Berlusconi: Impunidad por ley

Suena a broma pesada: El presidente del gobierno saca adelante una ley para evitar que los procesos por corrupción en su contra continúen. Los cuatro cargos más altos del Estado italiano se ven desde ahora favorecidos por una inmunidad absoluta mientras dure su mandato (y los sucesivos que puedan tener), así que todos los procesos anteriores se paran y la ley, realmente, deja de tener sentido para esas cuatro personas (Jefe de Estado, Presidente del Gobierno, Presidente del Senado y Presidente del Congreso). Berlusconi ya bromea sin ton ni son sobre la «liberación» que ha conseguido. En su contra se sigue un buen número de procesos de todo tipo, en los que destacan los de corrupción.

Y lo peor es que eso han querido los italianos, que sabiendo los procesos en contra de su líder extremoderechista han marcado la papeleta con alguna de las formaciones del ahora grupo oficialista, contando las deleznable Liga Norte y demás partidos ubicados en la parte más extrema de la derecha. Dos cosas (en principio contradictorias) prometía Berlusconi, criminalización de la inmigración, otras actividades y aumento generalizado de las penas y, por supuesto, inmunidad para sí. Porque no le bastaba, para nada, ser el primer ministro con más cargos y procesos en su contra, no quería demostrar su inocencia ni mucho menos, quería la impunidad por sus crímenes, y ha conseguido una ley, casi en tiempo récord, que se la otorga.

Pero todos tenemos una sensación de déjà vu con este tema. ¿No habíamos vivido con Berlusconi una ley de inmunidad que el Tribunal Constitucional había declarado inconstitucional? Pues sí. Así era, en el anterior mandato del controvertido machista Silvio Berlusconi el parlamento (también controlado por la derecha italiana) se aprobó la llamada «lodo Schifani», ley declarada inconstitucional y cuya nulidad permitió a la justicia continuar su trabajo contra el presidente que sólo busca enriquecerse (a sí mismo y a sus amigos) y ser el cacique del gran pueblo italiano.

Típico caso de «yo hago lo que quiero y cuando quiero, y nadie se pone enfrente mío». ¿Que el Constitucional ya dejó claro que esas leyes no se pueden promulgar anulando una? ¡No importa! Se saca otra igual y listo. Mejor aún, se saca una «casi igual», en la cual no se brinde inmunidad al presidente del tribunal constitucional para que encima él sí esté «amenazado».

Maurizio Gasparri, el principal del grupo parlamentario del Partido del Pueblo de la Libertad, nos toma por idiotas al declarar: «No queremos impunidad parlamentaria ni inmunidad generalizadas, sino evitar el uso político de la justicia (…) no viola ninguna norma constitucional». No sé cómo puede decir lo segundo teniendo en cuenta la anterior decisión de la Corte Constitucional sobre una ley de similar estilo. No sé cómo puede decir que no se quiere inmunidades ni parlamentarias ni generales, sino evitar el «uso político de la justicia» cuando es una ley de inmunidad general y no protege de igual forma a los representantes políticos, sino únicamente a los más altos (y afectados por procesos anteriores).

Salud por la igualdad. Salud por el Estado de Derecho. Salud por la democracia. Fueron buenos compañeros mientras duró el sueño de su existencia en la península itálica.

La oposición, que ve cómo Berlusconi cuenta con una mayoría absoluta que, literalmente, le permite hacer lo que le da la real gana, ha sido esta vez más que tajante y ha conseguido movilizar a una parte importante de los italianos contra las medidas del gobierno. La oposición, eso sí, no es «una», son varias, y el Partido Democrático, de Veltroni, no participó en el «corro» de Roma, aplazando hasta octubre sus manifestaciones (y eso que en el parlamento italiano las declaraciones más fuertes fueron las del PD, que hasta se permitió el lujo de llamar dictadura al régimen italiano actual). Puestos a quejarse de este gobierno, hasta Umberto Eco apareció, en el corro mediante un vídeo, para afirmar «cuando la mayoría sostiene que tiene siempre razón y la minoría no se atreve a reaccionar, la democracia está en peligro».

