La normalidad de los encuentros

Y las cabezonerías que los destrozan. Algo bueno de Rodríguez Zapatero es que trata, al menos en cuanto a lo formal, bien a los presidentes regionales, creo que a ninguno le ha negado cita para verse, y eso ya le honra (es que los ejemplos pasados eran malos), por supuesto, son encuentros diplomáticos en el mayor de los sentidos, aunque se den dentro de un mismo país, son encuentros de los jefes de sus pequeños territorios, a sabiendas, por parte de Rodríguez Zapatero, que él tiene la última palabra (con lo cual la horizontalidad aparente se vuelve en verticalidad real, igual que en los encuentros diplomáticos). Ibarretxe y Rodríguez Zapatero se han encontrado en la Moncloa, cita necesaria en que Ibarretxe le iba a contar su nuevo (y reluciente) plan.

Al igual que en los encuentros diplomáticos (los comunes y corrientes, los del día a día), el debate terminó como empezó, ninguno se ha movido un centímetro de su postura inicial. Desde el PNV, días y semanas atrás, se defendía la existencia de un espacio para el debate entre los dos presidentes (uno de los vascos y el otro de todos -ambos en teoría, al final cada cual representa a los que representa-), desde filas socialdemócratas la pregunta estaba en el aire «¿Qué espacio puede haber?«, decían. La cosa estaba clara, RZ había dicho que nanay de referendos sin su autorización e Ibarretxe insistía que con o sin la autorización española llevaría a cabo la consulta. La cosa ha terminado igual, el Lehendakari insiste en realizar la consulta (mejor digamos consulta, que si decimos Referéndum caemos en un problema competencial).

Ibarretxe, que no es tonto (por más que lo digan), sabe que el Referéndum debe ser autorizado por el gobierno (sé que lo sabe, debe saberlo, tiene juristas buenísimos asesorándole), por eso insiste en un «un pacto político, un Downing Street a la vasca» y celebrar un referendo conjunto entre el gobierno español y el autonómico en el 2008. En realidad, si supiéramos qué quieren preguntar y con la debida autorización del Congreso, siempre a sabiendas que no es ni puede ser un referendo vinculante, esto es totalmente posible y legal (ya hablé del tema jurídico en su momento, pueden leerlo acá). Ibarretxe insiste en que esto es el inicio de una negociación, no el final. Pero nos toma por ingenuos, es una negociación a marchas forzadas, si la consulta se celebrará el 25 de Octubre del próximo año, si se respetan plazos de convocatoria y demás, hay menos de un año para negociar. ¿Esto es posible? Recordemos que los ritmos en España son, cuanto menos, lentos. El presidente del País Vasco ha realizado una jugada inteligente (en Política), está forzando un debate nacional sobre lo que él desea para el País Vasco, y una negociación política entre los jerarcas. Tal vez ha errado en acortar tanto los tiempos, es imposible un debate serio cuando la amenaza de que todo acabe mal está a menos de un año vista. Pero claro, ahora muestra una firmeza que le dará buen rédito electoral a su partido en los inicios de 2008, esto es, en las próximas elecciones generales en las que el PNV participa y suele ser, a la hora de formar gobiernos de minorías, importante (y esto lo sabe el PP, que gobernó con ellos entre el 96 y el 2000).

Rodríguez Zapatero no quieren que le pisen el impulso reformista en España, él se alza como el que favorece a una descentralización y desconcentración inacabada, y le fastidia, y mucho, cuando no controla los tiempos. Le pasó con el Estatuto Catalán y bien que se la jugó a los compañeros de gobierno para tener un texto más acorde a las necesidades tanto de su partido como de, supongo, su proyecto final. Tampoco quiere ser débil y, en este juego de competencias (donde, si miran alguna vez las sentencias del TC, verán que todos participan) el Estado no quiere perder, así que recuerda lo obvio, el Referéndum es competencia del presidente y el Congreso. Y ahí queda eso. No le gusta nada que el debate tenga un final tan claro y tan cercano, no le gusta la amenaza velada.

