¿Armas de Fragmentación? E indignaciones varias

Ayer salía la noticia, el Embajador israelí en España declaraba a los medios de comunicación, totalmente indignado por las palabras del secretario de Organización del PSOE, José "Bocazas" Blanco, que su país (Israel) hacía todo lo posible por minimizar las víctimas civiles en el conflicto (si esto fuera verdad no estarían bombardeando barrios en las ciudades, así que es una frase un poco vacía). "Bocazas" Blanco había declarado que las víctimas civiles no son un daño colateral, sino que son un blanco buscado por el ejército israelí. Ha matizado sus palabras mencionando que una respuesta tan desproporcionada como la de Israel ocasiona, de todas formas, muertes civiles (y que ante un ataque terrorista así no se puede reaccionar).
Es que ya me imagino la misma situación en España (de hace unos años, si se quiere), a Francia o México se van un par de asesinos etarras (o secuestrando a alguien) y que el ejército español se ponga a bombardear el sur francés o el Distrito Federal mexicano. Si dijeran que intentan minimizar las víctimas civiles todos se reirían de ellos. Bombardear es una forma muy simple para que muera gente que nada tiene que ver.

Pero regresemos al tema, el indignado embajador mentó que todo eso es propaganda árabe (sic) y que quien habla de terrorismo de Estado «sencillamente no conoce en absoluto la realidad, la historia y lo que está pasando en Israel». En realidad, quien hable de terrorismo de Estado es quien aplica la definición de terrorismo a lo que Israel está haciendo, no necesariamente al margen de la historia, a los hechos (un asesinato selectivo con un helicóptero que mata a 9 personas además de al condenado a muerte sin juicio ES terrorismo, lo que hace el ejército Israelí en Gaza ES terrorismo, y el efecto disuasorio de su ejército, que lo intentan recobrar con esta pasada de despliegue es para instaurar el terror en el mismo, ES terrorismo).

Y hoy otra mala noticia, esta vez sobre las armas utilizadas en el conflicto, el Observatorio de Derechos Humanos (Human Rights Watch -HRW por sus siglas en inglés-) acusa a Israel de haber usado armas de fragmentación, al menos en los ataques sobre Blida el 19 de Julio (según los testigos), siendo además fotografiadas armas de este tipo dentro del arsenal militar israelí de una división de artillería en la frontera con Líbano. Handicap Internacional también acusa a Israel del uso de estas armas de fragmentación.

Recordemos que las armas de fragmentación están desaconsejadas para ser usadas en zonas pobladas, al igual que las bombas de desfragmentación están, directamente, prohibidas. Son armas cuyo proyectil/bomba/loquesea se divide en muchas ojivas que caen aleatoriamente provocando una gran destrucción dentro del área de alcance, como se pueden imaginar, esto sí que no puede ser dirigido (como uno de esos misiles de precisión "milimétrica").

Por otro lado, el gobierno del Líbano acusa a Israel de usar bombas de fósforo blanco (cuyo uso, sobre poblaciones, está totalmente vetado por la ONU), que, recordemos, al parecer fueron usadas en el ataque a Faluya (en Iraq) por el gobierno Estadounidense. Quienes las usan suelen defender que es para iluminar ciertas zonas, pero recordemos que por sus efectos devastadores no debe usarse en zonas pobladas, pero esa parte de la lección no la han aprendido.

Y como acá todos bailan al mismo son (algunos con mejores juguetes que otros, pero todos intentando lo mismo), Handicap internacional sospecha que Hizbolá está usando minas antipersonales. Las mismas seguro que matarán a más libaneses que israelíes, que ya sabemos que las minas no conocen para quién trabajan. Otra arma de esas prohibidas por la ONU. Pero hay algo que está bastante claro, las distintas partes en los conflictos siempre usarán armas prohibidas mientras las mismas se fabriquen, mientras las tengan en su arsenal. Y muchas las hacen empresas privadas, no sólo el Estado en fábricas escondidas ni esas cosas…

Un comentario en «¿Armas de Fragmentación? E indignaciones varias»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.