15 Comments

  1. Esto es como obligar a la gente a sufragar, bajo la amenaza de imponerle una sanción económica si no lo hace.

    El civismo y el amor a la patria no se coaccionan nacen libremente y llegan a formar parte de la vida pública de las personas, cuando estan sienten como propio el suelo donde nacen. Pero cuando el Estado y las Instituciones públicas viven divorciadas de las expectativas de los ciudadanos, el castigo es el único modo de imponer criterios. Penosa situación para nuestro Perú

  2. Bueno…. el caso extremo opuesto es el de España, donde se reniega de la bandera, se reniega del pais..

    Fijate en el caso de la reciente gira de Megadeth, los musicos salieron con banderas de los paises o camisetas de las selecciones y eso emociono (legitimamente) al publico, prueba a hacer eso en España….

    O el caso extremo de que algunos ayuntamientos ven como “imposicion” el que este la bandera española en el, como si fuera de una potencia extranjera… en fin!!

  3. Jomra

    Saludos

    @Ewing Jesús Falla Arevalo: Efectivamente, esto es “similar” a obligar a la gente a votar (en ese sentido iba la reflexión final, estas normas desnaturalizan lo que pretenden impulsar). Es más chorrada (el derecho a decidir si votas o no me parece implícito en el derecho a votar), pero con el mismo cuerpo. Creo que el civismo y el amor a la patria son dos conceptos distintos, aún así, estoy de acuerdo con su apreciación, tanto en cómo deben surgir esos (ese) sentimientos (sentimiento) o comportamientos (comportamiento) como el por qué en Perú se nos obliga a seguir un criterio so pena de multa.

    @Ernesto: Discrepo en que España sea el ejemplo del “otro lado”, al menos no toda España, y mucho menos su normativa (justo el artículo que puse sobre la quema de banderas surge porque en España está prohibida), el extremo al caso peruano sería el estadounidense (¡por una vez que hablo bien de su sistema!), donde la bandera, aunque idolatrada socialmente, puede ser “repudiada” como parte de la libertad de expresión (¡quemada! eso en la mayoría de países es delito).
    Sobre lo que dices de la bandera y los grupos, pues yo recuerdo una ovación inmensa a Sabina por ponerse de capa una bandera de España (la republicana, pero bandera de “Unidad Nacional”, a fin de cuentas). También en el fútbol, según qué clubes, se usa la bandera española sin problemas, depende mucho del sitio (contrapongo mis experiencias en ciudades castellanoleonesas o andaluzas con mis vivencias en el País Vasco, día y noche). El problema en estas tierras peninsulares viene más por la significación de la enseña y la vinculación con una forma demasiado concreta de nacionalismo (y negativa, como fue el franquismo) que aún es reciente.
    Sobre los ayuntamientos, hay más cosas que decir, por lo pronto, casi ninguno en España cumple con la normativa europea (en tanto que se pone la bandera de la UE subordinada a la Española), y que acá izan más banderas que la porra :P (UE – España – CA – Provincia – Ciudad y depende del sitio, la comarcal y la distrital). La ley de banderas parece hecha para tocar las narices.

    Hasta luego y gracias a ambos ;)

  4. Cuando me referia al caso opuesto me referia a la actitud de la ciudadania.

    Ahora bien, considero que dentro de un estado de derecho parte de las atribuciones que se tiene y exige del estado es la persistencia y continuidad de la nacion a la que representa (como bien dices yo si creo en los estado-nacion) y en ese sentido cosas como la defensa de la integridad territorial, la unidad cobran sentido, incluyendo lo que tu dices de “prohíbe las manifestaciones nacionalistas distintas a la idea de Perú”, en España esa idea se relaja pues es demasiado permisiva con relacion a lo que pueden hacer (ya no es cuestion de opinar sino sobre lo que se llega a hacer) las ideas opuestas a una idea de España.

