Cataluña: independencia declarada y suspendida por el mismo [en D=a=]

Este «proceso de independencia» de Cataluña, a ratos, parece simplemente un «cómo no hacer las cosas»

Cómo no hacer una transición. Cómo no realizar un referendo de independencia. Cómo no impedir un proceso de este estilo. Cómo no reaccionar y reprimir de forma absolutamente desproporcionada, dando más argumentos a tu contrario. Cómo no dar unos resultados oficiales de una consulta. Cómo no declarar la independencia (finalmente). Y, todo hace indicar, que también veremos cómo no se debería reaccionar en estos casos. [Continúe leyendo en D=a=].

Sobre el referendo independentista en Cataluña [nota en D=a=]

Tener la ley de tu lado no significa tener razón.

Cada vez que se dice (con razón) que la mitad de los catalanes han sido dejados de lado por esta convocatoria de un referendo de autodeterminación se olvidan que la otra mitad se dejaría de lado si no se convocara (por no decir que la mayoría, de lejos, está con el «derecho a decidir», siendo los bloques de sí/no poco monolíticos). Y es ahí donde ya tenemos una de las primeras dobles varas de medir. Es cierto, el Parlamento Catalán no tiene competencias para aprobar una ley que permita convocar un referendo de independencia. Como también lo es que el gobierno catalán no puede convocar un referéndum basado en una ley de esa estampa. Ambas normas (ya sea por vía ordinaria o por ejecución de sentencia), además, quedarán suspendidas en cuanto el Tribunal Constitucional acepte los recursos presentados por el gobierno de España. [Continúa leyendo en D=a=].

Sobre la posición de Ollanta Humala en el espectro

Ni es ni quiere serlo. Estos días volvió el debate con fuerza: ¿es Humala un izquierdista? (véase por ejemplo las columnas de Sifuentes y Tanaka). Pues no, no lo es. Él viene diciéndolo desde hace tiempo, e insistiendo en esa idea. Hacerse aliado electoral de algunos que sí lo son no le volvieron más que eso, un aliado (nada, acá no vale tanto el «dime con quién andas y te diré quién eres», sobre todo cuando las compañías son variadas, dispersas y fugaces). Ahora sus principales aliados son otros, y están todos a la derecha del espectro político (a los antiguos amigos ni el pan).

Siga leyendo…

Eso eso, otro 28 de julio

Hace muchos días, recuerdo, salió la noticia de cómo la municipalidad de Lima se iba a poner «dura» estas fiestas con el tema de las fachadas y banderas, sí, para las fachadas habría un perdón para las familias sin recursos (igual la multa no la podrían pagar), no una ayuda para pintarla, un perdón, que se vea que son pobres al no poder ni pagar la pintura ni la multa… Pero con las banderas nada, no había excusa, que son un puñado de soles para tener la bandera para toda la vida. No se cuestionó una de nuestras más absurdas leyes, esa que nos obliga a ser patriotas, a izar la bandera. Quien quiera que la ice, faltaría más, pero, ¿y los que no queremos? ¿Los que no nos sentimos representados por nación alguna? Así que nada, «celebrando» la independencia a Perú (y llorando la dura derrota de Alianza por el ATM), la vigésimo segunda tira de Igualito va de banderas (la anterior tira fue el final de la saga en las tierras de Canaán, hablando de muros y tal).

Siga leyendo…

Todos los años un 28 de Julio

Con determinadas celebraciones me repito más que un mal almuerzo, los 28 de julio y cercanos o los he dedicado a hablar sobre el mensaje presidencial o temas similares, o para hacer una breve revisión de lo que significa nuestra «independencia» (nótese las comillas) o las dos cosas. Acá les dejo seis artículos, dos escritos por las «fiestas patrias» y cuatro relacionados con el nacionalismo: «Sobre la «Independencia del Perú»» (07/2009); «28 de Julio: Nada que celebrar» (07/2007); «Por el derecho de quemar símbolos» (09/2007); «Sobre la obligación a ser patriota» (06/2008); «De banderas y fachadas» (07/2008); y «Lecturas: Nacionalismo y Anarquismo» (04/2009). Una vez repetido todo eso, volvamos a la programación habitual, ahora tocan discursos y demás…

¡De vuelta!

¿Echaron en falta este espacio? Lo dudo, pero igual. ¿Igual qué? Igual celebro la vuelta. Muchísimas gracias a FJ por el trabajo de recuperación de «Una Bitácora de Jomra», tras el desastre del Servidor (así, en mayúscula) donde solo se salvó De igual a Igual (es lo que tiene ser el ojito derecho del Servidor). Aun quedan cosas por volverlas a poner en su sitio (entre ellas la licencia, todas las imágenes de Garabatos) y algunas cosas acá y allá que se irán resolviendo (o no) poco a poco (o nunca). En fin, bienvenidos de vuelta a la Bitácora y esas cosas malas. Siempre pongo en este espacio enlaces a mis textos en la columna «Con Firma» de De Igual a Igual, algo que este mes no pude hacer, así que aprovecho esta entrada para poner todos.

