Jugando con los resultados de Italia

Les había prometido, hace ya semanas, un poco de «elecciones ficticias» tanto de Ecuador como de Italia. Lo de Ecuador por ahora lo aparco, ahí todo va «viento en popa», más que en Venezuela al menos (donde la oposición se atrinchera en su propia doble moral ante un gobierno que desde el saque se muestra incapaz de tirar para delante sin recurrir a un imaginario mitológico absurdo). En Italia se están coronando con ganas. Y eso que tienen un sistema que premia a un bloque para que tenga la mayoría en la cámara baja…

Bien, el nuevo Jefe de Estado es el viejo Jefe de Estado, Napolitano repite como Presidente de la República tras fracasar los anteriores intentos, lo «mejor» ha sido el suicidio del bloque ganador en las elecciones, de la mano del principal partido de centro izquierda (el Partido Democrático). Al menos en el PD se han asumido algunas responsabilidades políticas y esto se traduce, como debe ser en este juego, con dimisiones de la dirección. Es que, claro, si propones nombras que tu propio partido no vota… lo de Prodi hasta dio pena, lo siento, que no te voten los que te propusieron y apoyaron la candidatura por aclamación… es como en clase cuando los «populares» proponen a un «nerd» para luego humillarlo en las elecciones a delegado, pero a nivel de todo el país. Y si han montado eso para el presidente, ¡imagínense para el Primer Ministro! Será un chiste.

El sistema parlamentario italiano tiene algunas particularidades interesantes, por un lado, es un legislativo simétrico donde en varias ocasiones las cámaras votan juntas donde se suman algunas otras autoridades (¿un ejemplo? La elección del Presidente de la República), las elecciones a la Cámara Baja funcionan con la premisa de primar a los partidos grandes y, sobre todo, las coaliciones nacionales, por eso la Liga Norte va con el Pueblo de la Libertad de Berlusconi. ¿Pero, habiendo barrera electoral nacional, hay una circunscripción única? Pues no, hay múltiples circunscripciones. Además, aunque se parte de un reparto proporcional, el partido que gana las elecciones se lleva la mayoría absoluta de los diputados. Hay dos vallas electorales diferentes, una para las coaliciones (10%) y otra para los partidos que van individuales (4%), además, hay una segunda barrera, dentro de las coaliciones solo se reciben escaños si se supera el 2% del voto nacional (porque estar en una coalición no significa perder la independencia en esos comicios, se va con logo y bandera propio), así se eligen 617 diputados. Los emigrantes tienen circunscripciones propias (12 en total eligen) y el Valle de Aosta va por libre y tiene un diputado no sometido a las reglas precedentes (así ahí se elige por mayoría simple al diputado, así al electo esta vez le sacó menos 0,2 puntos al segundo). Así quedaron esos 617 repartidos:

Elecciones generales en Italia (Marzo 2013), Cámara de Diputados
Censo 46905154
Votantes 35271541 75,19
Blancos 395285 1,12
Nulos 872541 2,47
Líder (Partidos) Votos %v Diputados %C
Pier Luigi Bersani
(PD, SEL, CD y SVP) 10047808 29,55 340 55,11%
Silvio Berlusconi
(PDL, LN, FI, LD, GS-MPA, MIR, PP, IP y LIE) 9922850 29,18 124 20,10%
Giuseppe Piero Grillo
(M5E) 8689458 25,55 108 17,50%
Mario Monti
(SC, UdC y FeL) 3591607 10,56 45 7,29%
Otros
1750801 5,02 0 0
Total 34002524 617
Nota: No se consideran los resultados del Valle de Aosta (elige un diputado) ni del exterior (se eligen 12).
Datos de Interior de Italia, cuadro de elaboración propia

Pueden ver que las tres primeras formaciones están muy empatadas en cuanto a votos, pero muy dispares en cuanto a diputados, ¡ah, la democracia formal! Si vemos el resultado con lupa, se fijarán que el partido de las 5 Estrellas es el más votado (como partido), el segundo es PD (que lidera la coalición ganadora).

El Senado Italiano, por su parte, tiene 315 miembros, 6 se eligen por las circunscripciones exteriores, uno por el Valle de Aosta, 7 por la región autónoma de Trentino-Alto Adigio y los otros 301 por el resto de regiones. Además de contar con senadores vitalicios (4). Desde el 2005 tienen un sistema proporcional en cada región en que se premia a la coalición ganadora con el 55% de los senadores de la región, con una barrera realmente grande (20% para las coaliciones, 8% para los partidos sin coalición) y una valla dentro de la coalición (3%). Esto ocasiona que con pocos votos se saquen muchos senadores, y cosas como que, si solo tenemos en cuenta las «regiones comunes», el segundo partido en votos sea el primer partido en senadores (ya contando los 315 esto cambia, para suerte del PD). En este momento, el Movimiento 5 Estrellas es el gran perjudicado por el sistema electoral, pero de lejos.

