Cacareando que es gerundio: ¿Muchos ministros?

El otro día hablé del meme de los progresistas del PSOE sobre qué causó la burbuja inmobiliaria en España (acusan a una ley de Aznar en el 98), hoy toca hablar de «los tres gobiernos del PSOE en 5 años», o una variante bastante curiosa, más por falsa que otra cosa, que reza «en un año de gobierno ZP cambió a 5 ministros». Rodríguez Zapatero (ZP para muchos) realizó, en Semana Santa, una remodelación parcial del gobierno, incluyendo, además, una nueva vicepresidencia y realizando, de paso, un nuevo baile de competencias entre los ministerios (las competencias, al parecer, se dan más por la persona que por la cartera).

Este nuevo ¿argumento? de parte de la derecha española (mediática y borrega, de vez en cuando azuzados por alguna que otra declaración cargada de demagogia por parte del político de turno) se basa en que Rodríguez Zapatero no se tiene quieto y ya ha tenido tres equipos en tan solo cinco años, y es curioso, porque ellos son los que más veces han pedido dimisiones, renuncias, despidos y cambios varios entre los ministros, si es que no están contentos con nada…

Ya que esos mismos son los que hablan «tan bien» del gobierno de José María Aznar, podríamos comparar, en cuanto a baile de ministros y similares, lo que fueron los ocho años de gobierno del PP (cuatro con mayoría absoluta, lo que le da bastante más estabilidad política, al menos en teoría, que las dos minorías que ha tenido, en estos cinco años, el PSOE), también, estos críticos del panfleto, hablan de los ministros que duran menos de un año como la peor de las pestes, también son «escoria» los ministros que cambian de cartera, así que el «recordatorio» (mi berrinche particular hecho entrada) comenzará con Mariano Rajoy, actual líder del PP, dos veces candidato «para presidente» y se supone que el próximo gran candidato.

Mariano Rajoy Brey, actual presidente del Partido Popular (desde el 2004 que calienta el trono de mi tocayo), fue Ministro de Administraciones Públicas, Ministro de la Presidencia, Ministro de Educación y Cultura y Ministro del Interior, además, fue Vicepresidente Primero del Gobierno (puesto que ocupó con distintas carteras). Y todo eso en tan solo 8 años.

Como Ministro de Administraciones Públicas duró algo menos de tres años (de mayo de 96 a enero de 1999), de ahí pasó a Educación y Cultura para ocupar el puesto de una criticadísima Esperanza Aguirre (sí, esa que como ministra de Educación y Cultura, cuando le preguntaron por Saramago, respondió que era admiradora de escritoras como Sara Mago), en el 2000, tras las elecciones, fue nombrado Vicepresidente Primero y Ministro de la Presidencia (duró en Educación año y 3 meses), 10 meses más tarde, en febrero de 2001, dejó ese ministerio para ocupar la cartera de Interior, en la que duró año y cuatro meses, que, por lo que sea, volvió al Ministerio de la Presidencia (¡volvió!). En septiembre de 2003 dejó la Vicepresidencia (que conservaba independientemente de la cartera que ocupara) para ser Secretario General del PP a «propuesta» de José María Aznar y presentarse como sucesor en la moncloa en las elecciones del 2004. ¿Seguimos hablando mal del baile de carteras entre los ministros de Rodríguez Zapatero como lo peor del mundo o reconocemos que es «lo normal»? ¿O todos los cambios de Rajoy, entre carteras bastante distintas, es síntoma de que se pone a ciertas personas en altos cargos solo por politiqueo? (como se dice con las ministras de RZ.) ¿No es lo mismo?

