Las guerras de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos de América, Donald Trump, justifica el aumento desmesurado en el gasto militar en que ahora Estados Unidos pierde guerras cuando antes era una potencia invencible. Alega que es falta de recursos y una política blanda (ambos puntos, por lo demás, falsos). Vamos a comenzar con un dato importante: Estados Unidos casi siempre gana. Esta es una constante a lo largo de su historia, donde cabe matizar y analizar mucho, claro (qué tipo de conflictos afronta, cuándo entra en los mismos, su papel antes y después y cuáles son sus aliados), pero acá vamos a simplificar todo de forma grosera y simplista.

Siga leyendo…

Cosas de Lee Los Lunes y un cuentito

El taller de Lee Los Lunes (llamémoslo así) va como debe ir… y pronto estará la tercera revista (bueno, «pronto»; mejor con comillas). En fin, hoy estuvimos actualizando la web, y al margen de toda la parte en que explico las perspectivas que aún no subo, ya estamos casi al día con las distintas actividades que hemos realizado. Una de ellas -en el cap. XIII– fue, con un final dado, escribir un cuento. Divertido (de veras), pueden ver los resultados de todos los participantes acá (contando el mío, que, además, reproduzco más abajo en esta nota). Por cierto, teníamos más finales (todos ellos escritos por Mtt); ¿se animan a escribir comienzos y nudos para todos esos finales? ¡Espero que sí!

Siga leyendo…

Siria: Sin el CSNU, no; con el CSNU, imposible

(Tira de hace dos años para graficar una nota sobre Libia.)

Una de las razones de la ONU –de su creación– fue la de poner límite al uso de la fuerza entre los Estados. Evitar, en otras palabras, una tercera guerra mundial. Antes la Sociedad de Naciones –impulsada por Estados Unidos, que luego no participó– nació con similar propósito y la II GM demostró que la tarea, de partida, era difícil. Así, la Carta de las Naciones Unidas limita, y mucho, el posible uso de la fuerza; no lo excluye, crea una suerte de órgano policial encargado de que los delitos contra la humanidad, los grandes crímenes, puedan ser combatidos, y para ayudar a los Estados que se ven atacados a defenderse. Así se inventan el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU en adelante).

Pues bien, los países que ganaron la II Guerra Mundial no estaban dispuestos a perder ni una pizca de su poder, y el poder se demuestra mediante la guerra –más en su concepción del mundo–, así que decidieron –para guardar los trastos– que serían ellos los que controlarían el Consejo de Seguridad.

Siga leyendo…

El soldado oruga

«Vista de oruga». Sentía el calor de la sangre escapándose de su cuerpo, el estruendo exterior casi no le dejaba escuchar sus ya débiles pensamientos. Ya casi ni parpadeaba. El sudor se mezclaba con el olor del barro, polvo, vómito, orina y excremento que inundaban el ambiente, al lado de la omnipresente sangre. Sangre formando lodo. Su propia sangre como cama de último reposo para él, como para tantos otros.

La batalla continuaba, él lo sabía, llevaba un rato en el suelo, esperando su final, recibiendo pisotones de soldados a pie y de caballos, no siempre con jinete. Vista de oruga, pero mal encuadre, todo estaba de lado. Solo podía ver por el ojo derecho, el izquierdo… ¿aún tendría el ojo izquierdo? No podía ver mucho, polvo y movimiento. Él intentaba recordar qué había pasado, cómo había llegado a besar el terroso suelo, y por qué carajo solo podía pensar en que lo que veía era un puñetero plano oruga… y cómo sabía que era eso. Antes del último suspiro tenía que recordar.

Siga leyendo…

Notas sobre el Tratado sobre el Comercio de Armas

Ayer se abrió el plazo de firmas del Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA; PDF). Es una buena noticia que ya más de 60 países lo hayan firmado (PDF)*, lo cual es el primer paso rumbo a la entrada en vigor de ese instrumento internacional (que requiere de cincuenta ratificaciones). El TCA fue adoptado hace un par de meses por la Asamblea General de la ONU en abril, con el voto favorable de 154 estados (entre ellos EE.UU., cuya postura con respecto a este texto cambió por el 2009), en contra tres (Siria, Corea del Norte e Irán), la abstención de 23 (entre ellos China y Rusia) y la ausencia de muy pocos (13). Un camino tortuoso iniciado en el 2006…

Siga leyendo…

Libia: Guerra interna e intervención internacional

«En Libia la situación desborda las previsiones originales: Lo que comenzó de forma parecida (pero no igual) a las revueltas más o menos populares en Túnez y Egipto se convirtió pronto en una verdadera guerra civil, el gobierno del dictador Muamar el Gadafi no dudó en bombardear a su propio pueblo y perdió el apoyo de parte de su propio gobierno y de muchos de los líderes tribales que lo sustentan, el ejército se rompió lo suficiente para permitir a una facción tomar el control de una serie de ciudades más o menos importante, y Gadafi a la cabeza de su criminal gobierno contestaron de la única forma que saben: Con las armas. Bombardeos y tomas de ciudades se han sucedido todos estos días, mientras que el pueblo llano sufre y muere bajo las bombas y balas.» Continúe leyendo en De Igual a Igual.