Jugando con los resultados

Para «jugar con los resultados», tras esta breve explicación, me centraré en la Cámara de Diputados, distinguiendo dos opciones: Los partidos por separado o los partidos en sus coaliciones. Dos métodos de reparto: D’Hondt y Resto Mayor (Hare). Solo tendré en cuenta una circunscripción para toda Italia (y repartiré solo 617 diputados). El cuadro:

Elecciones en Italia (Diputados 2013): Jugando con los resultados
Candidatura Oficial Partidos sueltos Coaliciones
Líder Partido Votos %V # D’Hondt Hare D’Hondt Hare
Pier Luigi Bersani Partito Democratico 8644523 25,42 292 161 157    
Sinistra Ecologia Liberta’ 1089409 3,2 37 20 20    
Centro Democratico 167072 0,49 6 3 3    
SVP 146804 0,43 5 2 3    
Total De La Coalición 10047808 29,55 340 186 183 185 182
Silvio Berlusconi Il Popolo Della Liberta’ 7332972 21,56 97 136 133    
Lega Nord 1390014 4,08 18 25 25    
Fratelli D’italia 665830 1,95 9 12 12    
La Destra 219769 0,64 0 4 4    
Grande Sud – Mpa 148552 0,43 0 2 3    
Mir – Moderati In Rivoluzione 81984 0,24 0 1 1    
Partito Pensionati 54854 0,16 0 1 1    
Intesa Popolare 25632 0,07 0 0 0    
Liberi Per Una Italia Equa 3243 0 0 0 0    
Total De La Coalición 9922850 29,18 124 181 179 182 180
Giuseppe Piero Grillo Movimento 5 Stelle Beppegrillo.It 8689458 25,55 108 161 158 160 158
Mario Monti Scelta Civica Con Monti Per L’italia 2824065 8,3 37 52 51    
Unione Di Centro 608210 1,78 8 11 11    
Futuro E Liberta’ 159332 0,46 0 2 3    
Total De La Coalición 3591607 10,56 45 65 65 66 65
Antonio Ingroia Rivoluzione Civile 765188 2,25 0 14 14 14 14
Oscar Fulvio Giannino Fare Per Fermare Il Declino 380756 1,11 0 7 7 7 7
Marco Ferrando Partito Comunista Dei Lavoratori 89995 0,26 0 1 2 1 2
Roberto Fiore Forza Nuova 89811 0,26 0 1 2 1 2
Giacinto Marco Pannella Lista Amnistia Giustizia Liberta’ 64709 0,19 0 1 1 1 1
Ulli Mair Die Freiheitlichen 48317 0,14 0 0 1 0 1
Simone Di Stefano Casapound Italia 47692 0,14 0 0 1 0 1
Luca Romagnoli Fiamma Tricolore 44744 0,13 0 0 1 0 1
Magdi Cristiano Allam Io Amo L’italia 42524 0,12 0 0 1 0 1
Lodovico Pizzati Indipendenza Veneta 33274 0,09 0 0 1 0 1
Renata Jannuzzi Liberali Per L’italia – Pli 28027 0,08 0 0 1 0 1
Giovanni Angelo Colli Partito Sardo D’azione 18585 0,05 0 0 0 0 0
Otros 97179 0,2 0 0 0 0 0
Cuadro de elaboración propia, datos oficiales del Ministerio del Interior de Italia.

Resulta evidente, habida cuenta el sistema de premios del sistema electoral italiano, que el partido (o coalición) más «tocado» por el cambio en el reparto es el más beneficiado, esto es, la coalición comandada por el PD. Otros repartos aumentarían la cantidad de partidos (hasta 16 formaciones extras podrían pisar la cámara) y reflejaría bastante mejor el porcentaje de votos en relación al porcentaje de curules ocupados.

La coalición del ya dimitido Bersani perdería entre 154 y 158 diputados, los amigos de Berlusconi verían subir entre 55 y 58 curules, además de que cuatro partidos de la coalición podrían tener representantes (que hoy no tienen), el llamado antipartido del humorista Giuseppe Piero Grillo también vería aumentado su peso en la cámara baja entre 50 y 54 miembros y el ex primer ministro, «yo no soy político» Monti, metería un partido más de su coalición y entre 20 y 21 escaños aumentaría. Otras dos coaliciones (y antagónicas entre sí) entrarían con fuerza en la cámara: Rivoluzione Civile (14) y Fare per Fermare il Declino (7).

Básicamente, al no haber elementos que distorsionen el reparto (como barreras o premios, o, incluso, distritos múltiples), lo que se sucede es que el reparto final representa una mejor relación entre el porcentaje de votos y el de escaños ocupados, teniendo en cuenta que en ese universo de 617, cada uno es un 0,16%, si han fraccionado tanto la representación en la cámara, ¿por qué exigir porcentajes alejados de esa representatividad? Pues, claro, para sobrerrepresentar a los que ya son grandes.

Unas consideraciones finales

En este momento en Italia el «bipartidismo imperfecto» (forzado en coaliciones, no en partidos) solo existe en la mente de los dos principales partidos políticos del país, que no ven como ya no suman, entre ellos, ni el 60% de votos válidos (incluso tomando en cuenta sus aliados), máxime cuando no tienen siquiera una fuerte disciplina interna. Hay que tener en cuenta que en el 2008 esas dos grandes coaliciones consiguieron el 84,35% de los votos válidos, esto es, han perdido más de 24 puntos, que los ha ganado, básicamente, un movimiento que se presenta como la «antipolítica» pero que es, en el fondo y la forma, «pro-sistema» (entendido el sistema burgués de representación de forma amplia).

Un comentario en «Jugando con los resultados de Italia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.