Patrocinador esquivo

«Irán es el principal patrocinador del terrorismo», brama Bush. Hace unos años, el principal patrocinador era Afganistán, poco después lo fue Iraq, y esos dos países cayeron bajo las bombas estadounidenses y de sus aliados, bombas y bombas, autorizadas por la ONU o no, eso es indiferente para la mayor potencia del mundo. El patrocinador, al parecer, resulta realmente esquivo. Estuvo ya en dos gobiernos, y el cambiar de mandatarios (¿y sistemas?) en esos países no cambió nada en el panorama internacional de los terroristas. Más aún, ahora hay más atentados que antes, ahora hay más muertes.

¿Acaso no eran los gobiernos de Afganistán y el de Iraq los patrocinadores? ¿De qué servirá atacar Iraq si el terrorismo se recrudecerá? Es curioso, Bush acusa a Irán de financiar organizaciones terroristas, y entre ellas está, por ejemplo, los Talibán, que, no olvidemos, fueron fuertemente apoyados y armados por los estadounidenses durante la guerra fría. Al igual que los movimientos kurdos, a veces son terroristas más que malos que hay que gasear, y otras veces son luchadores para la paz frente a un régimen que financia terrorista.

El gobierno de Irán es cualquier cosa menos pacífico, eso está claro, pero el principal desestabilizador de la zona no es el presidente iraní, es el presidente estadounidense, es él quien ha realizado dos guerras y falsea pruebas para recibir ayuda y aprobación por parte de la comunidad Internacional (y si no la consigue, inicia su campaña solito, que no hay problema en eso), así que cuando escucho a Bush decir que la democracia trae Paz y Tranquilidad no hago más que inquietarme. ¿Qué paz ha traído la democracia a Estados Unidos? Es el país más bélico en los últimos años (¿en toda su historia?), y es el país que, junto con la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, más dictaduras ha aupado al poder, que un país sea una democracia no le impide financiar grupos terroristas… para nada.

Tampoco asegura, por supuesto, la falta de terrorismo, ni que dejen de tener fuentes de financiación (la propia administración estadounidense ha financiado guerrillas, terroristas, golpistas, y toda esa ralea despreciable que plaga nuestra historia global), ni siquiera que se cumplan los derechos más básicos de las personas, y no me refiero sólo a casos más o menos constantes de tortura, sino a que se inventen una base fuera del territorio del país y cuelguen el epíteto de «combatiente enemigo» para retirar cualquier derecho al preso, ni nacional ni internacional…

¿Ya que Bush está en Emiratos Árabes Unidos, por qué no aprovecha para hablar de la falta de democracia de ese país? ¿Y de Arabia Saudí? Es increíble que sólo pida un cambio de gobierno en aquellos que «no le gustan», y en cambio en sus aliados de toda la vida, que desprecian la vida de la gente, oprimida, subyugada, y discriminada. Hipócrita. Totalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.