Humala presidente: ¿Y ahora qué?

Ahora toca fiscalizar que cumpla y no haga burradas
El candidato presidencial de Gana Perú, Ollanta Humala, se levanta como el vencedor de la segunda vuelta al obtener más del 48,3% de los votos emitidos, unos dos puntos y medio sobre los conseguidos por la candidata de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, que roza los 45,8% de votos insertados en las ánforas (en porcentaje de votos válidos, al 90,5% contabilizado, GP 51,36%, F11 48,63%). Puede ver el nuevo mapa político del Perú en: «Resultado electoral segunda vuelta en mapas – Perú 2011» (se va actualizando). Ollanta ha ganado en casi todo el Perú, sin desmerecer los nada desdeñables resultados de la hija del dictador, al 88% escrutado, el dirigente de Gana Perú consiguió el triunfo en 19 de los 24 departamentos, y Keiko solo en 5 regiones y la Provincia Constitucional del Callao. En Ica se dio la mayor «batalla» entre los dos candidatos (ahí realmente hay «polarización», GP se hace con la plaza al obtener el 50,09% de los votos válidos) seguido por San Martín.

Keiko Fujimori ha obtenido su mejor resultado, de lejos, en Lima (57,47%), curiosamente fue una plaza que en primera vuelta no consiguió, la misma fue para el candidato de la Alianza por el Gran Cambio, que finalmente dio su apoyo a la candidata naranja. Ollanta Humala, por su lado, ha conseguido más del 75% en dos plazas,  Cusco y Puno, todo el sur y oriente es para el candidato nacionalista. Keiko Fujimori solo se impuso en departamentos de la costa y en el extranjero.

No deja de ser interesante, triste pero interesante, que los focos se pongan, por parte de la prensa, en quién será el Ministro de Economía, y en cómo la Bolsa de Lima ha tenido que cerrar antes de la hora por la fuerte caída de los principales índices (más del 12%). ¿Realmente es consecuencia directa de la elección de Humala? ¿Una recogida de beneficios para que todo se vuelva a estabilizar? ¿Una caída puntual o se mantendrá por varios días, semanas, meses y años? Bien, quienes no quieran invertir en empresas de un país gobernado por Ollanta Humala están en su derecho de desinvertir, pero que luego no nos vendan la idea de que en la economía lo que vale es el planteamiento racional puro y duro (porque, además, ya sabemos que las bolsas se manejan a punta de inspiración y sensaciones). Eso sí, si la bolsa sube mañana (aunque sea aprovechando las caídas de algunos precios) espero que también le den tanta relevancia como a la caída de hoy.

Gana Perú se está prestando a ese juego, en vez de darle la debida importancia a otras carteras (como la de educación), se están fijando demasiado en la de economía, y lo están haciendo para «tranquilizar a los mercados», Ollanta se apura a hablar de que en su mandato la economía será de mercado (eso ya lo sabíamos, viene en su plan de gobierno también) y los distintos políticos vinculados a GP dan nombres de personas posibles (algunos ex ministros, asesores de Toledo, entre otros). Ya nos avisan que sabremos el nombre del próximo Ministro de Economía antes que el del resto de ministros. Mal vamos.

Y para la presidencia del Consejo de Ministros parece que tiene todas las papeletas Beatriz Merino, quien ya ocupara ese cargo con Toledo de presidente, y actualmente es fue la Defensora del Pueblo (cargo en que se encuentra en funciones desde marzo cargo que dejó el 1 de abril, habiendo comenzado en el mismo en el 2005)*, además de haber sido senadora (90-92) y congresista (95-2000) y formado parte, en su día, del Movimiento Libertad. También ha trabajado en el Banco Mundial. No es precisamente una izquierdista, como saben. Es algo que ya avisaba Abugattás desde abril…

¿Cuánto cambio se puede comandar si se lleva a los mismos que han mantenido unas políticas concretas en Perú? No olvidemos que a Ollanta (como a Alan antes) se le ha elegido con un discurso «pro cambio», se insiste mucho que su giro al centro (y encuentro con Toledo) colaboran para su elección, seguramente en la segunda vuelta, pero ese 31% de votos válidos de la primera vuelta no los consiguió manteniendo un discurso a favor del «chorreo» como política económica (lo que llevan haciendo los gobiernos peruanos desde comienzos de los noventa, ni más ni menos), y en las zonas donde más apoyo tiene no es, precisamente, por el «viaje al centro». En este sentido me gustaría ver las primeras grandes medidas de Humala, me da que para mucho de sus electores serán tremendamente decepcionantes. Hablando de decepcionar, concuerdo con unas líneas escritas por El Jorobado (también conocido como Carlos Meléndez) en Correo:

«El nacionalismo tampoco garantiza resolver el divorcio entre sociedad y política. Su discurso ha terminado elevando las expectativas de cambio que podrían desbordar sus posibilidades reales de canalización.»