    Absurdo como te puede sonar, parte de la esperanza del Peru es que mal que bien aun con todo lo desarticulado y mal gestionado que se este, aun hay una idea comun de un pais que subsiste, si… se discrepa en cuanto al modelo economico y mil cosas mas, pero no se llega al extremo de cuestionar en si la idea del pais (que como sabras es el mal endemico de España), asi que si algo de eso llega a ocurrir (como que los puneños o moqueguanos se pongan a hablar de “los peruanos” en 3ra persona) ahi si que estaremos de veras jodidos.

  5. Totalmente de acuerdo contigo Jomra.
    Estoy seguro de que acá en Perú también somos muchos “Sin Dios, Sin Patria, Sin Bandera”.

    No se si conocen la película Martín (Hache) dónde mi parte preferida es cuando Martín dice esto :
    “Eso de extrañar, la nostalgia y todo eso, es un verso. No se extraña un país; se extraña el barrio en todo caso, pero también lo extrañas si te mudas a diez cuadras. El que se siente patriota, el que piensa que pertenece a un país es un tarado mental, la patria es un invento. ¿Qué tengo que ver yo con un tucumano o con un salteño?. Son tan ajenos a mi como un catalán o un portugués, una estadística, un número sin cara.
    Uno se siente parte de muy poca gente,
    tu país son tus amigos y eso sí se extraña”.

    En fin , como dijeron en “El blog del rojo” , solo falta
    que nos hagan besar la foto del presidente y gritar “Si se puede” a las 12.

    Saludos

  6. Jomra

    Salud

    Gracias a ambos por los comentarios :). Me gusta que se abra debate.

    @Ernesto: Sí, intuí un poco que ibas por ahí (aunque esta entrada va más por el tema formal e individual, que el grupal). Ya sabes que nuestra primera gran diferencia está en la idea de “Estado Nación”, y como dices, un Estado se defiende a sí mismo y a los ideales que representa (se ve en el modelo económico, en el modelo de participación política, en el modelo de nación o pueblo que recoge) y ya lo hacen, la Constitución Española no permite la independencia de sus partes, no recoge ninguna forma de autodeterminación distinta a las CA y al amejoramiento foral para Navarra (técnicamente no tiene estatuto de autonomía :P) pero no se puede pedir que imponga coercitiva y sistemáticamente su visión a los ciudadanos porque luego las cosas se salen de madre, ni se puede exigir un congelamiento en cuanto al concepto del “yo común” de dichos pobladores (si fuera así, si aceptáramos la realidad estatal como imperturbable, deberíamos como peruanos repudiar la independencia de nuestro país, en tanto que fue un atentado contra nuestra nación española -según los términos de la Constitución de Cádiz de 1812-).
    Ya sé que los medios venden mucho lo de “España se rompe”, pero hay dos fuerzas que lo impiden, por un lado la legal interna (a diferencia de lo que pasó en la antigua Checoslovaquia o en la federación serbomontanegrina) o la internacional (a diferencia de lo que pasó en Serbia con relación a Kósovo). Por otro lado, sí veo que en España hay españolismo (salvo en territorios concretos) y provincionalismo o regionalismo (depende del lugar), y normalmente no son incompatibles, el problema está en gran medida en cómo se define nación, si como lo hacen los chinos (más parecido al concepto de nación de naciones, similar al español de la constitución) o como lo hicieron y hacen los nacionalcatólicos en España (los que se quedaron con el Movimiento Nacional), incluso entre los españolistas hay dos banderas distintas, la republicana y la borbona. La pregunta que sí mantengo en el aire sería: ¿Por qué el Estado se debe confundir, ser uno, con la nación? ¿No justifica esa idea de nación-estado el independentismo que trata, a su vez, de proscribir?

    @Enrike Brujo: Gracias por recordarnos esa cita ;). Que no digan mucho, ni en broma, lo de la foto del presi y el “sí se puede”, que con lo inefable que es este gobierno fijo que nos lo ponen como obligatorio vía Decreto Ley, jajaja.

