Berlusconi: Impunidad por ley

Suena a broma pesada: El presidente del gobierno saca adelante una ley para evitar que los procesos por corrupción en su contra continúen. Los cuatro cargos más altos del Estado italiano se ven desde ahora favorecidos por una inmunidad absoluta mientras dure su mandato (y los sucesivos que puedan tener), así que todos los procesos anteriores se paran y la ley, realmente, deja de tener sentido para esas cuatro personas (Jefe de Estado, Presidente del Gobierno, Presidente del Senado y Presidente del Congreso). Berlusconi ya bromea sin ton ni son sobre la «liberación» que ha conseguido. En su contra se sigue un buen número de procesos de todo tipo, en los que destacan los de corrupción.

Siga leyendo…

Italia: La criminalización del inmigrante

No salgo de mi asombro, Berlusconi lo ha hecho, ha vuelto criminales a buena parte de su población por el simple hecho de no estar en una situación administrativa regular. No puedo creer que la Unión Europea no rechace sin paleativo alguno la medida del gobierno de Berlusconi. No puedo creer que ese sujeto haya conseguido posicionarse a la derecha de sí mismo. La primera medida de Berlusconi como primer ministro italiano es criminalizar a los inmigrantes indocumentados.

Siga leyendo…

Berlusconi, mujeres e igualdad

Lo más carca de la derecha. Lo bueno, por un lado, es que no se pone caretas falsas y habla de igualdad cuando no cree en ella, lo malo es que la libertad y la igualdad debieran ser primordiales en cualquier plan de gobierno, y Berlusconi sólo piensa en su bolsillo (y en el de sus amigos, todo hay que decirlo). Así que ha sido ganar las elecciones y mostrar su desprecio total por las mujeres. Lo que es peor, cuando intentó matizar sus palabras (dichas, según comentan, sonriendo y tan campante, como es él y sus circunstancias plásticas), Berlusconi arruinó lo poco interpretable a su favor de esas primeras declaraciones.

Siga leyendo…

Berlusconi vuelve, La Liga Norte lo trae

Este es un pequeño apunte sobre las elecciones italianas: Lo que nos temíamos, lo peor de lo peor de la Italia institucional, Berlusconi (ese mafioso que intentaba cambiar las leyes para que no se le juzgara) volverá a ser el primer ministro de un país tan deprimido e importante como Italia. Es increíble cómo ha subido la extrema derecha y los católicos más conservadores, ríase usted de los grupos religiosos de derecha de otros países, que en Italia tienen vida propia. Es una pena de verdad. Y ha ganado en la ingobernable Italia con mayoría absoluta en ambas cámaras, así que hay pocas opciones para que Berlusconi se vea obligado a adelantar los comicios.

Siga leyendo…

Italia: Prodi dimite

Los democristianos dieron un paso al lado y dejaron de participar en la coalición de «centro izquierda» que gobierna (aún) en Italia, esto dejó en minoría a la Unión en la cámara alta, grupo que apoyaba a Romano Prodi. El primer ministro italiano se sometió a la confianza del parlamento italiano, consiguiendo el voto favorable del Congreso pero fue reprobado por el Senado, donde hasta la retirada del pequeño UDEUR, partido democristiano, contaba con una justísima mayoría tras las elecciones de abril del 2006, tras las que Prodi juró como Primer Ministro. 161 contra 157, una derrota que cuesta un gobierno en Italia.

Siga leyendo…