Estas expectativas se crean por un discurso pasado (ni siquiera es presente, o según la última versión del discurso humalista), no van acompañadas de propuestas más o menos concretas, y no creo que Gana Perú sea capaz de dar solución a todos los problemas sociales que hicieron que gran parte de la población de determinadas zonas votasen por el candidato de la «O», algunas de las propuestas incluso ya están descartadas. Así algunas cosas que dijo que haría (hace más o menos tiempo), luego matizó y luego intenta que olvidemos que lo dijo, como lo de revisar los TLC, parece que no se harán (miren, otra coincidencia con Alan García, del «no a los TLC» a defenderlos a capa y espada y firmar nuevos con contenido similar), otras cosas se han matizado tanto que veremos en qué quedan. Además a esto hay que sumarle que GP casi no gobierna en ninguna otra parte del Perú, y que no contará con una mayoría suficiente en el Congreso (y eso sumado al victimismo de algunos humalistas, tenemos que la culpa siempre será de otros y no de la dejación que ellos tendrán en el cumplimiento de sus promesas).

A todos los que teman por la caída del crecimiento en Perú cabe recordarles que la forma en que crece el Perú (léase el bolsillo de algunos peruanos nomás) es justamente una de las razones por las que un candidato de corte autoritario como Ollanta Humala y una populista que lleva autoritarios en sus listas como Fujimori pasaran a segunda vuelta, esto es, ese «crecimiento» hay que mantenerlo, pero sin dudas hay que «mejorarlo», mejorar la redistribución, en otras palabras, a quiénes llega ese crecimiento y de qué forma, porque si se queda en cuatro lugares mal contados, pues luego que no nos sorprenda que en otros una alternativa que pide el cambio profundo del sistema -o pedía más bien- saque más del 75% (que no creo que se dé, y espero equivocarme).

Entiendo que GP quiera, en todo caso, «tranquilizar a los mercados» (finalmente en las democracias burguesas gobiernan más los mercados que los representantes públicos electos, sino que se lo pregunten a los mandamases de Irlanda, Italia, Grecia, España, Portugal, entre otros) y al resto de los peruanos temerosos de un cambio económico que les perjudique los bolsillos, también que sea uno de los ministerios donde dé gestos de apertura a otros partidos, sobre todo a quienes les apoyaron en segunda vuelta -y de ahí que se barajen nombres de gente de Toledo-, pero los chicos de GP no deberían dejar de lado su plan de gobierno ni deberían, como lo están haciendo, olvidar el resto de carteras.

También creo que la izquierda, sobre todo la socialista y comunista, más temprano que tarde lamentarán haber apoyado a Humala. Por mi parte sí espero una seria mejora, como poco, en la legislación laboral (tanto en las relaciones individuales como en las colectivas) y que la política del Ministerio de Trabajo deje de ser antisindical. Creo que ese sería un pequeño paso para el gobierno pero uno grande para los trabajadores del Perú. No voy a decir que me conformaría, pero sería una mejora considerable. Y sería todo un gesto hacia la izquierda peruana la elección de un sindicalista para la cartera de trabajo, justo y necesario.

Excurso: ¿De verdad veremos a Javier Diez Canseco como congresista oficialista? Eso sí que es nuevo. Pues yo espero que mantenga su papel de fiscalizador, será más que necesario.

Segundo excurso: También han caído: el Nasdaq 100 (-0,78%), el Dow Jones (-0,5%), el Ibex 35 (-1,24%), Bel 20 (-0,44%), Dax 30 (-0,34%), Cac 40 (-0,7%), Psi 20 (-1,19%), Mib 30 (-1,25%) y Nikkei 225 (-1,18%). Rediós, sí que tiene impacto mundial la elección de Humala. (Ya sé ya sé, nada que ver…)

*Actualización: Ernesto, de Física3, me corrige la información dada sobre Merino, indicando que ya no es la Defensora del Pueblo, cierto, reparo el error y gracias por el aviso.

2 comentarios en «Humala presidente: ¿Y ahora qué?»

  1. Correcion mi estimado, hace rato que Beatriz Merino ya no es Ombudswoman , ahora esta en la asociacion de AFP…

    Entiendo tus preocupaciones, pero no te olvides, de algun cuero tienen que salir las correas, y si no hay inversiones, no habra plata para los programas sociales, eso si, mas alla de la «tranquilidad» no deberia haber tantas concesiones.

  2. Salud

    Gracias Ernesto por la corrección.

    Claro, entendería un MEF de «consenso», más o menos, pero algunos nombres más que consenso son otra cosa. Pero me preocupa más que GP caiga rápido en ese juego (lleva meses en él, realmente), debieron anunciar todas las carteras juntas, al menos las «más importantes» (MEyM, MT, MA, MRE, ME, MEF, MS, MP, MJ…), pero bueno, ellos sabrán. Porque si cambian todo para «tranquilizar a los mercados» será más parecido a RZ que otra cosa (pero con contestación en el interior, que eso sí que sabemos hacerlo).

    Hasta luego y muchas gracias por la corrección y el mensaje ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.