La guerra contra Iraq, esa gran mentira

Desde esta bitácora siempre he mantenido que la guerra en Iraq se basó en mentiras, muchos de los responsables decían «en ese momento pensábamos que era cierto, que Iraq tenía armas de destrucción masiva» aunque todos los hechos públicamente conocidos desmentían esa información. Poco a poco nos hemos ido enterando de que ellos no sólo sabían que estaban mintiendo, sino que incluso manipularon a sus servicios de inteligencia para mentirnos a todos nosotros.

El Senado de Estados Unidos de América ha hecho público un informe en el que queda más que claro que todo es una gran y patética mentira, donde los intereses del gobierno estadounidense se han puesto sobre las vidas de iraquíes y sus propios soldados, donde una guerra injusta y más que cara juega en contra de los propios ciudadanos de esa gran potencia mundial, que ven cómo el gasto público en proyectos sociales o de salud se ve limitado o disminuido para mantener la guerra en oriente próximo.

El senador demócrata que preside el comité del senado, John Rockfeller, es claro al respecto: «Una cosa es depender de información de inteligencia incorrecta y otra presentar una imagen a los estadounidenses sabiendo que es equivocada». En otras palabras, una cosa es equivocarse o aferrarse a información errónea, y otra es mentir a todos los estadounidenses (¡y al mundo!) a sabiendas, por menos que eso crucificaron a Clinton. Por lo visto, es peor mentir sobre una infidelidad matrimonial que para llevar a cabo toda una guerra.

Muchos dirán que esta información ya la conocíamos, que ya sabíamos (incluso por informes de la inteligencia estadounidense) que Al Qaeda no tenía vínculos con Iraq, que no existían armas de destrucción masiva, que ninguna de las razones para emprender la guerra eran ciertas, que Iraq no financiaba el terrorismo internacional que atacó a los estadounidenses, que Iraq no contaba con un programa nuclear y todo eso.

Y es cierto, todo ya lo sabíamos (incluso lo hemos visto refrendado varias veces), pero ahora el tema es que un comité del Senado de Estados Unidos reconoce que el presidente, en sus discursos, no dijo la verdad. Que les engañaron. Y ya sabemos que en Estados Unidos valen las torturas, siempre que no se mienta sobre las mismas.

Los republicanos trataron (y así lo consiguieron hasta perder el control de la cámara) de desviar las miradas del «error» de la guerra a los servicios de inteligencia, en un «ellos se equivocaron, y el presidente les creyó», ahora sabemos que el presidente no les creyó, o hizo caso a los informes (escasos) que le daban razón, sino que, información en la mano, la «Administración distorsionó la información de inteligencia para ir a la guerra» (palabras de Dianne Feinstein, senadora demócrata integrante del comité).

Los republicanos ya se excusan para no aprobar el informe, que ya estamos en campaña hombre, parecen decir, en tanto que el candidato republicano no sólo apoyó la guerra, sino que apoya, aún hoy, la permanencia del ejército estadounidense en los territorios ocupados, por más de cien años si fuera necesario, dijo. Claro que el informe del comité del Senado es oportuno (para los demócratas), pero eso no le quita la validez que tiene, y tampoco podemos esperar que todas las acciones se supediten a las campañas electorales (perversión del sistema que le llaman). Bush mintió, Bush y los suyos sabían que mentían.

Mientras tanto, vamos viendo cómo desde la administración estadounidense se sigue conspirando para dar golpes de Estado (¡gran forma de llevar la democracia al mundo!) o realizando guerras varias, y todo por «causas humanitarias» que, por supuesto, no son tales. Llenar los bolsillos de unos pocos y mantener un control político bajo la tortura y la destrucción tiene poco de humanitario.

Un comentario en «La guerra contra Iraq, esa gran mentira»

  1. la guerra en iraq es una gran mentira de los norteamericanos para ivadir un teritori craron la palabra terrosmo, y dijieron q en iraq y abganistan es un pais de terrorista y los inveciles q son sus aliado lo siguen con finalidad del petrolio y el gas eso es el tesoro buscado por los paises sup desarollados, quieren tener el dominio como los paises q hoy en dia estan sujetos alas normas de grandes invercionistas y capitalistas, esto es un gran inperio como en los antepasado q roma fue conquistador del inperio ahora estamos conquitados por los alidos q manejan pos paises q ya sabemos, los q componer uniom ala destruccion y al poder, cuando un pueblo se levanta en armas y protesta por los abusos y reclama sus derechos, ah esos se le llama terroristas, asi estamos en el mundo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.