No le interesan tus derechos

El PSOE no realiza el anunciado «giro a la izquierda», hasta mantiene su opinión sobre la directiva de retorno de inmigrantes (que de progresista tiene más bien poco), pero sí da un cierto paso en cuanto a las libertades civiles y políticas con respecto a ciertos temas y colectivos: Voto en las elecciones municipales para los inmigrantes regularizados, regulación del llamado «testamento vital» y legislación sobre los cuidados paliativos.

No se atrevieron, en el Congreso del PSOE, a ir más lejos en otros temas (otra vez la posibilidad de la Ley de Plazos para el aborto queda reducida a nada, a una «reflexión») y la laicidad queda como un tema a ser, simplemente, mencionado en la nueva ley de libertad religiosa, pero sin significación real, se advierte que no habrá denuncia de los concordatos con la Santa Sede, así que la situación seguirá como hasta ahora realmente, al menos en relación con la confesión mayoritaria entre los españoles. En todo caso, son temas que o bien fueron rechazados por el PSOE en el Congreso o bien ya fueron aprobados en el mismo pero que aún no se cumplen.

Las cuestiones planteadas como de «izquierda» por José Luis Rodríguez Zapatero durante el cónclave socialista en el que se le reeligió no son tales, como se sabe, pero sí son progresistas en el sentido de las libertades políticas para el 10% de la población española («progresismo» no es «izquierdismo»), así pues, el partido de Rodríguez Zapatero, aunque se sigue alejando de sus siglas de obrero y socialista (por más que digan que siempre han tenido la misma línea de pensamiento, este PSOE no es el mismo de los años 30, de los 60, o incluso, de comienzos de los 70), sí que realiza una apuesta clara por la dignificación de la persona (salvo de los inmigrantes irregulares, demostrando una doble moral bastante profunda), y por ello se ha dedicado a los avances en derechos sociales y políticos los últimos años, al menos los que no cuestan dinero a las arcas públicas, o son sin dudas necesarios.

Y acá tal vez se dé la gran diferencia con el Partido Popular, comandado por Mariano Rajoy, en tanto que el partido que se califica como «liberal» y de «centro» demuestra un día sí y otro también que lo que les importa es: Mantener el statu quo y el capitalismo más puro y duro. Esto es, un partido conservador y alejado, a fin de cuentas, de todo ciudadano que no entre en su calificación de «español de bien» (alguna vez han usado estas palabras para definir a los suyos) y un sistema económico en que el Estado deje de, siquiera, intentar redistribuir las rentas en su mínima expresión.

Mariano Rajoy acusa al gobierno de plantear debates que no están sobre la mesa de los españoles: «nadie, cuando estás por la calle, está por la laicidad, ni hay nadie que no duerma porque los inmigrantes voten o no en las municipales«. El gobierno, como cualquier órgano colegiado, está preparado para trabajar en varios frentes a la vez, por un lado, se puede preocupar por la crisis económica y por el otro puede realizar las gestiones oportunas para garantizar el voto de los inmigrantes en las municipales.

[[Continúa leyendo en De Igual a Igual]]

2 comentarios en «No le interesan tus derechos»

  1. Pero la verdad es que este congreso del PSOE imita a las avestruces, ha tenido una opcion para decir cuales son sus planes («que no son los de la derecha») para afrontar «la fuerte desaseleracion economica», pero no… se han ido por la tangente, frente a una realidad economica que golpea…..

    Ahora mismo, la subida de los tipos disparara la recesion, pero …. no pasa nada.

  2. Salud

    ¿Qué iban a decir sobre eso? ¿Que lo que hace Solbes es su plan? ¿Que las medidas presentadas sí son insuficientes? ¿Que ellos ni pinchan ni cortan en temas como los tipos de interés? Su plan económico sí está explicado: Más gasto y hacer la vista gorda al resto de problemas y aguantar el tipo en el sector de la construcción (que esos garrulos pidan algo después de lo que se ha vivido en el último decenio es casi indecente)… Están aplicando una receta keynesiana de libro, y por eso no la explican.

    Ahora, la insistencia en los eufemismos (sobre todo RZ, que Solbes no tiene problemas en hablar de crisis cuando contesta sin guión al frente) sí es como para darles una patada.

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.