Elecciones en el País Vasco y Galicia

Todo el día machacando con la baja participación cuando, finalmente, fue similar al 2009 (que no es que fuera alta, pero no tan baja como lo temido, que para Galicia se hablaba de una caída de 7 puntos incluso). Los resultados resumidos en De Igual a Igual y los oficiales en las webs oficiales (Euskadi y Galicia). El Partido Popular gallego repite mayoría absoluta (al 79% escrutado parece que no cambiará la tendencia y situación), sacando menos votos sacan más escaños, se aprovechan de haber mantenido más o menos su fuerza electoral (menos de un punto de diferencia, en este momento tienen el 45,96% de los votos válidos, frente al 2009, donde tuvieron 46,68%), así pasan de 38 escaños a 41 puestos en el parlamento autonómico. Es el Partido Socialista Gallego el gran perdedor, 11 puntos de caída libre, colocándose con un 20,61%, lo que se refleja en 7 curules menos, caen de 25 a 18.

La sorpresa de la noche la da Alternativa Galega de Esquerra, formación electoral donde participa una escisión del BNG y Esquerda Unida, entre otros partidos de izquierda, que se coloca con 9 escaños y 13,78% de los votos (EU no tenía ni el 1% de votantes en el 2009), así será la tercera fuerza del parlamento. El Bloque Nacionalista Galego sufre un fuerte revés, pierde 5 escaños y 6 puntos de votos, quedándose con solo el 10% de los sufragios. Teniendo en cuenta el tamaño de las circunscripciones, esta fragmentación jugó en contra de una izquierda incapaz de hacer frente a un gobierno como el de Feijóo, que por un momento temió perder su mayoría absoluta en favor de una coalición poselectoral que no llegará. En votos el PP no tiene mayoría absoluta, en escaños sí.

En el País Vasco, al 99,75% escrutado, el Partido Nacionalista Vasco (EAJ-PNV) recuperará, previsiblemente, la lehendakaritza, tras tres años de la extraña pareja PSE-EE – PP, con 27 escaños (lejos de la mayoría absoluta, menos que en el 2009, que obtuvo 30), teniendo 4 puntos menos de votos (del 38,57% al 34,64%), otra vez el gran perdedor es el PSOE (su federación local, el PSE-EE), que se queda solo con el 19,14% de los sufragios (frente al 30,70 del 2009), que le dan 16 escaños, frente a los 25 que tenían, además de pasar de ser la segunda fuerza a ser la tercera. El Partido Popular, por su lado, también ve caer su presencia, ya no serán el tercero sino el cuarto, su 11,73% (2,4 puntos menos que hace tres años) de votos le valen 10 curules, 3 menos que durante las anteriores elecciones. UPyD mantiene su posición en un parlamento con menos partidos «gracias» a la irrupción de EH Bildu (que aglutina muchos partidos que ya contaban con representación, como EA o Aralar).

EH Bildo se vuelve el segundo partido, revalida triunfo (el de las locales) en Guipúzcoa (aunque en empate técnico con el PNV), hasta el último minuto soñaron con la presidencia vasca, ahora tienen, con diferencia, ese segundo puesto, con un 25,01% del sufragio popular válido, que se traducen en 21 escaños (EA y Aralar tenían 5 curules en el 2009 y algo menos del 10% de votos).

Eso sí, después de muchos años, la federación vasca de IU o su hija pródiga se quedan sin representación, pasan de un escaño (de tres que mantuvo hasta el 2009 -Mikel Arana fue electo por EB-B, formación que terminó rompiendo por completo con IU, al constituirse Ezker Anitza Arana pasó a esta formación dejando sin representante a EB-B en el parlamento vasco-) a ninguno, los problemas internos y la presencia arrolladora de la izquierda aberzale conjuntamente con otras formaciones como Alternatiba (escisión de Ezker Batua-Bedeak) simplemente han borrado a la federación española de izquierdas del mapa vasco. IU puede estar contenta del paso que ha dado en Galicia, pero debe estar triste de lo que ocurre en el País Vasco y su nula presencia (que no es nada nuevo).

Posiblemente el PNV intente gobernar en solitario llegando a pactos puntuales ya sea con Bildu ya con el PSE-EE, no se puede descartar, incluso, que en primera votación el PSE-EE apoye al PNV para mostrar, de esta forma, una suerte de «rechazo» a toda posibilidad de que Bildu pacte e intente gobernar.

Los cuadros, análisis y el jugar con los resultados lo dejo para mañana (siendo mañana un eufemismo de «luego»).

Un pensamiento en “Elecciones en el País Vasco y Galicia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.