Un gabinete que da pena

Tras la dimisión del presidente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, Martín Vizcarra Cornejo, hasta el momento Primer Vicepresidente de la República del Perú, asumió la jefatura del Estado. El nuevo presidente tenía que conseguir un equilibrio difícil: que los detractores de PPK le dieran un tiempo y, además, que los favorables al ya expresidente no le dieran la espalda. Se hablaba bastante de un gabinete de conciliación nacional, de amplio espectro o lo que fuera; o tal vez mejor un perfil «técnico» y «bajo» (un ministro siempre es un político, querer ver un «perfil técnico» es obviar la ideología que sustenta la técnica). La verdad es que teniendo en cuenta lo veletas de los políticos peruanos y otras cuestiones, lo que se pedía era una sopa de segundas espadas o similar, no podemos olvidar que si hablamos de espectros políticos, ideológicamente PPK está increíblemente cerca del fujimorismo que lo tumbó.

Siga leyendo…

Con votos y sin confianza (real)

Una pequeña nota de prensa, por lo visto, fue todo lo que necesitó el PPC para cambiar el sentido del voto. Ya saben, no hay como decir «verde» para que dicho color sea verídico y palpable. Así que, con esa advertencia cromática, ya podemos dar por hecho, al menos en principio, que la primera dama, Nadine Heredia, no influirá nadita en este gobierno de gabinete con confianza recién ganada. Por los pelos. Ollanta Humala respira tranquilo.

Siga leyendo…

¿Es posible el cambio jugando con las mismas fichas?

Al lado de Bush cualquiera es bueno, dicen los más optimistas…

Obama ha comenzado a gobernar, falta mucho para que reciba, oficialmente, el poder del país que, guste o no guste, manda en el mundo en todos los campos, el Imperio, como muchos le llaman no sin razón. Barack Obama, ese negro que no es negro, se presentó a unas primarias con el discurso de cambio pero sin programa que lo sustentara. El «Sí Podemos» (como nuestra selección peruana) fueron su punta de lanza, su único, casi en exclusiva, argumento, favorecido por lo mala que ha sido la gestión republicana, pero sin marcar verdadera distancia entre sus políticas y las de sus contrarios (sólo hay que escucharle hablar de Irán para recordar lo que es, lo que representa). Y sí se pudo. Y ahora todo mundo espera un cambio de verdad. Pero Obama ha comenzado su partida con muchas de las fichas de Clinto…

Siga leyendo…

Crisis ministerial

[[Publicado originalmente en De Igual a Igual]]

El gabinete en pleno presentó su renuncia ante la avalancha de acusaciones y la inminente censura por parte de la práctica totalidad de las bancadas del legislativo, dispuestas a votar en común para echar a Jorge del Castillo por sus posibles implicaciones en el macro caso de corrupción relacionado con unas concesiones petroleras donde militantes del APRA en distintos puestos gubernamentales están fuertemente implicados e implicaban a unos cuantos ministros, entre ellos al propio Primer Ministro. Alan García ha aceptado la renuncia en pleno del gabinete, aunque no reemplazará a todos los ministros.

Siga leyendo…