La Nueva Broma de Aznar

Del Director de «Yo Sé Cómo Salir de la Crisis«, el productor ejecutivo de «Hilitos de plastilina», el director de «No hay dudas que ha sido ETA«, protagonista indiscutible de «El Régimen iraquí tiene Armas de Destrucción Masiva«, protagonista de «No Conduzcan por mí y a beber» guionista de «ETA lleva 40 años matando, el culpable es Zapatero«, coproductor de «Peras y Manzanas«, protagonista principal de «Contactos con el Movimiento Vasco de Liberación Nacional«, guionista del romance «Catalán en la Intimidad«, guionista de «Ni en montañas lejanas ni en desiertos remotos«, guionista y productor de «Caldo, Vacas y Cerdos«, protagonista de «Que los Musulmanes se disculpen» y producto de «PHN por cojones«, entre otras muchas perlas del humor político de nuestros tiempos, llega con nosotros la nueva obra maestra de José María Aznar, como Productor, Director, Protagonista y Guionista de: «El gobierno del PSE es gracias a Mayor Oreja».

Aznar declaró: «Fue Jaime Mayor Oreja quien encendió la antorcha del constitucionalismo en el País Vasco; él y Nicolás Redondo plantaron cara al nacionalismo y pelearon por forjar una alternativa democrática y constitucionalista».

Por un lado, Mayor Oreja tiene poco de constitucionalista, es y será un personaje que considera el franquismo como una época de «extraordinaria placidez» que muchas «familias lo vivieron con naturalidad y tranquilidad» (supongo que la suya y las de los adeptos del régimen), y eso que el Partido Popular sí se sumó con el resto de fuerzas, en el 2002, en la condena al franquismo, pero por lo visto Mayor Oreja mantiene una posición personal, a la derecha de la derecha, que recurre a un inexplicable no es lo mismo y a la guerra civil (causada por el bando franquista) para señalar «diferencias» con el nazismo donde solo hubo «un bando», para él, durante cuarenta años de dictadura y represión, aun habían «dos bandos» (y al parecer, legítimos a partes iguales, no unos sublevados que, finalmente, perdieron la guerra civil iniciada como golpe de estado).

Oyendo hablar a Oreja uno piensa en cualquier cosa menos en constitucionalismo, más bien uno se retrotrae a épocas preconstitucionales. Además, Mayor Oreja es fuertemente nacionalista (es absurdo hacer una distinción entre nacionalistas vascos y nacionalistas españoles, llamando a unos nacionalistas, a secas, y a otros constitucionalistas).

Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo sí se presentaron diciendo que gobernarían en coalición, López, que en estos momentos casi casi ya está envestido como nuevo presidente vasco (lehendakari), y Basagoiti no, más bien jugaron al no sabe / no contesta, tampoco están gobernando en coalición ni siquiera han ganado (en término de votos) las elecciones (mas sí de escaños) y el gobierno del candidato del PSE-EE será en minoría (que está lejos de ser un triunfo conjunto, otra cosa es que el PP prefiera que gobierne el PSE-EE que el PNV, pero no tiene que ver ni con un proyecto conjunto ni con una idea compartida de país).

Lo de «alternativa democrática» es llamar al PNV como «no democrático», que es tan absurdo como los lloriqueos desde el PNV por perder el poder intentando quitar legitimidad al gobierno naciente en el País Vasco cuando encima ellos gobiernan por acá y allá en minoría sin ser la primera fuerza política ni en escaños ni en votos.

Si Mayor Oreja, en el mejor momento del PP, fue la antorcha de algo, fue del polvorín de su partido, que desde que él se presentó (y al no ganar la coalición PSE-EE – PPV se fue, un par de años después, al parlamento Europeo dejando el País Vasco), siendo el mejor resultado del PPV, no han dejado de caer. Basagoiti, que se quiere apuntar un tanto ganador, ha conseguido algo menos de 145 mil votos, esto es, menos de la mitad que Mayor Oreja en el 2001 (327 mil votos, en coalición con UA), lo cual se traduce en 6 curules menos que en el 2001, y eso que esta vez el grueso de voto válido es menor al estar las candidaturas de buena parte de la sociedad (6 – 8 %) ilegalizadas, y habiendo los mismos votado nulo. El PSE-EE en ese periodo ha ganado más de 62 mil votos (el bloque PNV – EA ha perdido unos 160 mil votos).

El PP sin dudas gana influencia (como la que saca en cara despectivamente a ERC, BNG, CiU, etc., en las Cortes), pero eso no quita que lleve años fracasando electoralmente en las autonomías con derecha propia, y pierde votos desde que pasó de ser fiel aliado de las derechas locales (1996 – 2000) a enemigo declarado de las mismas.

Mayor Oreja es de lo más reaccionario que tiene actualmente el PP en actividad política, ponerle como ejemplo de convivencia, democracia, no-nacionalismo y demás no es más que una mala broma.

Que el PSE-EE se alegre por su resultado electoral, que además le permite gobernar en el PV, tiene su aquel, pero que lo haga un PP en caída libre no deja de ser patético, manotazos de ahogado, ver a Basagoiti presentándose como gran triunfador retrata más bien su mal perder y que el PP vive en su universo paralelo.

2 comentarios en «La Nueva Broma de Aznar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.