Annan en Líbano: Dos formas de contar las cosas.

Algo que me encanta ver es la distinta perspectiva con la que los diarios abordan una u otra noticia, sobre todo en los titulares (ya que muchas veces el contenido de la noticia es un corta y pega de EFE o alguna otra agencia), aunque el contenido es muchas veces importante, dos que cubren un mismo acto y cuentan cosas distintas, que seguramente ambas pasaron, pero por lo que sea sólo cogieron la parte que les interesaba. Como dirían en los Simpson, existe La Verdad y la verdad (léase el segundo "verdad" alargando mucho la palabra).
También es importante el peso que se da a los distintos elementos del contenido, así pues, vemos desde el inicio por dónde cogen la noticia de la visita del Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, a Oriente Próximo, donde, por supuesto, el tema central es el "fin" del conflicto entre Israel y Líbano, donde los primeros atacaron a los segundos tras un secuestro de un par de soldados.

Títulos

Por un lado tenemos el artículo en El País, que tiene como título «Annan reclama a Israel que levante el bloqueo a Líbano», vemos por dónde van los tiros, pone el énfasis al tema de Israel y el bloqueo insistente sobre un país con el que, actualmente, tiene un alto al fuego. Obviamente, mantener un bloqueo en las condiciones de "paz y estabilidad" pretendidas por la ONU es completamente incompatible. El subtítulo de El País es bastante explicativo «El secretario general de la ONU pide en Beirut al comienzo de su gira por Oriente Próximo que Hezbolá libere a los soldados israelíes.- Italia envía mañana 2.500 soldados», como tema "secundario", que no es llamado por el título pero sí como contenido de la propia noticia está el dato de la petición por parte del Secretario de la ONU de que Hizbulá libere a los dos soldados y la nota de los soldados que enviará Italia (país que mandará el contingente más amplio, seguido de cerca por Francia).

Siguiendo con los títulos, antes de entrar en el contenido (del que sólo mencionaré un par de notas interesantes para ver las simpatías de cada grupo con las partes en conflicto y, por otro lado, con el gobierno español), tenemos el artículo en El Mundo que titula así: «Annan pide en el Líbano que Hizbulá libere a los soldados israelíes secuestrados». Y como subtítulo, una frase contundente de Kofi Annan, «"Debe cumplirse íntegra la resolución de la ONU"», así pues, sólo se ocupa de parte de la noticia en el título y subtítulo, dejando de lado la mención del bloqueo por el gobierno de Israel sobre Líbano.

Contenido

Como avisan los títulos, el contenido es similar, pero dan distinto peso a los diferentes hechos acontecidos durante la visita del Secretario a Beirut, por un lado, El Mundo pone todo el peso de la nota en dos vértices, la cantidad de soldaditos que irán y los países que los darán, y por otro, en las peticiones a Hizbulá exigiendo que suelte a los dos secuestrados y pone en negrita (la versión digital de ese periódico usa bastante bien el tema de los subrayados con negrita para lo que ellos consideran importante, lo cual nos permite ver más claro sus intenciones, la verdad) el tema del sur de Líbano libre de armas (como una referencia a que la guerrilla se desarme), aunque justo después mencionan que cualquier desarme de la milicia libanesa debe ser un acuerdo entra esta y el gobierno Libanés («en el marco de un acuerdo nacional»).

En un párrafo sin resaltados de ningún tipo se menciona por encima la petición del fin del bloqueo, casi de refilón. Eso sí, en el párrafo donde ponen las palabras del líder libanés sí repiten el tema del bloqueo, pero queda como si sólo viniera la petición del fin del mismo por parte del perjudicado, esto es, Líbano. Así pues, El Mundo rescata el lado que condena más fuertemente a Hizbulá en un viaje de Kofi Annan a las tierras de la propia milicia.

Por otro lado El País, que también habla de las tropas pero de una forma más ligera y somera, subraya sin embargo que lo primero pedido por el jefe de la ONU es que Israel levante el bloqueo y que Hizbulá libere a los soldados. No sé en qué orden ha dicho Annan esas cuestiones, pero está bastante claro que dejar una de lado totalmente mientras ensalzas la otra (lo hecho por El Mundo) deja un poco que desear, mientras que el orden dado por El País no es nada arbitrario y también responde a una concepción concreta de lo sucedido en Medio Oriente.

Menciona en ese primer párrafo ese "sur libre de armas" y la necesidad de que el posible desarme de la guerrilla sea mediante acuerdo, nada de que sea trabajo de la ONU o similares lindezas (realmente, esta guerra ha sido un fracaso total para Israel, y una muerte innecesaria de tantísimos libaneses).

El País aprovecha la nota que nos atañe para hablar de Israel, de lo que está pasando en dicho país y de cómo el gobierno presidido por Ehud Olmert ha descartado que se investigue (por una comisión judicial) la actuación de los mandamases israelíes durante la guerra, argumentando que dicha comisión no ayudaría a Israel a prepararse para el próximo conflicto contra Irán (claro que no servirá para eso, las comisiones de investigación de un hecho no es para ayudar a nada en futuro, sino a saber qué rayos pasó y por qué, justificación más absurda difícil).

Es curioso un tema en particular, en El País se pone de relieve dos veces al gobierno Español, por un lado se menciona que el avión que está usando el secretario de las Naciones Unidas está cedido por el gobierno hispano y por otro se menciona que la última parada del viaje de Annan es en España (¿Por ser la antigua Al-Andaluz? No creo :P) para «agradecer a Zapatero la aportación española, de unos mil soldados, al esfuerzo pacificador de la zona», y supongo que para devolver el avioncito, que esas cosas no se pueden llevar como suvenir. El Mundo, por su lado, ha considerado que toda mención al gobierno español sobra. Teniendo en cuenta la actitud de El Mundo a la política exterior española, darle algún triunfo o posible "acto bueno o beneficioso" está fuera, por completo, de sus planes, así que mejor se callan esa parte por si algún lector distraído crea que el gobierno español hace algo bien (que tampoco es que sea mucho, pero para el espacio que le dan a detalles sobre los soldaditos, el mencionar que el avión de la misión diplomática de la ONU es español no sobraba para nada).

Conclusión

En fin, que ya sabemos cómo son los diarios, o cualquier publicación. Contándome, claro. Aunque jamás he dicho "soy objetivo", cosa que tanto el director de El País como el de El Mundo repiten hasta el hartazgo cuando todos sabemos no sólo la línea editorial de cada uno (que a fin de cuentas define la forma en que cuentan las noticias y cuales y cómo se publican), sino el palo por el que bailan más allá de la línea "pública" que presentan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.