Un presidente que echa la culpa a los trabajadores

1 de mayo IgualitoDía internacional de los trabajadores. No es lo mismo que «día del trabajo», conmemoramos la lucha de la clase trabajadora, recordamos a los mártires de Chicago, no del «trabajo». No es lo mismo… Cuando manipulamos las fechas nos podemos permitir el lujo de dar premios a los empleadores «por el día del trabajo»… en fin, vamos al lío: Pedro Pablo Kuczynski, presidente de la República del Perú, no se le ocurrió mejor idea que «repartir las culpas» entre los trabajadores y los empresarios a la hora de analizar la realidad precaria del trabajo en el Perú.

Siga leyendo…

Elecciones peruanas: temas laborales

Prometiendo empleoUn tema que me interesa especialmente (y para mí define buena parte del voto que daré) es el laboral, cómo se abordan los derechos de las y los trabajadores y cómo se perfilan las relaciones con los sindicatos. Es interesante ver que la principal fuerza de izquierdas, la verdad, no lo está haciendo del todo bien en este plano (lo de los «candidatos para representar a los trabajadores» suscitó, diciéndolo en bonito, dudas). En esta entrada intentaré repasar los 14 planes de gobierno que continúan en la contienda electoral sobre este punto (como ya hice con el tema de la mujer*).

Siga leyendo…

Sobre los sindicatos y el sindicalismo


Desde la OIT más de una vez se ha alertado de que en Perú no se respeta la libertad sindical, y este gobierno no hace mucho para cambiar la situación, más bien todo lo contrario. Si nos fijamos en los medios de comunicación masivos en nuestro país, nos encontraremos con una realidad antisindical mayoritaria, en pocos medios tienen cabida consideraciones positivas por la labor de las organizaciones sindicales, mil y un veces insultadas y retratadas como criminales. La política desde el Estado ha sido la represión, la propia constitución peruana es limitativa del derecho sindical. ¿Que los sindicatos y el sindicalismo tienen una opinión pública bastante contraria en Perú? Sería raro que fuera lo contrario, y los compañeros de las distintas centrales luchan día sí y día también para mostrar lo que es el sindicalismo de clase: Lucha y solidaridad.

Siga leyendo…

Sobre la marcha de CGTP para apoyar al gobierno

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) es el sindicato de clase más importante de nuestro país, de ella depende, en gran medida, la capacidad política de presión de los trabajadores del país (y por ello durante años se le ha atacado tanto, justamente para que, como institución, no sirva). Apoyó de forma clara al candidato a la presidencia, hoy máximo mandatario del Perú, Ollanta Humala, algunos de los dirigentes y miembros del sindicato incluso fueron en las filas de Gana Perú para el Congreso (ninguno salió electo). Y se supone que la postura es de «apoyo crítico» (se aplaude a un viceministro de trabajo pero se repudia al Ministro del ramo, por ejemplo). Pero, en cambio, la CGTP parece que olvida que el gobierno de la nación y el sindicalismo que ellos representan no son lo mismo.

Siga leyendo…

¿Y el plano laboral en el gobierno de Ollanta cómo quedará?

Ollanta Humala rotoscopiado
Mientras la aprobación de Ollanta Humala cae según El Comercio (impresionante, y todo esto antes de asumir el gobierno), todo por el tema del hermanísimo, y medios como El Comercio siguen fijando su atención básicamente en quién será o el próximo Primer Ministro o, lo que parece más importante, el próximo Ministro de Economía, a mí me sigue preocupando quién puede llevar la cartera de trabajo (y otras como Educación). Cada día que avanza la transferencia, que salen posibles nuevos ministros, que se ven los lineamientos del próximo gobierno, parece, y digo parece, que es un todo cambia para que nada cambie. Que los actores del renovado gabinete ministerial que acompañan a Ollanta sean los mismos que hemos visto los últimos 10 años no es precisamente una buena señal, sobre todo en temas sensibles como la economía, educación o el tema laboral.