El debate en cancha de jerarcas y tecnócratas

¿Se han fijado que no hay participación ciudadana? Ibarretxe plantea la posible consulta como el «inicio», pero ya el saber qué se debe preguntar es parte del final, o el final del primer episodio del debate o reforma. Pongámoslo en tres episodios: debate previo sobre lo que se quiere, y por tanto, sobre lo que se preguntará, y en su caso, posibles caminos a seguir en cada uno de los posibles proyectos, este episodio termina con el referendo. A la luz de la respuesta dada por los ciudadanos en el referendo o consulta popular se debería actuar en una construcción que ayude al consenso de más gente que la que opinó sobre dicha opción -salvo cuando el resultado final sea «quedarnos como estamos»-, para hacer comprehensiva la opción resultante, una vez terminado dicho proceso (que puede ser o regional o nacional, no olvidemos que según lo que se pregunte podemos estar ante una reforma constitucional al cambiar profundamente el modelo de las autonomías -no, no caben estados libres asociados en la España autonómica, esto es, realmente el primer Plan Ibarretxe no era constitucional-) pasaríamos a otro referendo (hay que ir preguntando) con el que se concluiría el segundo episodio. El tercero es la ejecución conjunta del resultado final. En la misma se debe plantear una construcción popular para no dejar a nadie (o a los menos posibles) fuera del proceso.

Esto suena hasta apetecible, aunque el resultado final fuera un leve cambio del Estatuto de Autonomía del País Vasco para darle competencias directas al lehendakari para que realice consultas populares en su territorio dentro de sus competencias (algo que el actual Estatuto no le da), sería un cambio participativo. Pero en España, como en el resto del mundo jerarquizado, las cosas funcionan distinto.

El debate se ha planteado, como hemos visto ayer, entre líderes ejecutivos. Esto es, entre el presidente del Gobierno y el Presidente del País Vasco. No hay espacio para los ciudadanos. El PNV es lo que es, un partido de derechas que realmente cree muy poco en los ciudadanos (como todo partido de derechas que se precie de tal), donde las jerarquías están para algo y donde hay una voz cantante y mucho coro, pero jamás permitirá una construcción social de abajo a arriba. Y esto le viene bien al ejecutivo español, que prefiere que las cosas queden en personalismos, pues así es mucho más fácil desoírlas. Qué difícil sería negarse a debatir algo en el Congreso si viniera, previamente, de un debate popular en el País Vasco, y hablo sólo de debatir, no ya de negar o aprobar. Pero si viene de Ibarretxe, con nombres y apellidos, es muy fácil tacharlo y descartarlo. Nada impediría a RZ autorizar la consulta (porque puede hacerlo), previa aprobación por el Congreso, pero prefiere no enfrentarse con el debate y mantenerlo con nombre y apellido.

A fin de cuentas, España es un Estado Liberal-burgués, y lo que desean los del PNV es un Estado Liberal-burgués. Así que es normal que se pretenda construir la realidad de arriba a abajo, sino les resultaría controlar a toda la plebe (es lo que somos para esa gente).

Excurso: Por cierto, he escuchado y leído a muchos comentaristas, cada cual más inteligente que el otro, preguntarse con cierto asombro que qué clase de sistema no permite que un líder consulte algo a sus ciudadanos. La respuesta es simple, un sistema mal hecho. Y en este caso fue hecho por el propio PNV hace muchos años. Ahora, las cosas se cambian de una forma concreta, y no se puede saltar a la torera la legalidad porque la existente esté mal planteada o sea insuficiente (vamos, que para algo existen las reformas estatutarias), sobre todo en temas como el presente.

4 comentarios sobre “La normalidad de los encuentros”

  1. Lo que he notado es por parte de la izquierda aberchale que se estan centrando mas en colocar a la Constitucion española como «el problema», osea… que si que nunca la habian reconocido, eso ya lo sabemos, pero … ahora en su lenguaje a cada ocasion sueltan su frase «Constitucion y represion», siendo que ahora tratan de aplicarle que Ibarretxe tambien esta cediendo ante eso… en fin..

