Revés anunciado para el voto facultativo

«El voto voluntario no tiene aval», cuentan en Perú21. Seguimos en las mismas: Los partidos políticos en Perú no quieren democracia, e insisten en el voto obligatorio, que ni es derecho ni es nada. El APRA ha vuelto a plantear un proyecto para reformar la constitución e introducir el voto voluntario (ante el actual panorama de voto obligatorio, con multa por no votar). Lo peor son las razones, por llamarlas algo, para mantener la absurda contradicción de voto obligatorio. Vivimos en tiempos oscuros, donde se recurre a los mismos argumentos que en su momento se esgrimieron en favor del voto censitario (solo para propietarios), el voto machista (en contra del voto femenino) o el voto limitado a los que sabían leer.

Unidad Nacional (UN), que en su momento presentó un proyecto en este sentido, luego votó en contra de otro, y al final declaró, la formación, que era necesario ir por el camino del voto voluntario, se ha manifestado en contra del proyecto por entender que el próximo año hay elecciones y este cambio «distorsionaría» las locales, y restaría legitimidad a las elecciones «porque si no solo un mínimo porcentaje irá a votar y las autoridades elegidas no tendrán la representatividad que requieren», según Hildebrando Tapia (UN).

¿Son más legítimos los elegidos cuando el voto es obligatorio? Si el voto no es libre, el resultado tampoco lo es. Encima afirma que el voto voluntario se puede prestar a la manipulación, ¿acaso el obligatorio no? Más cuando nuestra cultura electoral es básicamente clientelar donde el rédito inmediato por votar a cual o Pascual dentro de un ambiente en que es obligatorio ir a votar.

No son argumentos, siempre hay elecciones a la vuelta de la esquina, y es el voto obligatorio el que distorciona el ejercicio de un derecho en su primera decisión (primero se decide si ir o no a votar, y luego a quién se da el voto). Hablando de legitimidad Unidad Nacional tuvo más votos en Lima que en el resto del país, y aun así los votos que no fueron a partidos políticos (nulos más blancos) superaron con mucho a Unidad Nacional. ¿Por qué todos los congresistas elegidos por Lima tienen más legitimidad cuando han votado nulo o blanco el 22,43% de los que se acercaron a las urnas -frente, por ejemplo, al 15,66% de Unidad Nacional- frente a un supuesto en que ese 22,43% se hubiese quedado en casa tranquilamente sin tener que ir a votar temiendo una multa? Existe un grueso de peruanos que no quieren votar por esos partidos, pero les obligamos a ir a las urnas, y decimos que con su voto nulo o blanco el sistema tiene más legitimidad, cuando luego esos votos NO se tienen en cuenta para el reparto de escaños (si se tuvieran en cuenta, por Lima habría 9 curules vacíos, de 35).

Lo de Unidad Nacional no tiene nombre, presentan un proyecto en el sentido del que ahora se va a votar, pero votan en contra de todos los que quieren voto libre, argumentando en contra del mismo por, bueno, por lo que toque en cada momento, tampoco son coherentes con los seudoargumentos que esgrimen cada vez que hablan.

Marisol Espinoza, del Partido Nacionalista (PNP), dice que «no hay una sólida cultura democrática que permita dejar al ciudadano en libertad de acudir o no a las urnas». ¿Y cuándo la habrá si no se deja elegir a los ciudadanos si deben o no deben ir a votar? ¿Existe «suficiente» cultura democrática para decidir quién debe gobernar el país -elección presidencial-, quiénes deben legislar -al congreso- y demás, pero no hay cultura democráctica suficiente para decidir si se va o no se va a votar? Eso no tiene sentido alguno, si no hay «cultura democrática» para «decidir si ir o no a votar» no podemos votar a presidente (decisión mucho más profunda e importante que ir o no a votar). Es un «argumento» que se usó típicamente contra las mujeres, los analfabetos y en favor del voto censitario, ¿cómo van [ellos] a elegir nada si no tienen capacidad propia para decidir? Patético que esa sea la postura del PNP. Luego que no se las den de demócratas y de dar la voz al pueblo, si niegan su primera decisión, la básica de mover el trasero hasta las urnas para votar. La primera decisión en toda elección.