Siga leyendo…

García: haciendo lo que no debe

La legislación electoral es clara: «A partir de la convocatoria de las elecciones, al Estado le está prohibido, a través de publicaciones oficiales o estaciones de televisión o imprenta, públicos o privados, efectuar propaganda política en favor o difusión de información en contra de cualquier partido, agrupación independiente o alianza.» (artículo 192 de la Ley Orgánica de Elecciones, Ley Nº 26859, aplicable según la DCyT Primera de la Ley Nº 26864 de Elecciones Municipales). El Estado no puede posicionarse en contra de una opción política, el Presidente, como jefe del Estado, es el representante del Estado, ¿qué rayos hace García diciendo cosas como esta: «No entreguemos la Educación a intereses sindicalistas»? Y seguimos con el «y vienen los rojos».

¿Huelga política? ¡Si es contra una bajada salarial!

«Si esta no es una huelga política, que baje dios y la vea». Esperanza Aguirre sobre la huelga del Metro de Madrid por una bajada por decreto de lo salarios de los trabajadores (que no son funcionarios, por cierto, ya que Metro de Madrid es una Sociedad Anónima). ¿Desde cuándo protestar por la inaplicación de un convenio colectivo y por una bajada de sueldos se considera «huelga política»? Desde que la Derecha quiere, básicamente. Nadie del PP dijo que la huelga del pasado 8 de Junio, de los funcionarios contra una medida similar, era una «huelga política» que buscaba «derribar un gobierno legítimo», como soltó ayer Esperanza Aguirre, hasta se mostraron «comprensivos» con los huelguistas, aunque dijeran que «no era el momento», más de un líder del PP afirmó que si él fuera funcionario sí haría huelga ese día, ¿por qué es «huelga política ilegal» si es contra un gobierno del PP y no contra el central del PSOE? Y lo que piden los trabajadores, el que se mantenga su salario tal cual fue pactado, no va contra una obligación legal de obligado cumplimiento para Madrid (tras el tijeretazo del gobierno central), ya que, como se ha repetido y mucho, este recorte salarial no afecta a los trabajadores de las corporaciones mercantiles de las que es propietaria la Administración, por ello el Estado NO lo ha aplicado a las empresas públicas de Derecho Privado, si lo ha hecho la Comunidad Madrid es porque le ha dado la real gana a su gobierno. Además, es ilegal ir contra el Convenio Colectivo.

Sobre la subvención a los sindicatos

Diría que estoy impresionado, pero no es así, ya sabía de su capacidad para tergiversar los hechos, total, no puedes dejar que la realidad te quite un bonito titular. Varios diarios (La Razón, ABC, Libertad Digital, etcétera) se han hecho eco de que el día de ayer se convocaron subvenciones para las organizaciones sindicales en proporción a su representatividad, más que de la convocatoria en régimen competitivo se habla de «regalo» del gobierno «después» de anunciar el recorte en favor de los sindicatos. No es verdad, al menos, no es «toda la verdad», y los hechos que no se dicen sí son trascendentes. Es cierto que se publicó ayer (véase acá la medida), pero no se tomó «después» de anunciar las medidas, en realidad, la resolución es del 3 de mayo de 2010, y es una subvención que se convoca todos los años, que no depende de la arbitrariedad del gobierno (le doy tanto a mi sindicato amigo, y al que no lo es ni el pan) sino que depende del número de delegados que cada sindicato saque en las representaciones unitarias de los trabajadores en los centros de trabajo (de elecciones, eso que Rajoy no conoce dentro de su partido) al igual que las subvenciones a las organizaciones representativas de los empresarios (las patronales como la CEOE también cobran subvenciones para pagar dietas como las de desplazamientos, para sufragar su estructura -trabajadores, oficinas, etcétera- y demás, también cobran por temas como la formación, igual que los sindicatos). En este sentido, y esto voy a reconocérselo, cuando Rajoy habla de quitar esas subvenciones también menciona las que van a las patronales, pero eso jamás lo recogen medios como ABC, Libertad Digital o La Razón, que se quedan en la parte de «partidos políticos y sindicatos» (Rajoy deja para el final siempre a las organizaciones patronales, no sea que no se pueda recortar de la cita textual). O se dice todo o no se dice nada, las verdades a medias también son mentiras y pretenden manipularnos.

