Prometen bajadas aplican subidas

Y en las cosas que más duelen, esto es, en las que todos pagan por igual, sin elementos progresivos ni nada de eso. Julián Lanzarote y su mayoría más que absoluta en el ayuntamiento nos regalan una subida general de tasas a lo bruto. O brutal si se quiere. La más dura, sin lugar a dudas, es la del transporte. Hay que tener en cuenta que Salamanca es una ciudad chica (muy chica) y poco sinuosa, y pronto va a contar con uno de los bonobuses más caros de España para ese «poco espacio» que deben cubrir los buses.

Como indican en DGratis:

Entre las mayores subidas está la del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que será un 19% más caro, la recogida de basuras, con un incremento del 35% y, especialmente, el coste bonobús, que en 2008, será un 80 por ciento más caro.

En el caso del bonobús eso significa que pasará de costar cada viaje 38 céntimos a 70 céntimos. ¿Qué poca subida, no? Esto lo ha hecho Lanzarote pensando en que Salamanca siempre está por detrás de las grandes ciudades, y de esta forma por fin seremos los primeros, por delante de Madrid, Barcelona, San Sebastián, Valencia o Bilbao, vamos, semos los mejores.

Supongo que todo esto debe ser parte del plan de Lanzarote para beneficiar el transporte privado, ya que se dedica a hacer plazas de aparcamiento subterráneas destrozando bonitas plazas o inutilizando avenidas concurridas durante años, todo debe formar parte de la idea de «mejor el carro que el bus» o algo así. Está claro que Lanzarote no apoya el transporte público (y sólo lo utiliza para castigar a los medios que no le laman el trasero), y esta subida brutal del precio sin venir a cuento es una demostración más de cómo cuida el uso de los autobuses.

Sobre el resto de los tributos subidos: Los salmantinos pagarán (pagaremos) más impuestos que el resto de castellano-leoneses teniendo una renta por cabeza «normalita», que no se puede comparar con otras ciudades. Así pues, en términos relativos, los salmantinos son, de lejos, los que más pagarán entre los habitantes de la Comunidad Autónoma (leído en la Gaceta de Salamanca). Y claro, esta es la subida de impuestos más alta en la capital charra desde hace bastante tiempo, según cuenta La Tribuna de Salamanca.

¿Nos vamos a quedar con los brazos cruzados?

Hay que recordar una cosa, el ayuntamiento de Salamanca ha perdonado (el ayuntamiento «dejó prescribir», técnica conocida por todos los peruanos) unas multas a constructoras que suman unos quince millones de euros. Si le faltaba dinero, la peor idea es regalar el que justamente se debe cobrar y exprimir a los ciudadanos con abusivos aumentos. Fernando Pablos, el Anodino líder del PSOE salmantino, declaró: «Tras la prescripción de sanciones a un grupo de promotores minoritario, Lanzarote va a abrasar a tasas y a impuestos a los ciudadanos de a pie».

Sindicatos y asociaciones de vecinos, ante esta coyuntura, anuncian movilizaciones y acciones legales, si se tercian. En un comunicado de prensa de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca (FEVESA), manifiestan «su frontal oposición a esta subida de impuestos cuya única finalidad es recuperar el dinero perdido por la mala gestión, el amiguismo, y la ilegalidad que caracterizan la política de urbanismo dirigida por el Señor D. Julián Lanzarote Sastre». Toca salir a la calle, otra vez, para desautorizar a Lanzarote.

Realmente no entiendo que este cacique siga sacando los votos que tiene. No lo entiendo.

2 comentarios en «Prometen bajadas aplican subidas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.