Rajoy: ¿Corrupto o incompetente?

Qué es peor: Tener un incompetente ciego o tener un corrupto cínico. Esa es la duda que me corroe todos estos días con las distintas informaciones que salen sobre el tema de la corrupción entre (ex) dirigentes del Partido Popular de España. El ex-tesorero, al que no echaron, sino que se fue por su propio pie pero mantuvo prebendas (despacho, carro oficial del partido, abogado pagado por la formación…), por el que el actual presidente del gobierno puso la mano en el fuego (a medias, a su estilo, «no podrá demostrarse que no es inocente»), se sigue hundiendo, ahora pillado con muchos millones (que, como mínimo, suponen fraude fiscal), y muchos otros políticos, implicados o no en el caso Correa, ven cómo sus ingresos no cuadran con sus gastos (entre ellos el mismísimo presidente de la comunidad de Madrid). Salen ahora diciendo que no les temblará la mano, proponiendo incluso una suerte de «Asuntos Internos» para estos temas, los mismos, los mismos (repito) que eliminaron la fiscalía anticorrupción, los mismos que hace más de 3 años calificaron este mismo caso como un montaje contra su partido, ahora quieren reaccionar para «limpiar» el partido (¿por qué no lo hicieron hace ya años?), los mismos que conocían la corrupción, incluso que ahora dicen que le plantaron cara en su día (2009 nuevamente), que no la denunciaron, quieren presentarse como limpios y limpiadores.

Por eso la duda: Incompetencia o corrupción. En la información aparecida en El Mundo sobre los sobresueldos (que ahora varios periodistas reconocen que en los mentideros se conocía dicha práctica, pero que no había pruebas sobre la misma más allá de los rumores), que exculpa o pretende hacerlo a los actuales líderes en activo, nos deja en claro la duda. Ahora lo explico: Mariano Rajoy no es un hombre nuevo en el partido, todo lo contrario, en 1981 fue diputado por Alianza Popular (AP, la parte principal del actual PP) en 1981 en el parlamento gallego, ya en 1988 era el Secretario General de AP Galicia, en el 86 ya era diputado en el Congreso de los Diputados (fue cabeza de lista de Pontevedra), cuando se funda el PP él entró a formar parte del Comité Ejecutivo Nacional (1989), al año siguiente ya era Vicesecretario General del partido (bajo el mando de Aznar), entre el 96 y el 2004 ocupó varias carteras ministeriales y la vicepresidencia del gobierno, Secretario General del PP en 2003 para, al año siguiente, ser el presidente del Partido Popular, cargo que mantiene hasta ahora.

Cuando salió todo lo del Caso Gürtel se conoció que Correa era mal mirado en el PP de Rajoy (en cambio era un personaje querido en el de Aznar), también se supo que la trama de Correa no era la única en el PP (según el que realizó las comprometedoras grabaciones, el exconcejal del PP en Majadahonda, JL Peñas, Correa representaba una de las «familias de intereses» en el partido, cada uno con su parcela territorial de corrupción). Como sea, se supone que Rajoy, conocedor de las malas prácticas de Correa, le prohibió la entrada en la sede del PP. Si damos por bueno que Rajoy no es corrupto (como insiste El Mundo), significa que conocía que en su partido había casos de corrupción y no acudió a la justicia. Esto es tremendamente importante, Rajoy prefirió «limpiar internamente» el partido antes que hacer lo que tenía que hacer: Ir a la policía o a la aun existente fiscalía anticorrupción y contar lo que sabía. No hablamos de un equis que dentro de su familia prefirió guardar los trapos sucios, hablamos de alguien que actualmente es el presidente del gobierno, y que pretendía serlo cuando todo esto se supo.

Si damos por bueno que los actuales del PP están limpios y que toda la corrupción del partido desapareció en el 2009, nos queda la duda de todos los años previos y la participación pasiva de los actuales dirigentes. Como recuerdo, Mariano Rajoy lleva una eternidad en el partido, presidente del mismo desde el 2004 y Secretario General desde el 2003, Vicesecretario General desde mucho antes. ¿Rajoy conocía todo esto y no lo denunció? ¿Rajoy no conocía nada de esto y todo pasaba debajo de sus narices -su propio Tesorero, nombrado por él en 2008, implicadísimo en todo el caso-?

Si Rajoy no conocía nada de nada, y cuando lo supo le puso freno (como es la versión oficial y la que defienden los medios que le apoyan), es un líder de trapo, un verdadero incompetente que confía en alguien como Luis Bárcenas, Camps, Matas y demás sin cuestionarse nada, donde todos sus subalternos hacen lo que les place y como les place. Es un verdadero incompetente. Lo que es peor: Es un incompetente como líder que no cumple con su deber público (haber denunciado los casos ante la fiscalía, como mínimo) y que usa al partido para proteger a los suyos (los gürtel apoyados por la defensa jurídica del partido, el partido personándose a la causa para trabarla en los tribunales, etc.)..

La otra alternativa es que Rajoy no es trigo limpio, que aunque él no haya cobrado directamente sí que ha apoyado esas prácticas, que ha mirado para otro lado hasta que ya le era imposible (como hace Aguirre*), y que se rodea de gente que tres cuartos de lo mismo (como Ana Mato, que no se dio cuenta del ritmo de vida que llevaba y nunca se cuestionó de dónde salía todo ese dinero que su sueldo y el de su entonces marido y alcalde de un municipio no se hubiesen podido permitir), y que, por supuesto, se aprovechó indirectamente (un jugoso sueldo y unas campañas electorales pagadas, en parte, por una trama de financiación irregular del PP nacional).

Así que qué es peor: Pensar que el presidente del gobierno es un incompetente como líder o pensar que es un corrupto.

Por supuesto puede ser un punto intermedio, un poco de incompetencia profunda y un poco de aprovechamiento, un poco de displicencia y un poco de mala suerte… Pero solo en parte. ¿Por qué? Porque Bárcenas no tuvo nunca un puesto ejecutivo, su participación en la trama es una suerte de intermediario de algo. A diferencia de los presidentes autonómicos, los consejeros, los concejales o alcaldes, Bárcenas no jugaba con dinero público directamente, y, aunque siempre fue un hombre fuerte en el partido, no manejó las cuentas hasta entrado ya el mandato de Rajoy dentro de la formación. Bárcenas cobraba y repartía en otros conceptos, una intermediación instrumental. Bárcenas recibió un claro apoyo de Rajoy y de otros actuales altos dignatarios del partido.

*Aguirre ahora sale queriendo dar lecciones de limpieza financiera, pero ella misma se lavó las manos cuando salió todo el tema de aquella fundación madrileña del PP que solo recibía donaciones (de empresarios afines, algunos como el ahora imputado y antes ex presidente de la CEOE) y pagaba actos del PP (eso es financiación ilegal de un partido y son delitos electorales) diciendo que ella era candidata y no manejaba el partido en esa época. ¡Y ahora se presenta como tenaz luchadora contra la corrupción! Y los medios que la aplauden destacan cómo ha ido, cada vez que se conocía una noticia de corrupción en el PP madrileño, cortando cabezas, pero se olvidan -¡oh, mala memoria!- de recordar que fue la propia Aguirre la que les puso donde estaban a dedo y que nunca levantó ella la liebre, siempre eran otros medios (primero acusados de realizar montajes contra la lideresa) y solo rodaban cabezas cuando ya la sangre había llegado al río (y esos casos de expulsar del partido a diputados autonómicos pero que estos sigan actuando como parte del grupo popular parece una burla total).

2 comentarios sobre “Rajoy: ¿Corrupto o incompetente?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.