¿Qué pasa en Afganistán?

Elecciones amañanadas en que gobiernos cómplices deciden usar las mismas para derrocar al antiguo amigo… Y más, eso es lo que pasa en Afganistán. Un pequeño artículo para De Igual a Igual: «¿Qué pasa en Afganistán?». Espero que les guste. (A todo esto, es una suerte que el toda la producción fotográfica del gobierno estadounidense -de sus fuerzas armadas- estén en dominio público, y asusta en cierta medida que consideren una imagen de propaganda positiva y buen servicio una genial foto de un francotirador en media ciudad.)

Segunda Guerra Mundial

Hoy se cumplen 70 años del inicio de la invasión de Polonia por parte de Alemania, que se considera el pistoletazo inicial de la segunda gran guerra del siglo XX. No era el primer país invadido por el gobierno de Hitler, y ya llevaba dos años de abierto el Frente de China (que se inició con la invasión de Manchuria por parte del Imperio de Japón en 1937), pero sí fue, la invasión de Polonia, un hecho que indignó a otras potencias mundiales, Francia y Reino Unido, para que levantaran la voz contra la Alemania nazi y comenzaran los ultimátum, que acabaron en una gran guerra mundial. En De Igual a Igual recordamos esta fecha con un especial, dentro del cual pueden encontrar: «Recuerdos del inicio de la Segunda Guerra Mundial», de Abraham Kotler (una frase: «Cuando se inició el ataque a la URSS en lo que los nazis llamaron la invasión relámpago en 1940, dejó de llegar correspondencia de los familiares de mi madre y nunca más supimos de ellos»); «¿Por qué se usaron dos bombas y no sólo una?», de Francisco Javier Rodríguez Arias; «“No hemos aprendido nada del horror de la guerra”», de Rubén Isidoro Kotler; y «La guerra que no acabó», firmado por mí.

¡Nos conquistan los marcianos!


(La Guerra de los Mundos, emisión de RNE3 del guión de Orson Wells en que adaptó la obra de HG Wells del mismo nombre -30/10/2008, 1 hora de duración-.)

Tal día como hoy, hace 70 años, Orson Wells emitió por la radio (CBS) una adaptación de la obra de Herbert George Wells «La Guerra de los Mundos» (de 1898), y causó tal impacto que, diciéndolo en claro, la gente tragó con la historia y el terror se expandió entre unos radioyentes que sí dieron crédito a la invasión extraterrestre novelesca de nuestros vecinos del cuarto planeta. El poder de los medios sin querer queriéndolo quedó patente, lo que todos ya sabían fue, hasta cierto punto, parodiado por ese falso noticiario, que resultó tan creíble que los neoyorquinos sufrieron realmente una invasión, al menos la ansiedad que produce la misma.

Siga leyendo…

Georgia, Osetia del Sur e instituciones internacionales

Desde hace unos años la actitud disuasoria de las Naciones Unidas para evitar que se emprendan nuevas guerras es inexistente. Si antes su labor era más que limitada, hoy por hoy no sirve. Y el que se haya acabado la guerra fría, en vez de tranquilizar al mundo con un periodo de paz sin amenaza de una guerra global, ha significado el intercambio de cromos entre la potencia casi hegemónica y la potencia militar corrupta nacida de los deshechos de la Unión Soviética. Y cuando pueden, reavivan sus roces internacionales con forma de guerras.

Siga leyendo…

La guerra contra Iraq, esa gran mentira

Desde esta bitácora siempre he mantenido que la guerra en Iraq se basó en mentiras, muchos de los responsables decían «en ese momento pensábamos que era cierto, que Iraq tenía armas de destrucción masiva» aunque todos los hechos públicamente conocidos desmentían esa información. Poco a poco nos hemos ido enterando de que ellos no sólo sabían que estaban mintiendo, sino que incluso manipularon a sus servicios de inteligencia para mentirnos a todos nosotros.

Siga leyendo…

Se burlan de nosotros, se ríen de los muertos


publicado originalmente en De Igual a Igual

Debe ser eso, un juego en que se ríen de nuestra inteligencia, en nuestra cara, se entretienen viendo quién consigue el titular con la mayor burrada, con quién puede evitar ver la realidad en sus manifestaciones en público. Porque decir que la situación en Iraq es muy buena cuando la gente muere un día sí y otro también en tal cantidad que ya casi ni es noticia, para que al poco salga el otro y asegure, sin ruborizarse ni carcajearse, que Iraq fue una importante victoria estratégica contra el terrorismo, cuando días atrás su propia administración admitía que Iraq no tenía nada que ver con el terrorismo internacional, sólo puede deberse a una extraña competición entre líderes mundiales en un absurdo juego de realizar la mentira más grande o hacer como si desconocieran la realidad…

Siga leyendo…