3 Comments

  1. Elias

    ¿Para cuando una campaña nacional a favor de la sedación y de la eutanasia? Por lo menos discutámoslo y vayamos madurándolo para un futuro cercano, no lo dejemos todo a cuando haya noticias de este tipo.

  2. Jomra

    Salud

    Creo que tiene toda la razón, acá hace falta un debate continuo, y no sólo cada vez que hay un caso específico (como con la peli de la vida de Sampedro, o ahora con la nota de la francesa), porque el debate se pierde en los términos del caso concreto y desaparece cuando los medios se dejan de preocupar.

    hasta luego y gracias por el comentario ;)

  3. Angel de la Prida Villaplana

    Os doy las gracias de antemano si habéis llegado hasta aquí, os envío una carta de mi hermana, que lo esta pasando francamente mal.

    Carta dirigida a la señora del coloquio sobre una muerte digna.

    Cuando encendí el televisor ya habían hecho las presentaciones, no se si la señora que hablaba tenía estudios, representa a algún partido político o una hermandad religiosa.

    Señora: yo no tengo estudios y soy una simple barrendera, pero me permito decidles que en toda su intervención no dijo nada más que sandeces y burradas, por decirlo de una manera suave. Ud. dijo que todas las muertes son dignas, yo le digo que eso no es verdad. Creo que Ud. no ha vivido la experiencia de tener a un ser muy querido como puede ser un padre, una madre, un hermano, seis años sufriendo por una mala calidad de vida, estando mas tiempo ingresado en el hospital que en su casa, el último año sabíamos que su vida era cada vez mas reducida, hasta el extremo de casi no salir a la calle si no era para ir a sus revisiones, en las cuales a él le daban esperanzas, mientras que la familia sabia que su final estaba cada vez mas cerca.

    El día 4 de enero del 2008 ingresó de urgencias porque ya no podía orinar, tenía todos los órganos prácticamente sin funcionarle, nos dijeron que era el final de su vida. Qué derecho tiene la sociedad a decidir alargar la agonía, porque la situación en la que se encontraba mi hermano no es vida, era un estado terminal, a tenerlo más de un mes deteriorándose cada día más y sufriendo lo que nadie sabe, porque los familiares le veíamos sufrir con un dolor inmenso, es verlo anulado como persona, perdiendo toda su dignidad, el deterioro y los dolores por el tratamiento del hospital los sufría él, con la certeza de que era para nada…

    Que me importa, como me dijo un medico: “con él no se está escatimando en medios y medicamentos” eso no era consuelo. Yo lo que quería con todo el dolor de mi corazón era que le retiraran la medicación y le sedaran para que por fin dejara de sufrir y muriera dignamente. Por desgracia en este país gracias, gracias a personas como Ud. que piensan que le ponen una inyección letal y los asesinan, confunden a la sociedad, y los que de verdad pagan son los enfermos terminales.

    Le diré que no le deseo ningún mal, pero si el destino le tiene preparado algo parecido a mi historia, veremos si sigue pensando de la misma forma, yo por mi parte tengo que reprocharle el mes de agonía de mi querido hermano y los 7 meses que llevo metida en una depresión. Espero que las personas como Ud. vayan cambiando de postura, y como dijo el abogado que también intervenía en el coloquio: “hoy por hoy tienen la muerte más digna los animales que enferman sin solución, pues enseguida se les ayuda a morir para que no sufran”, espero que la sociedad cambie y que no se repitan otros casos como los de mi hermano.

    Rosa María de la Prida
    Septiembre 2008.

    Posdata: creo que fue en el programa de TVE 1 Los desayunos.
    Por supuesto estoy completamente de acuerdo y diría aun más, que en breve no hiciera falta médicos y enfermeras arriesgados, asociaciones, foros y demás, incluidos vosotros los que os dedicáis a la información, para suplicar por un derecho que es del propio ser una vez nacido, y que poseemos en exclusiva, y nadie ni nada pueda interferir en ello.

    Atentamente y recibir un saludo

    Angel de la Prida Villaplana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.