    Hasta luego ;)

  7. No, España no se rompe aun, pero la concienciacion que se asume desde la autoridad local tiene el proposito deliberado de generar una desafeccion con respecto al todo. Es que claro detras de esto esta una idea de equiparacion de nivel del gobierno regional frente al gobierno central, lo llaman biletaralidad. Osea una cosa es descentralizacion administrativa (necesaria) y otra la relajacion de la responsabilidad del Estado como mecanismo de garantizar la continuidad de la nacion (cesion de competencias le dicen).

    Cierto la Constitucion española ya “protege” la idea de la nacion, pero a efectos practicos todo es legal para lograr esa desafeccion cultural incentivada desde el gobierno regional, mira tu… en la CAV se repetira lo mismo que en Cataluña, la lengua vehicular de la educacion sera el euskera, perdiendose la libertad de eleccion hasta ahora existente.

  8. Jomra

    Salud

    Es curioso, gracias a la desobediencia de los ayuntamientos España vio llegar la II República. En todo caso: El Estado no es garante de la Nación, es garante del propio Estado. Y el Estado no es centralista, y en ese sentido se dan dos fenómenos distintos: Descentralización y Desconcentración. El segundo se suele confundir con “descentralizar la administración”, realmente es “desconcentrar”, sobre el primero, supone darle capacidad normativa a las partes, como hay en muchos otros países y no es ningún problema (todos los federales sin ir muy lejos, y los “extraños” que están a caballo entre varias fórmulas, como el español).

    Que haya descentralización normativa no significa que haya relajación en la defensa del Estado, por ello el Estado se reserva la capacidad normativa básica y la más importante (en estados burgueses, la mercantil es un buen ejemplo), nunca se cede más de lo que la propia constitución permite ceder. Nunca. (Y sí, las normas de competencia no sólo existen -ahora hay un bluf que lo niega-, no es perfecto, pero no conozco un sólo estado que tenga una distribución competencial perfecta, en la que no se produzca problemas interpretativos). ¿Ejemplos de lo que digo? El no rotundo (y precipitado) a la propuesta del plan Ibarretxe en su momento. Y si no hubiese sido el parlamento, lo hubiese hecho el TC.

    Ni el Estado ni las Comunidades Autónomas pueden (o mejor dicho, “deben”) imponer una cultura a sus ciudadanos, y cuando se pide que el Estado impida culturas se olvida que a su vez sería el Estado quien impusiera las mismas, y eso sí que no es aceptable en ninguna democracia. Como tampoco lo es la persecución cultural que sí existe en algunos (pocos en relación al total) ayuntamientos. Y no, en el PV no existe una persecución a lo “no vasco”, al menos no en todo el territorio (si no, Álava sería distinto a como es hoy, y el PSE-EE, “acusado” de españolista, no hubiese ganado las elecciones ahí en las últimas generales).

    Sobre la lengua, se dice mucho, y todos dicen “mi lengua es atacada”, si no veamos lo que les pasa a los “euskaldunes” en Navarra. También se suele poner el dedo sobre las comunidades más nacionalistas, pero se olvidan las controladas por el españolismo en las que ya pasa eso que dices (pienso en Baleares, donde la política lingüística, si bien la puso el PSOE en coalición con fuerzas nacionalistas, el gobierno del PP con mayoría absoluta no sólo la mantuvo, sino que la potenció, también pienso en Galicia, donde Fraga impulsó, antes que nadie, la política lingüística y donde se pidió la Administración Única bajo el mando de la CA, y fue Fraga quien lo planteó en el Congreso, y nadie puede decir que fraga no sea nacionalista español), esto es, se suele mirar al que se tacha como enemigo para indicar que se rompe España por esos lugares, mientras que en otros donde ya pasa eso mismo, España no se rompe y todo va viento en popa (salvo en Baleares, donde el PP sufre un minicisma por un alcalde que impulsa una cruzada contra su propio partido por el “silencio” en el “tema lingüístico”).

    El debate es la mar de interesante :).

