3 Comments

  1. Lo que se garantiza en estas elecciones es el continuismo de un modelo que ya no representa a nadie, o representa cuanto menos al típico clientelismo peronista. Pero no es un problema solo argentino, como bien indicas en el artículo. Creo que el problema es que en nuestras sociedades occidentales el sistema de representación definitivamente está en crisis. Un dato relevante es que un tercio del padrón no ha ido a votar, y muchos (esto se sabe y no es novedad) han ido a votar porque los llamados punteros de los partidos mayoritarios hacen su trabajo de base en los sectores populares. Otra cuestión es que más allá del resultado el panorama de lo que se viene es ensombrecedor, la inflación ha llevado los precios a puntos insostenibles y los bolsones de pobreza no han disminuido, con lo que es de esperar una gestión en permanente conflicto, a menos que entienda la Señora que los derechos humanos no solo son la revisión del pasado (que está muy bien) sino también la consecusión de los derechos sociales de gran parte de la sociedad argentina. Lo urgente aquí es que NO MUERA NUNCA MAS UN ARGENTINO/A POR HAMBRE!! Saludos y gracias por la preocupación de lo que pasa en el vecino país.

  2. Saludos Rubén

    Es irónico (y despiadado) que un país que produce tanto alimentos tenga gente que se muere de hambre. Pero ahí tienes a Cristina, hablando de derechos humanos “sólo para atrás”, como bien dices. Lo que le importa es mantener contentos a sus amos, que no son el pueblo argentino lamentablemente… Si al menos sirvieran de algo…

    Hasta Luego ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *