7 Comments

  1. No he leído ninguno de los dos libros, pero me imagino que reproducen la eterna disputa en si centrarnos en la liberación de una nación o en la liberación del individuo. Yo no veo que haya incompatibilidad entre ambas opciones y que las dos pueden darse al unísono.

  2. Jomra

    Salud

    Van un poco más allá, cuestionan, por un lado, que Euskal Herria sea un marco autónomo para la lucha de clases (en este momento yo cuestionaría que lo sea España, estando como está en la UE), y por otro, cuestionan el centralismo/estatismo de la mayoría del MVLN, y critican, de paso, la unicidad (que no unión) de los movimientos nacionalistas de su propia postura. Así como el ver a la nación (la que sea) como sujeto de la revolución.

    Están interesantes, en todo caso.

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  3. Rodolfo

    Flaco favor hacen al anarquismo los compañeros de la FIJA. Porque una cosa es la liberación nacional y otra el nacionalismo. Y una cosa es la independencia y otra el Estado. ¿Puede el anarquismo entrar a disputar el espacio de la liberación nacional? Claro que sí, al igual que disputa el espacio de la liberación de la mujer o el del ecologismo, a pesar de los organismos estatales que realizan políticas con estos temas o a pesar de los partidos que reclaman lo verde o el feminismo (existe hasta un Partido Feminista) para gestionar el poder. De igual manera que, a pesar de CCOO, UGT y demás sindicatos reformistas, se interviene con sello propio dentro del sindicalismo… Si las ideas-fuerza del anarquismo están presentes en colectivos y organizaciones que luchen por la liberación nacional, ¿por qué ha de rechazarse esa opción? ¿Por qué ese emperramiento en no intervenir libertariamente en la liberación nacional, dejando el terreno libre a los que sólo la ven en clave de Estado? La mejor lucha contra el nacionalismo es la intervención libertaria por la liberación nacional.

  4. Jomra

    Salud Rodolfo

    El problema en lo que plantea es justamente el colectivo supuesto para la liberación. Para el anarquismo lo importante es la «persona», no «la nación». El anarquismo no se plantea (ni se hace en esos textos) contrario a las luchas antiimperialistas, pero sí a las luchas nacionalistas, que no son necesariamente lo mismo que el antiimperialismo ni tienen por qué estar, ambas luchas, ligadas. Sobre la libertad nacional o de la cultura nacional, el anarquismo tampoco tiene problemas (véase los dos textos anteriores), sí, en cambio, contra la «construcción nacional» que subyace a las luchas de «liberación nacional».

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  5. Gazumi

    Aupa
    Soy vasco y fui militantre libertario muy activo en otro tiempo, aunque cada vez soy más escéptico.
    En la época en que se escribieron esos libros Euskal Herria se encontraba en una situación prerrevolucionaria, mientras que en España el pueblo vivía entre el miedo a la policía y a un golpe de estado militar, y prefirieron optar por el conformismo.
    En esa situación la única posibilidad de hacer la revolución era separarnos de España, pretender lo contrario estaba completamente fuera de la realidad, es más, si no lo logramos entonces fue porque el pueblo español fue un lastre demasiado pesado.
    Actualmente el pueblo vasco corre un riesgo muy serio de dejar de existir en un plazo no demasiado largo. Nuestra cultura está en una inferioridad aplastante con respecto a las de los pueblos que nos rodean (Easpaña y Francia), y yo no quiero que mi pueblo desaparezca.
    Creo que cuando hablamos de liberación nacional, los anarkos independentistas nos referimos al término “nación” en un sentido prenacionalista, sinónimo de “pueblo”, mientras que los ortodoxos entienden que hablamos en sentido nacionalista, como “patria sacrosanta”.
    Creo que no se trata tanto de teorizar como de elegir prioridades, y la mía en este momento es evfitar que mi pueblo deje de existir.
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.