Siga leyendo…

Sobre la «Independencia del Perú»

Mañana celebramos un nuevo aniversario de la declaración de independencia de Perú con respecto al imperio español, ojo, de la declaración, que la independencia se consiguió tres años después. Un 28 de julio de 1821, un tal José de San Martín, venido tras ayudar en la independencia de Chile, declaró: «El Perú desde este momento es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende. ¡Viva la Patria! ¡Viva la Libertad! ¡Viva la Independencia!», a partir de ahí nació nuestra obligación de ser patriota.

Siga leyendo…

Humalismo no se reconoce como de izquierdas

«En el mundo, el conflicto entre izquierdas y derechas terminó con la caída del Muro de Berlín. El conflicto es ahora con los efectos perversos de la globalización.» Ollanta Humala se sincera.

Hace ya más de un mes Carlos Mejía reflexionó, en la web del Partido Comunista Peruano (PCP), sobre «Los dilemas de la izquierda», en el que advertía que «la estrategia de llegar al ejecutivo y/o legislativo de la mano del nacionalismo humalista es una alternativa condenada al fracaso», e indicó con bastante tino que el «Humalismo (…) va a optar por moverse hacia el centro político en la expectativa de ganar en segunda vuelta» y la entrevista publicada en Perú 21 al líder humalista deja claro que Ollanta ni plantea ni quiere plantear una alternativa no ya socialista, sino de izquierdas siquiera.

Siga leyendo…

Chile y producción peruana

El presente artículo recoge un correo que mandé a la lista de mi promoción (del colegio), escrito como respuesta de un debate armado a partir de la columna de César Hildebrandt, «Compre peruano (¿dónde?)» (publicado en La Primera en febrero de este año), este texto iba seguido con una larga soflama anti-chilena que se centraba totalmente en los negocios chilenos en Perú, primero en los centros comerciales controlados por ellos, y luego anunciaba lo perjudicial que era para los peruanos además de indicar que todo era un proyecto geopolítico chileno para «conquistar» (no lo ponían literalmente, pero casi, incluso lo vinculaban con el diferendo territorial marítimo) Perú, seguido por una lista de marcas chilenas, o productos hechos en Chile (porque habían marcas suizas cuyos productos llegan al Perú hechos en Chile y eran tachados como «no aptos», así como marcas originarias en Chile que se producen en Perú y eran igualmente «vetados»). A esto respondí así (cambio los nombres de mis compañeros y modifico, eso sí, un par de cosas):

Siga leyendo…

La Nueva Broma de Aznar

Del Director de «Yo Sé Cómo Salir de la Crisis«, el productor ejecutivo de «Hilitos de plastilina», el director de «No hay dudas que ha sido ETA«, protagonista indiscutible de «El Régimen iraquí tiene Armas de Destrucción Masiva«, protagonista de «No Conduzcan por mí y a beber» guionista de «ETA lleva 40 años matando, el culpable es Zapatero«, coproductor de «Peras y Manzanas«, protagonista principal de «Contactos con el Movimiento Vasco de Liberación Nacional«, guionista del romance «Catalán en la Intimidad«, guionista de «Ni en montañas lejanas ni en desiertos remotos«, guionista y productor de «Caldo, Vacas y Cerdos«, protagonista de «Que los Musulmanes se disculpen» y producto de «PHN por cojones«, entre otras muchas perlas del humor político de nuestros tiempos, llega con nosotros la nueva obra maestra de José María Aznar, como Productor, Director, Protagonista y Guionista de: «El gobierno del PSE es gracias a Mayor Oreja».

Siga leyendo…

Dos artículos en D=a=

Una de las cosas que cambian con respecto a cómo iba llevando la bitácora es que ya no reproduciré acá ni parcial ni totalmente los artículos que suba en De Igual a Igual (salvo casos informativos puntuales), pero usaré estos «avisos» o «miniartículos» para «indicar» que he escrito en D=a=: «Comuneros castellanos: Dos mitificaciones contrapuestas» y «Un día de sol: Postales de Burgos», son los dos últimos que he publicado allá y no he «reproducido» acá.

Lecturas: Nacionalismo y Anarquismo

Un tema harto interesante, sobre todo para las regiones con más «nacionalismo», es la relación existente entre el nacionalismo y el anarquismo, y el porqué el nacionalismo, en términos generales, es visto como un movimiento reaccionario. El que se tome como sujeto de política a una construcción ficticia con una base más bien irracional es, para los anarquistas, una forma de olvidar al individuo y la lucha por emanciparlo de todo poder (porque los movimientos nacionalistas, aunque quiera la igualdad y libertad del hombre, busca la libertad de la «nación»). Pero no me extiendo más, que esto es una pequeña introducción para recomendarles dos pequeños libros sobre el Anarquismo y el nacionalismo.

Siga leyendo…

PP de galicia busca compañeros de cama

La política hace extraños compañeros de cama. No hay duda de ello. Y lo importante, como dijo un pepero asturiano, es ganar, no importa cómo o a qué coste, si no simplemente ganar. Y eso lo saben bien los que están en la llamada alta política, que son lo más bajuno que hay entre los seres humanos. Así pues, los políticos viven en un interminable te quiero pero te odio con los contendientes, en un «siempre estuvimos en guerra con Eurasia, nunca con Eastasia», en plan 1984. Y es lo que le pasa al PP con respecto a los nacionalismos periféricos, saltan de ser el demonio a los amados demócratas con una facilidad pasmosa.

Siga leyendo…