La estupidez humana no tiene límites: Tom y Jerry y la censura.

Últimamente hemos asistido a la gran persecución de los consumidores de un producto legal (recalco esto para que veamos la doble moral del tema), incluso, importantes organismos internacionales se han inmiscuido en la vida privada de los postulantes a trabajadores para discriminar entre fumadores y no fumadores (recuerden la decisión de la Organización Mundial de la Salud al respecto), o el tratamiento que ahora le darán a las películas donde el prota fuma… 
En fin, una sarta de despropósitos. Los dibujos animados no se salvan, ya hace unos años se retiró el ratón Speedy Gonzáles de antena por representar un estereotipo negativo de los mexicanos, y ante la avalancha de críticas tres años después de la retirada tuvieron que readmitir al atleta roedor en las señales de Cartoon Network… Pero no hablábamos de esto, sino de los fumadores.

Muchos de nosotros hemos crecido viendo Tom y Jerry y ante los defensores de la "ninguna violencia debe ser mostrada por ningún motivo" defendíamos unos dibujos que se basan en las hostias que se dan los unos a los otros argumentando lo irreal de las situaciones, que no servían de ejemplo y todo eso, los niños no son tan estúpidos como muchas veces los pintan y que, a fin de cuentas, mostraban muchas escenas tiernas y de ayuda mutua. Pues ahora toca otro tipo de defensa para los mismos dibujos.

El otro día la oficina de Comunicación Británica pidió que se censuren las escenas donde alguno salga fumando por ser "inapropiadas" para los niños, sobre todo por el uso del cigarro como algo "bueno" y "atractivo" (por no decir que vuelve "distinguido" a quien lo lleva) siendo una mala influencia para los "menores de 18". Todo ello gracias a una queja de un espectador por dos episodios (Texas Tom de 1950 y Tennis Chumps de 1949, más información acá), la empresa propietaria de los derechos en Gran Bretaña.

Turner Entertainment (dueña del canal Boomerang), más papista que el Papa, ha decidido cortar (dícese de la acción de censurar) todas las escenas en que aparezcan fumando dando "malos valores" (los supuestos positivos -que se tenían en esa época- que tenía la acción de fumar), dicen que lo menos posible para no fastidiar la animación, pero, señores, ya se la cargan con el hecho de meter tijeretazo a la obra. Preferiría que no emitieran esos capítulos antes de transmitirlos censurados (aún más de la autocensura impuesta por la época en que se crearon).

Si después de duras batallas llegamos a la conclusión de que la violencia dada de determinada forma no creaba conductas violentas ni justificantes de la misma ¿Por qué rayos con el tabaco es distinto? Mientras que sí he escuchado historias de fumadores que dicen "tal o cual personaje me encantaba cómo fumaba" y hasta podríamos decir que fumaban para reproducir la conducta de ese modelo o héroe televisivo jamás de los jamases he oído a nadie decir que Tom y Jerry les servían como ejemplo para tener ganas de fumar. Uno de los argumentos de la Oficina británica de comunicación es que "en Tom y Jerry el uso del tabaco habitualmente aparece de una manera estilizada y frecuentemente no está justificado", previamente nos recuerdan la época en que se crearon dichos dibujos animados (entre los años cuarenta y sesenta la mayoría de capítulos) y cómo era el tabaquismo de la época. Si admitimos eso debieran dejar de emitirse por la cantidad de violencia injustificada y odio interespecies que desprende.

Es curioso cómo la oficina menciona que antes los dibujos se veían en familia y ahora muchos niños los ven sólos, los valores desprendidos son los mismos en ambos casos, y antes la familia no le iba a decir al hijo pequeño que no fumara nunca porque era malo, seguramente ambos padres eran fumadores (¡¡y harían eso frente a los hijos!! impúdicos degenerados), y a nadie se le ocurría plantear que unos dibujos que no sirven de modelo para nada (vaya, no es un Superman fumando ni un policía chachi piruli encendiendo una pipa, nadie imita a Tom y Jerry en sus comportamientos) atrayese a la gente al tabaco (como sí lo hacían los protas de las pelis). No es culpa de los dibujos de hace cuarenta años que los padres se despreocupen de los hijos.

En fin, esto me recuerda a cómo ahora los protagonistas ya no fuman, no importa que la película sea del antiguo oeste y eso de pensar en un vaquero que no fuma es como creer que un negro podía ser presidente de Estados Unidos en la época del esclavismo. Es absurdo. Si se quiere retratar una sociedad no puede eliminarse lo que actualmente se considera políticamente incorrecto por el bien de sabe Dios qué cosa. Lo siguiente serán pelis del oeste en que los indios no se peguen tiros con los blancos (que no conquistan las tierras de los primeros, sino que construyen juntos hermosas ciudades pluriétnicas dignas de una época de amor universal), que los chinos sean bien tratados en las construcciones de ferrocarriles y que todos vivían felices y contentos al lado de unos negros libres y jamás discriminados… ah, y que no existían prostitutas.

Aunque no sea lo mismo, con estos dibujos (que retratan, a fin de cuentas, la sociedad en las que se crearon) pasa algo aún más absurdo, se censura el fumar y se mantiene la violencia (base de esos dibujos), no es algo raro, un chiste de Mafalda justamente se quejaba de algo parecido, la madre de Mafalda no cambia de canal porque en la tele había una novela de amor (donde se besaban los protagonistas) y le pone una de guerra (o del oeste, no recuerdo bien) y Mafalda se preguntaba algo así como "¿Acaso es mejor ver a unos que se odian y matan que a otros que se besan y quieren?" (no es literal, lo pongo de memoria, pero es la idea que da Quino en esa gran obra).

Repito, por si alguien no lo pilla: Tom y Jerry no son modelos de nada, para nadie, más aún, ningún niño los toma como reales, no se comportan de forma real ni les pasa cosas reales, explotan cosas y sólo se ensucian la cara, si fuman, no dan buena impresión de los cigarrillos ni nada de eso, son un gato y un ratón que se pelean y no ocasiona que los niños se peleen, ni que fumen, ni que vean bien a los fumadores (¿O es que ocasiona que vean bien a los violentos?)…

Me pregunto si censurarán Pókemon, serie que se basa en hacer pelear animales. No sé dónde están los protectores de los animales, es una crueldad y fomenta la pelea de perros, gallos, toros y todo bicho viviente que se precie. ¿A que les parece una tontería lo que acabo de soltar? Pues lo mismo.

Entre estas cosas, el antiguo cómic code (el de toda la vida ya superado o el nuevo y homófobo que Marvel se cuelga), la autencesura de formas varias (pónganse a buscar inodoros en películas antiguas de Hollywood), chorradas ocasionadas por lo políticamente correcto que destrozan obras videográficas, sacan a uno de sus casillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.