absoluta real de los ciudadanos. (Por sus declaraciones, hará lo segundo). [Siga leyendo en Elecciones – De Igual a Igual]. Siga leyendo…

Elecciones generales en Reino Unido, cuando la victoria es una derrota [elecciones D=a=]

El Partido Conservador de la primera ministra Theresa May fracasa en su pretensión de aumentar su mayoría absoluta, perdiéndola.

Los habitantes de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte no están especialmente acostumbrados a los parlamentos con mayoría simple; por la falta de disciplina de voto fuerte dentro de los partidos, ni siquiera les gusta tener mayorías absolutas «bajas». May apostó por unas elecciones anticipadas para fortalecer su posición dentro del parlamento británico, a fin de negociar mejor el Brexit con la UE, y aprovechar el pésimo momento de un partido Laborista que remontó espectacularmente. El sistema mayoritario tiene estas cosas, permite mejorar en votos pero perder escaños sin mucho problema, o lo contrario, incluso. [Continúa leyendo en Elecciones – De Igual a Igual].

Segunda vuelta en Francia: gana Macron [Elecciones D=a=]

Holgada victoria del candidato de En Marche! (EM!) con más del 62% de los votos a candidatos

La fascista Le Pen aceptó la victoria del socioliberal Emmanuel Macron cuando aún queda el 29% del voto por escrutar, pero la distancia es insalvable entre los dos contrincantes en esta segunda vuelta (quedan por contarse unos cuatro millones y la diferencia es de más de seis millones de votos). El exministro de Hollande se vuelve, de esta forma, el presidente más joven de la actual versión de la República francesa. Su movimiento, formado hace un año, tendrá el reto de conformar un grupo fuerte en la cámara. [Continúa leyendo en Elecciones D=a=].

A vueltas con la segunda en Francia

Existe cierta obsesión por parte de determinados medios (o los dueños de esos medios) para señalar a cierta izquierda institucional como la culpable de todo, sea por acción u omisión. Resulta al menos «curioso» cuando, en la gran mayoría de los casos, ni gobierna ni está cerca de hacerlo. Incluso es «culpable» de querer llegar al objetivo que tienen todos los partidos: gobernar. Ser la primera fuerza política. En el caso francés veo que se pone mucho énfasis en lo que dice y hace La France Insoumise, plataforma que quedó cuarta en los comicios. Se nos dice, con aire acusador, que Mélechon guarda silencio y que dos tercios de sus militantes se quedarán en casa mientras que solo un tercio votará por el candidato derechista Macron, con lo que serían responsables de no parar a la ultraderechista Le Pen.

Siga leyendo…

Primera vuelta en Francia: se desploma el PS

El Parti socialiste (PS), de François Hollande (actual presidente de Francia), con Benoît Hamon como candidato presidencial, se desploma hasta el quinto lugar con un 6,35% (algo menos de 2,3 millones).

Con el voto muy distribuido, el social-liberal Emmanuel Macron de la recién fundada Association pour le renouvellement de la vie politique, que se presentó con el nombre de En Marche! (EM!), se hace con la victoria con el 23,86% de los votos a partidos (algo más de 8,5 millones de votos). La ultraderechista Marine Le Pen, del Front national (FN), consigue que su formación pase a la segunda vuelta por segunda vez (su padre en 2002), aunque con el mejor resultado de su formación (casi 7,7 millones de votos, 21,43%, 3,5 puntos más que en 2012). [continúe leyendo en Elecciones – De Igual a Igual].

Elecciones generales en Países Bajos: dura caída del PdvA [en Elecciones D=a=]

Al 95% escrutado, el primer ministro Mark Rutte vuelve a ganar las elecciones al frente del Volkspartij voor Vrijheid en Democratie (Partido Popular por la Libertad y la Democracia, VVD).

Captura de pantalla de NOS

Se elegían 150 escaños para la segunda cámara de los Estados Generales de Países Bajos, esta es la que nombra al primer ministro neerlandés.El reparto es proporcional y se decide en una circunscripción única (esto es, todo el país). La participación fue superior al 80% y existe una fuerte dispersión del voto (sin ir más lejos, el partido ganador tiene algo más de un quinto de la cámara con el 21% de los votos). En la cámara habrá 13 partidos, 2 más que los actuales (entran el ultraderechista FvD y el socialdemócrata Denk).

El Partij van de Arbeid (Partido del Trabajo o Partido Laborista, abreviado como PvdA), segunda fuerza política durante muchos años y socio del gobierno, pasa a ser la séptima formación en el parlamento con 9 escaños (en el 2012 tuvo 38). [Continúe leyendo en Elecciones D=a=].