Pero vayamos a las crisis del gobierno de José María Aznar, ese gran presidente (nótese la bastardilla):
En la VI legislatura (1996 – 2000) España tuvo tres ministros de trabajo, dos ministros de Educación y Cultura, dos ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación, dos ministros de Administraciones Públicas, dos portavoces del gobierno, la mayoría de cambios se hicieron en el 99. Pimentel solo duró 10 meses, dimitió (sí, ministros que dimiten no es solo una leyenda) al poco de asumir el cargo. Ojo, que muchos de los cambios se hicieron pensando en elecciones (es lo que tiene hacer política pensando en las elecciones, lo mismo le ha pasado a algunos de los ex ministros de RZ).

Se ha criticado mucho a RZ por hacer cambios cuando llevaba «un año» de gobierno (en realidad era un año tras las últimas elecciones, cinco de gobierno), en el 2001, tras un año justo de ser elegido con mayoría absoluta José María Aznar, se realizan dos cambios ministeriales, Mayor Oreja se va al País Vasco para ser Lehendakari (él quería, los votos no le acompañaron, solo a un lumbreras se le ocurre mandar un ex Ministro del Interior recién salido de la cartera para presentarse allá), Rajoy es el que cubre ese puesto en Interior y se traen, de la presidencia de Castilla y León a Juan José Lucas, que duró en el cargo año y cuatro meses.

En este periodo, de 2000 a 2004, España tuvo: dos vicepresidentes primeros, dos vicepresidentes segundos, tres portavoces del gobierno, dos ministros de exteriores, dos ministros de Justicia, tres ministros del Interior, dos ministros de trabajo, tres ministros de Ciencia y Tecnología,  cuatro ministros de la presidencia (cuatro años, cuatro ministros), tres ministros de administraciones públicas, dos ministras de Sanidad y dos ministros de Medio Ambiente, se produjeron cambios importantes en el 2002 y en el 2003 (estos de cara a las elecciones generales fundamentalmente).

Además, tras las elecciones del 2000, cambiaron los nombres en: Vicepresidencia Primera, Portavoz del Gobierno (entre el 96 y 2000 era una secretaría de Estado), Asuntos Exteriores, se desdoblo Economía y Hacienda (de un ministerio a dos, con un nuevo ministro para Hacienda mientras que Rato conservó la parte de Economía), Justicia, Defensa, Fomento, Educación y Cultura, Industria, Agricultura, Pesca y Alimentación, Presidencia, Sanidad y Consumo, Medio Ambiente, Administraciones Públicas y Fomento. Y espero no olvidarme de ninguno. Esto es, el baile de carteras fue brutal (muchos ministros seguian siéndolo, entre las dos legislaturas, pero de carteras distintas).

En la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero (la VIII, entre 2004 y 2008) ningún ministerio fue ocupado por más de dos personas (en 9 carteras, eso sí, hubo un cambio de ministro en esos años), aun es pronto para hablar de la IX legislatura, segunda de RZ, pero es posible que se den «de tres», como pasaba con Aznar.

Para bien o para mal, lo que pasó con Aznar, con todos los anteriores y con RZ, es lo «normal», no veo lógica alguna en «criticar» al gobierno por el baile de carteras ni de competencias (como he mencionado por encima, incluso Aznar se dio el lujo de dividir Hacienda y Economía) por el simple hecho de producirse, otra cosa es que se critique la competencia de quien se pone al frente de un ministerio, o de quien sale, o lo que corresponda.

Pero la argumentación de panfleto simplemente se basa en que RZ ha tenido «tres gobierno» (no es por nada, pero seis cambios y un añadido entre unas 19 carteras -o por ahí- yo no lo llamaría «un cambio de gobierno») en cinco años, como si, además, de por sí ello fuera negativo, extraño a la tradición de gobierno española (qué poca memoria, ¡país!).

Las críticas al gobierno, y a los ministros, deben tener algo de sustento, no deben ser, además, simples argumentos ad hominem y basarse, en exclusiva, en el «pero si tal estaba en la cartera X qué sabrá del ministerio Y», porque además para los «peperos» esa puede ser un arma de incómodo doble filo (sin ir más lejos: Rajoy).

Vaya rollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.