    Hasta luego ;)

  9. […] Y sorprende además que el alcalde, que ya consiguió que se tape la estrella blanca sobre el azul propio de la bandera chilena, anuncie que revisará las ordenanzas municipales para ver si a la sujeto le corresponde sanción alguna según la normativa. Lo peor es que no me extrañaría que estuviera prohibido, so pena de multa, pintar una casa con los colores extranjeros de bandera alguna, a fin de cuentas, tenemos una ley que impide el uso de banderas foráneas (salvo excepciones) y siempre y cuando quien la ice no sea nacional peruano (como en este caso). Más aún, esa ley es la que nos obliga a izar la bandera en fiestas y cuando al gobierno le dé la reverenda gana. La que nos obliga a ser patriotas. […]

  10. […] Mañana celebramos un nuevo aniversario de la declaración de independencia de Perú con respecto al imperio español, ojo, de la declaración, que la independencia se consiguió tres años después. Un 28 de julio de 1821, un tal José de San Martín, venido tras ayudar en la independencia de Chile, declaró: «El Perú desde este momento es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende. ¡Viva la Patria! ¡Viva la Libertad! ¡Viva la Independencia!», a partir de ahí nació nuestra obligación de ser patriota. […]

  11. fernando

    es normal que grupos de musica no se vean bien vistos con camisetas de españa en ciertos lugares , pero mas que nada por el hecho de que españa esta mal montada desde el momento del fin de la dictadura.
    el patriotismo español no es igual que el peruano , el español es identitario eso significa que como dice el lema es “una , grande y libre” en este sentido , otros sentimientos , ideas y sensibilidades no caben. por lo cual se trato (infructuosamente) de llevar a una “normalizacion” de la realidad española castellanizando forzosamente a todos , y es normal , ya que en esta españa no hay manera de que entren diferencias … y ese fue el error , españa nunca ha sido un lugar con solo una comunidad sino varias , y cada una merece su espacio y su respeto cosa que no lo recibieron por lo cual , este nacionalismo en ciertas latitudes esta mal visto por que representa la repression , el fascismo , entre otras cosas….

    un ultimo intento a sido una de Wert diciendo que queria “españolizar” a los alumnus catalanes , madremia que piensa este personaje?

  12. tito

    que sarta de cosas inentendibles, rápido un curso de expresión verbal a la mayoría de los que han escrito aquí, es que este país es de resentidos contra el Perú (incluso cuantos dicen aquí “de Perú” o “en Perú, en vez de del Perú o en el Perú, no es que les paresca muy riguroso ni anticuado, es que acá odian las tradiciones, porque odian al Perú y botan la basura por las calles, y son bricheros que todo lo extranjero les parece mejor, por eso izar la bandera es una obligación, seguro, como otros paises EEUU, España y otros que acá mencionan, están llenos de obligaciones (pagar impuestos, respetar las normas) a parte de otrás obligaciones patrióticas, entonces, acá en el Perú es obligatorio votar y poner bandera en Fiestas Patrias, porque este país es una anarquía, nadie cumple con nada, todos son semisalvajes, semi indios (y hablan de liberalismos super desarrollados, me rio) entonces, si nadie pone la bandera, ya nos desintegramos como país, en el Perú (donde no respetan ni el nombre del país, y donde son tan alienados, y todo lo extranjero les parece mejor, y hay tanto problema de amor propio) poner la bandera es algo bueno, ya que así almenos se le da una obligación a estos peruanos que sino se ponen tapabarro y se matan entre ellos

  13. Salud

    El artículo («el») no forma parte del nombre de Perú, por eso el mismo va en minúscula y se debe hacer la contracción (así, nunca se dice «a El Perú» sino «al Perú»); al no formar parte del nombre, es opcional su uso (aunque en el Perú sea mayoritaria esta práctica, eso se ve hasta en la Constitución). Nadie grita «¡Vamos El Perú!» cuando juega la selección, simplemente «¡Vamos Perú!»… El Panhispánico de Dudas (donde la academia peruana participó) ya despeja ese tema sin dificultad.

    Sobre el resto de su comentario no me pronuncio, creo que ya hablé mucho en esta entrada; no me resisto a decir esto: si Perú existe porque colgamos la banderita porque una ley lo exige, mal vamos como país.

    Hasta luego ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *