Resaca tras el referendo

Entre la alegría y la extrañeza. Así andaba mientras leía los distintos textos sesudos escritos a raíz de la derrota de la propuesta de la reforma constitucional en las urnas en nuestro vecino Venezuela. Una autocrítica que sonaba a sincera (en la mayoría de los casos) aunque algo hipócrita o tardía (en algunos, en los que hasta hoy todo iba perfecto en la cuna de Bolívar -por hacer referencia al caudillo moral- pero que, tras la derrota, descubren que ni siquiera se daban las condiciones objetivas para profundizar en «la revolución del socialismo del siglo XXI»)… Esto hasta volver a escuchar a Chávez.

Siga leyendo…