Que un fujimorista como Carlos Raffo se oponga al proyecto es normal, su partido mantuvo esa obligatoriedad en la constitución, y no creen para nada en la democracia, hasta han hecho golpes de Estado, eliminado poderes como el judicial o el control constitucional, y su líder ha perpetrado matanzas y corrupciones varias. Que ellos digan que el cambio solo beneficia al APRA por su organización, simplemente retrata el fondo de la cuestión para el fujimorismo: Temen perder votos. Así es como ellos conciben el fraude democrático peruano.

Si no va ni cristo a votar en un contexto de voto voluntario, libre o facultativo, es única y exclusivamente responsabilidad de los partidos políticos, por eso huyen como de la peste del voto voluntario. El tema del voto libre es puramente principista, de confiar en el sufragio universal desde su primer momento, que es el poder decidir si se va o no a las urnas sin coacciones de ningún tipo.

Copio el manifiesto de la «Campaña «Internetera» por el Derecho a Votar»:

«Es increíble que en estos tiempos, la Constitución Política del Perú siga recogiendo la OBLIGACIÓN de votar. El artículo 31 en su párrafo 4 reza «El voto es personal, igual, libre, secreto y obligatorio hasta los setenta años. Es facultativo después de esa edad.«La democracia, en níngún caso puede existir si se obliga a Votar, aunque con ello se intente garantizar el derecho a elegir, ya que de esta forma, el voto, objetivo primordial del deber de sufragar, siempre va a estar ensombrecido por el hecho de ser obligatoria la votación.

Por ello, desde esta página se pide que el voto sea un Derecho, en toda su extensión, comenzando por la decisión de Votar, y terminando, como no puede ser de otra forma, con la elección de por quién o qué votar.

Nuestra democracia queda completamente desvirtuada desde el origen de la misma. Obligando a la participación no se consigue más que un odio hacia las instituciones del país, comenzando porque a ninguno nos gusta hacer nada obligados, continuando porque la participación en cualquier tipo de actividad debe ser voluntaria, entendiendo que participar en la vida pública, aunque sea dando un voto en unas elecciones, debe nacer de la persona, y no de una obligación constitucional. Además, no podemos esperar que el voto sea «libre» ni reflexionado mientras no podamos asegurar que quien no quiere votar no tenga que hacerlo.

El bien que intentan proteger es la participación ciudadana, pero ¿cómo fomentas que la gente participe si usas la coerción del Estado para hacerlo? ¡¡No puede ser!! Ésta es una medida que se ha mostrado ineficiente, que no crea más que descontento, y que permite la fácil manipulación de la voluntad popular. No es una cuestión de partidismos, es una cuestión de Derechos, de poder decidir desde el inicio.

Desde acá protestamos, de la forma más sencilla, de la forma más clara, poniendo el logo de la campaña en nuestros sitios. Queremos dejar claro nuestro deseo para que las cosas cambien, para que esos legisladores a los que votamos nos hagan caso por una vez. Sabemos que esto no solucionará los problemas del país ni mucho menos, y tal vez muchos crean que es una tontería, pero no podemos mantenernos pasivos mientras que un grupo de sujetos nos obliga a Votar…

Así pues, si usted quiere sumarse a la campaña sólo tiene que poner alguno de los siguientes logos en su Sitio en internet (sea portal, bitácora, foro, lista de distribución, etc.); si no tiene un sitio donde colocarlo, siempre puede pedirle al administrador de sus sitios preferidos que se sumen a la presente campaña, o usarlo como «avatar» en el mesenger, o como firma en su correo electrónico.

enlázame enlázame enlázame enlázame
Si no sabe cómo incluir los botones en su sitio, en la página de Respuestas a Preguntas Frecuentes (R.P.F.) encontrará el código para que pueda copiarlo, sin mayor problema, en su sitio.

Puede descargar el Manifiesto en PDF, de click en el texto (pesa 42 KB).»

Esos «demócratas», de UN, PNP, Fujimorismo, y demás que se opongan a algo tan básico como el derecho a decidir si se vota o no en cada caso, tratan al pueblo como estúpido, en tanto que no le otorgan la mínima capacidad para decidir, y de ello se aprovechan.

2 comentarios sobre “Revés anunciado para el voto facultativo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.