Sobre el Paro y los padrones de afiliados

Al igual que estoy en contra de la entrega del padrón de afiliados de los partidos políticos (por todo lo que ello significa) no puedo sino estar totalmente en contra de la «gran idea» de que los sindicatos muestren los padrones de sus afiliados. No no y mil veces no. Por las mismas razones, básicamente, que las del registro del padrón de afiliados a los partidos políticos, y algunas cuantas más: a.- En Perú se persigue a los sindicatos, tanto política como empresarialmente, el obligar que la afiliación a un sindicato sea público es un desincentivo claro a la afiliación sindical; b.- Los patrones encontrarán, en la afiliación a los sindicatos, una seña de la posible «conflictividad» o «sumisión» de un trabajador, se volverá «motivo» o de despido (que ya se persigue bastante a los sindicalistas que van como tales) o de «no contratación».

Hay medios que han empezado una verdadera campaña de dizque «transparencia» de CGTP, que si bien es cierto que no tiene un gran peso sindical (desde la propia central obrera se reconoce que hay federaciones inactivas que siguen figurando como activas), y está, desde hace mucho tiempo, en vacas flacas con respecto a los afiliados (tiene un bajísimo número de los mismos), sigue siendo un ente movilizador (sobre todo SUTEP y Construcción Civil) que convoca paros nacionales y planta cara al gobierno de turno (sea Alberto Fujimori, Alejandro Toledo o Alan García). El paro nacional de hoy es justo y necesario.

CGTP y demás sindicatos en Perú son escuálidos, poco capaces, mal organizados, y sobre todo, poco representativos (tras años de persecución esto no es extraño, lo increíble es que sigan existiendo), pero aún así sus convocatorias son lo suficientemente movilizadoras para que el gobierno contrate anuncios televisivos en contra de los convocantes, que en alguna ocasión hasta el presidente ha realizado comunicados a la Nación en contra de los mismos, que cambien la legislación para permitir la actuación represora de las Fuerzas Armadas con mayor facilidad (ya anuncian que los soldados irán con sus armas reglamentarias, y que sólo responderán a la «excesiva violencia» de los manifestantes, lo que según el gobierno es, simplemente, salir a la calle para decir «basta», y esta intervención está siendo justificada por miembros de ministerios que ni pinchan ni cortan), y ahora resulta que el Ministro de Trabajo, el día de ayer, declaró «ilegal» el paro nacional convocado por CGTP.

«La CGTP presentó una comunicación al Ministerio (de Trabajo), la cual fue analizada por los funcionarios con competencia al respecto, y son ellos los que están declarando la improcedencia. Esta decisión ha sido comunicada oportunamente a la CGTP», declaró el Viceministro de Trabajo, Jorge Villasante (en Correo, que dedica todas sus noticias en el Paro, lo malos que son los de la CGTP -cómicos incluso, según Mariátegui-, y lo bien que lo hace el gobierno -algunos como Mulder, Secretario General del APRA y columnista en Correo, no se cortan un pelo en descalificar a sus contendientes políticos, y a su representatividad, olvida por completo no sólo la baja aceptación del APRA, si no que ellos no ganaron ni la primera vuelta ni las elecciones al Congreso-).

¿Qué significa esto? Que legalmente no hay paro, que quienes falten a su trabajo podrán ver su nómina mermada, y sobre todo, podrán ser despedidos y demás sanciones que decidan las empresas. Con esto se quiere desactivar las manifestaciones y el paro. Ahora bien, me parece increíble que digan esto un día antes del paro, cuando la convocatoria fue hace bastante tiempo para evitar este tipo de problemas a última hora. No entro a valorar la comunicación realizada en sí misma en tanto no dispongo de ella, pero dudo mucho que cumpla los requisitos del artículo 69 y siguientes del Reglamento de Relaciones Colectivas (Decreto Supremo 011-1992-TR). Tampoco creo que desde el Ministerio se hayan cumplido los plazos, la huelga se convocó en Mayo (aunque no sé cuando, se entregó la comunicación a la Autoridad de Trabajo, teniendo en cuenta el tipo de huelga, hace al menos 10 días, según el art. 73 del TUO de Libertad Sindical, Negociación Colectiva y Huelga), teniendo en cuenta esto, y dado que la huelga comenzó hoy, y la respuesta es de ayer (anteayer como mucho), no se pueden cumplir los plazos siquiera para apelar la declaración de improcedencia (tres días útiles desde que se recibe la notificación, según el art. 74 de la citada norma), así que es previsible que lo ilegal sea la comunicación del Ministerio del Trabajo, el cual estaría vulnerando el derecho a la huelga de los trabajadores peruanos. Por cierto, algunos sectores comenzaron la huelga ayer (como el agrario), así que la comunicación, en esos casos, llega más que tarde. Espero, eso sí, que desde los gremios hayan sido lo suficientemente listos para haber declarado cada cual por su lado la huelga (y así cumplir correctamente el artículo 76 del TUO citado, en tanto que no existe el derecho al paro nacional, pero sí gremial, y también que hayan cumplido con las formalidades del art. 73 de la ley).