En otro orden de cosas, el Senado italiano, demostrando que encima de ser una mafia derechista es xenófobo y la Igualdad es una palabra vetada, agrava las penas de cárcel a los inmigrantes irregulares culpables, así pues, se vincula de forma legislativa la inmigración con delincuencia y se transforma una cuestión meramente administrativa en un agravante penal que nada tiene que ver, realmente, con el delito cometido. La reforma penal va más lejos, permite la militarización del país (al permitir la entrada de militares en ciudades), aumenta en general las penas, crea nuevos delitos.

¿En qué se diferencia la Rusia de Putin de la Italia de Berlusconi? Pues que en Italia el primer ministro es dueño de un buen equipo de fútbol. El resto, mafias, corrupción y una dictadura disfrazada de democracia (leyes en contra de la libertad de prensa, copamiento de los medios por un sólo poder económico-político, impunidad para los altos cargos, leyes más represivas de los admitible en cualquier estado de Derecho, leyes hechas a medida para contentar intereses de los más poderosos, y un largo etcétera). Y así nos va.

6 comentarios en «Berlusconi: Impunidad por ley»

  1. Y no veas lo de Napoles…

    Es sorprendente como un pais puede tener motor economico con esos grados de corrupcion, ya no basta el tiron de la UE… hay algo que no termino de entender.. sera el atractivo de la vieja Italia ante el resto del mundo?

  2. Salud

    En realidad, una de las causas del «parón» económico que viene sufriendo Italia desde hace un lustro se debe a la inestabilidad política y la corrupción (recordemos que el crecimiento de Italia es irrisorio, que siempre anda por debajo de la media europea, que tiene déficit en la balanza comercial -antes tenía positivo- y cada vez más depende de los servicios en vez de la industria, y que su PIB per cápita es ahora más bajo que el de España por puro demérito propio), y medidas como la de Berlusconi, pues no ayudan a su economía. Por otro lado, dentro de la UE se les ha permitido… mmm… algunas cacicadas que han evitado, tal vez, fuga de capitales (en perjuicio de empresas europeas, incluso, recuerdo algún intento de compra de bancos truncados por el poder político que, a su vez, controlaba bancos o de la competencia o el que estaba siendo «comprado», y eso a otros países de la UE no se lo permiten, por no olvidar el déficit fiscal, que es bastante grande en contra de las preferencias europeas -ha superado en alguna ocasión el 4%).

    Italia vive de cuatro cosas y unas cuantas ruinas, y que sigue teniendo o manteniendo industria, y su desempleo no es malo, pero en fin, el camino que van es el de empeorar el estancamiento que ya viven, y eso ya se llama recesión con todas sus letras…

    En fin, realmente me daría más pena toda la situación si no fuera por la rabia que me dan decisiones berlusconianas varias que fueron votadas por los ciudadanos de dicho país, pues con su pan se lo coman ¬¬

    :P

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  3. todo lo vi me parecio buenniso pero faltan mas comentarios para hacer mi trabajo practico pero igual te digo que fue una cagada mentira estaba re piuola ajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajaja

    pasate por el fotolog de titina :

    electroarrugada_luis_96

  4. todo lo vi me parecio buenniso pero faltan mas comentarios para hacer mi trabajo practico pero igual te digo estaba re piuola ajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajaja

    pasate por el fotolog de titina :

    electroarrugada_luis_96

  5. Hola Jomra,
    He leído tu artículo sobre Silvio Berlusconi y me gustaría conocer más tu opinión porque estoy haciendo el doctorado y he elegido la figura de Berlusconi para mi análisis. Hay una parte del trabajo que se basa en la imagen que proyecta de cara al exterior y lo haré mediante una encuesta. ¿Te importaría que te la enviará y cuando la veas, decides si te interesa contestarla?
    Gracias, un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.