3 Comments

  1. El objetivo de toda publicidad no suele ser otro que el de aumentar las ventas recurriendo a técnicas de comunicación persuasiva para influir sobre un determinado publico, por lo tanto puedo comprender e incluso admitir que se realice de forma engañosa y con intenciones manipuladoras.

    Lo que si considero completamente inadmisible y perjudicial para la sociedad es que se recurra a la publicidad para emitir mensajes subliminales con intenciones muy distintas a las que debe perseguir todo anuncio publicitario, o para crear estereotipos sociales, o que esta se realice resaltando connotaciones que nada tienen que ver realmente con la venta del producto, connotaciones discriminatorias, sexistas, violentas, …., debiendo por lo tanto el Estado proteger a los ciudadanos de alguna forma de los efectos perniciosos de este tipo de publicidad, prohibiéndola y sancionándola si es posible , o por lo menos criticándola, e impidiendo sus efectos.

  2. Jomra

    Salud

    En realidad la publicidad, en su búsqueda para vender un producto, busca todos esos estereotipos y situaciones, digámoslo suavemente, poco deseables. Más aún, muchas veces «crean» los estereotipos o los refuerzan para localizar su propio mercado objetivo. Y sí, tiene razón, es deleznable (tanto como el engaño en sí).

    El estado se gasta demasiado dinero intentando contrarrestar las campañas publicitarias y los estereotipos (y eso se ve claramente en, por ejemplo, las campañas de comida sana, las de «sé tú mismo» y las que fomentan la tolerancia en la diversidad cultural y los hábitos sanos en cuanto al físico condenando al ostracismo institucional la «mujer bella» y sus ridículas medidas), y no creo que, dentro de un Estado de Derecho con un sistema de mercado capitalista pudiera actuar ex ante, mucho de lo que hacen los publicistas rozan la legalidad, pero nadie reclama :P.

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  3. Totalmente de acuerdo, sobre todo con la parte de las marcas «conocidas», los consumidores tenemos que atracar que salgan publicidades al estilo de una película (como las de nike) donde ni siquiera sabemos cual es el producto a comprar (y mucho menos su calidad, sus características, sus ventajas, sus desventajas, sus limitaciones, etc, donde al final simplemente vemos el logo de la marca en cuestión, y como dices al final simplemente intentan forzar un público objetivo en base a estereotipos creados por ellos mismos (llevando a gran parte del público a tener un objetivo de vida bastante estúpido).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.