El gobierno no quiere hablar con los sindicatos (y cuando un Ministro lo hace en la radio, en un debate de lo más sano, el Secretario General del partido lo desautoriza mencionando que es un error hablar con la dirigencia sindical), la situación no es nada positiva para las clases trabajadoras del país (que encima son los menos beneficiados tanto por el actuar del gobierno como por el continuo crecimiento económico del país), y se pone de ejemplo de buen sindicato a uno amarillista (cuyos afiliados coinciden con los del partido en el gobierno).

¿En estas circunstancias, al margen de las objeciones constitucionales que pongo al padrón, les parece lógico que los sindicatos entreguen a «todos» el censo de sus afiliados? Si el problema es la de medir la representatividad, y no se confía en los datos que dan los sindicatos (no sé cuál es exactamente el proceso de sellado de los libros de afiliados por parte de la Autoridad Laboral o el control de cuotas existentes, en tanto que ambos pueden servir como verificación de la afiliación sin tener que desvelar quién está o no sindicado) que se busquen formas alternativas al de «afiliados» para medir dicha representatividad, sin ir más lejos, en España se mide por las elecciones internas de las empresas para sus comités de empresa o, en su caso, delegados de los trabajadores, con esto se mide la fuerza «dentro de las empresas» de los sindicatos que se presentan a las elecciones (hay algunos de los grandes que, por política general, no se presentan), así pues, no se tiene tanto en cuenta el número de afiliados como el número de apoyos «representados» (igual que los partidos políticos a fin de cuentas).

Ya para ir concluyendo, realizo un extracto del artículo sobre el registro de afiliación de los partidos políticos (donde dice Partidos Políticos, entiéndase sin ninguna dificultad «sindicatos»): «(…) Artículo 2, inciso 18 de la Constitución Política del Perú de 1993 (CPP en adelante) que dentro de los derechos fundamentales de la persona reza: «A mantener reserva sobre sus convicciones políticas, filosóficas, religiosas o de cualquiera otra índole, así como a guardar el secreto profesional». (…) me parece que es negativo que se obligue a publicar los padrones de afiliados en tanto que se pide la publicidad de la ideología sin que contribuya a ningún fin constitucional de los partidos políticos ni una obligación suprema de transparencia (…) considero que afiliarse en un partido es una declaración dentro de un ámbito concreto, y no debe estar al alcance de cuanta persona desee conocer dicha afiliación política de iure».

Recordemos a su vez que el Estado reconoce los derechos de sindicación y huelga (artículo 28 de la Constitución Política del Perú de 1993), y este derecho de sindicación se vería fuertemente vulnerado en la petición de publicidad de los padrones de afiliados en tanto que supone una facilitación de la persecución de quienes decidan vincularse orgánicamente a un sindicato, limitando seriamente la libertad sindical desde su primer paso y favoreciendo, exclusivamente, a quienes quieren acabar con los sindicatos (porque no desean organizaciones transparentes, las quieren sumisas).

Excurso: Aldo Mariátegui es demasiado, digamos, generoso cuando asegura que «se ha corregido en gran parte la situación de un gran sector de empleados públicos que trabajan como si pertenecieran a la cuarta categoría», ya que el Decreto Legislativo, ya en vigor, ha sido «trampeado» por el gobierno para no cumplirlo, así pues, en contra de su propia política de contratación, renovó con fecha anterior al Decreto Legislativo (aunque con firmas posteriores, por supuesto) por 6 meses a una gran masa de los trabajadores que seguirán viviendo como en una cuarta categoría, que por cierto, 15 días de vacaciones, nada de pagas extras, y demás, no es una solución para unas personas que debieran o estar dentro del funcionariado o, como poco, tener contratos laborales ordinarios, y no en esos inventos de contratos para «salir del paso», que si bien es un avance, no es un buen ejemplo del buen hacer del gobierno ni desde la legislación ni desde la puesta en práctica. Y esto se puede aplicar perfectamente al resto de «bondades» legislativas del gobierno en material laboral, paja, pura paja.

Comunicados de la CGTP:

3 comentarios en «Sobre el Paro y los padrones de afiliados»

  1. se debe modernizara izquierda y trabajar para la inmensa mayoria que son los pobres y nmas necesitados del peru

  2. LA LEY DE SERVICIO CIVIL ES UNA MANIOBRA PARA SACAR PERSONAL CAS. ESTA MISMA LEY A LOS DEL REGIMEN 728 NO DAN EVALUACION MIENTAS A LOS DE 1057 SI SON EVALUADOS. A MI ENTENDER CONTINUA LA DISCRIMINACION EN CONTRA DE LOS DEL CAS QUE SIMPLEMENTE EL GOBIERNO NOS TOMA COMO TRABAJADORES INFORMALES.
    HASTA CUANDO LOS GOBIERNOS DE TURNO CUMPLIRA CON REPETAR NUESTRA CONSTITUCION POLITICA QUE ANTE LA LEY NO HAY DISCRIMINACION NI DESIGUALDADES, ESTO ES SOLO LETRA MUERTA POR QUE EN LO CIERTO Y EN LA PRACTICA NADA SE CUMPLE. «NO A LA DISCRIMINACION NI DESIGUALDADES LABORALES» ENTRE TRABAJADORES PROVOCADOS POR LOS GOBIERNOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.