    Lo que si me queda claro es que de sus pretensiones se deduce un salto a las etapas, como asi? alguna C.A. si tiene reglamentado en el Estatuto el convocar referendum, la CAV no la tiene, pero no estan por la labor de hacer esa modificacion (condicion prerequisito) sino que quiere hacerla de frente, saltandose con garrocha su propio estatuto y ya puestos la constitucion, que en el fondo su consulta se la saltaria por mas que los de Batasuna digan que el PNV hace seguidismo.

    Estoy viendo lo de Carod-Rovira y no tiene desperdicio… por lo visto sabe que una liga con solo equipos catalanes no tendria el arrastre que tiene ahora la participacion del Barcelona, asi que insinua el seguir en la liga española («iberica»)…. no le gusta que le digan Jose Luis, pero bien que sigue diciendo Pais Valencia….

  2. Saludos

    Para gran parte de la Izquierda Abertzale, no cabe duda, la constitución es un problema, en gran medida porque les restó apoyo popular (el «ETA dejó de tener sentido» lo sufrió dicha organización en su propio seno), y en otra porque supone un sistema cuasicerrado que impide que consigan sus propósitos.

    Sip, es un poco «una trampa». El EA del PV es de los «difíciles» de modificar, por ello el lehendakari quiere «saltarse» un paso. En vez de reconocer que fueron «torpes» en no regular el tema de las Consultas en su momento. El EA del PV necesita un retoque, es «viejo» y se nota en algunas cosillas. Quiero recordar que ni Andalucía ni Cataluña regulan el Referendo, sino la «consulta popular». Para que una CA pueda convocar «consulta popular por vía de Referéndum» -distinción que, personalmente, no comparto, pero la ley y la constitución hacen- habría que realizar un cambio constitucional.

    Eso de «ibérica» me recuerda dos cosas a la vez, la pretención de Pascual Maragall de una federación ibérica (y desaparición dentro de la misma de España, claro) y a Saramago pidiendo que Portugal y España se unan :P. Lo del nombre lo entiendo, a mí tampoco me gusta cuando ponen mal el mío (y es curioso, nadie dice a Jordi Pujol jorge Pujol, parece que se hace a mala leche lo de decirle «José Luis» a Carod), siempre me quejaba cuando en el País Vasco escribían mi apellido como «Rodrigez», sin la «u» entre la «g» y la «e» y sin tilde.

    Hasta Luego ;)

  3. Esta nota con respecto a las declaraciones de JJI es de veras divertida:
    http://www.gara.net/azkenak/10/44153/es/Ibarretxe-Euskadi-no-es-una-parte-subordinada-Espana
    «Es ilegal, inconstitucional, presentar proyectos, plantear escenarios de negociación y de consulta a la sociedad vasca. Es ilegal en Euskadi pero perfectamente legal y constitucional en Cataluña y en Andalucía. ¿Qué es legal, qué es constitucional? Al parecer, es legal y constitucional que el presidente español pueda preguntar a la sociedad vasca y es ilegal e inconstitucional que pueda preguntar el lehendakari», ha reprochado.
    Se queja de porque no puede convocar a consultas, pero se olvida es porque los estatutos ahi son diferentes como ya comentamos….. esa es la razon, tan sencilla, pero es preferible ponerse en plan de victima.

    Igualmente hilarantes son las declaraciones de estos personajes:
    http://www.gara.net/azkenak/10/44154/es/Barrena-asegura-que-solo-hay-dos-opciones-marco-democratico-o-someterse-Constitucion
    Vamos a ver, la constitucion no es perfecta, pero con todo asegura un marco democratico para el conjunto de los españoles, el detalle es que insisten en una situacion de excepcion para una parte, y como no quieren la igualdad con el resto…. venga a quejarse… y si hace falta… quemando cajeros y mas.

  4. Saludos

    ¿Un político que no se hace la víctima y acepta que no tiene razón? Jajajaja, ESO sí sería noticia :P.

    En realidad, todo Estado es por sí mismo opresor, pero los de Batasuna quieren un Estado, así que no se quejen porque sean sometidos :P. En todo caso, sí me parece exagerado el arresto de toda la cúpula de Batasuna (ahora, con declaraciones como esa pocos amigos harán).

    Hasta Luego ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.