Funcionarios y solidaridad de clase

«Increíblemente una de las medidas que más resistencia ha causado por unos ha sido aplaudida en secreto por otros ha sido el anuncio de la bajada de salarios de los empleados públicos, que se sonríen pensando que ya les tocaba pagar algo a ellos también, la envidia que les tiñe mancha el firmamento de la postura contraria al tijeretazo del gobierno de Rodríguez Zapatero, que dice ser socialista y obrero, ambas palabras tan lejanas a la práctica diaria de su ejecutivo.»

Continúe leyendo en De Igual a Igual (y vea la tira completa, claro).

Sindicatos de oficio y sindicatos de clase: De Perú a España y viceversa

El estallido de los conflictos laborales en las ONG peruanas ha puesto sobre la mesa, una vez más, la necesidad de que los trabajadores de dichas entidades se organicen y defiendan sus derechos laborales (que hay que empezar por casa, señores de oenegés), no es una necesidad nueva, claro, ya se ha intentado antes y se sigue intentando (pueden verlo en la bitácora del «Sindicato Nacional de Trabajadores en ONGs y afines»), solo que ahora (tal vez y por lo que veo y leo) existe más consciencia de su necesidad por parte de los trabajadores (hay cierta idea de «sacrificio» entre los trabajadores en favor de la causa de la ONG que, sin dudas, es encomiable, pero no debe mezclarse con el «que se salten la legislación laboral conmigo», que termina siendo lo que pasa).

Siga leyendo…

Remuneraciones y convenios colectivos

No sé cómo comenzar esta reflexión en voz alta realmente, ni hacia dónde la quiero llevar… Se dice que a igual trabajo debe corresponder igual salario, parece lógico. Se dice también que los convenios colectivos son la expresión de la autonomía colectiva y el medio más correcto de articular las relaciones laborales para que: a) se adapten a cada sector productivo mejor de lo que lo haría una imposición desde el Estado (siempre más lento); b) puedan equilibrar, mediante la fuerza colectiva, al trabajador con el empresario (jurídicamente el dominador en la relación, y no hablemos de la realidad).

Siga leyendo…

La necesidad de salir a la calle

¿Salimos o no salimos a la calle? ¿Cualquier consigna vale para llenar la calle? Para De Igual a Igual: «La necesidad de recuperar la calle. Pero no a cualquier precio, no con esas consignas…». Sobre la manifestación de ayer y las consignas que sacaron a las dos centrales sindicales principales a la calle.

7 de Octubre: Jornada mundial por el «trabajo decente»

Por segundo año la Confederación Sindical Internacional (CSI) celebra el siete de octubre una jornada mundial de manifestaciones en favor del «trabajo decente» (sobre el tema pueden ver: comunicado de prensa y PDF con información básica sobre la campaña remitido por la propia CSI y «Salario vital es componente clave del trabajo decente» en la FITTVC). Lo primero que urge es una definición de «trabajo decente» para saber por dónde nos movemos y así apoyar (o no) las manifestaciones (al margen de, como señala Carlos Mejía en Bajada a Bases, las agendas propias de cada sindicato que sacarán hoy a la calle, que pueden ser incluso más interesantes que la propia reivindicación de «trabajo decente» -por cierto, da enlaces interesantes, y no estoy de acuerdo en que toda crítica a esta jornada sea ignorancia disfrazada de radicalismo, aunque claro, imagino que se refiere a las críticas que él ha recibido, y no a todas en general-).

Siga leyendo…