Arzobispo recomienda Extrema Derecha

Una noticia que no es noticia: al menos no lo es «ahora» porque el texto es de hace un par de meses, porque fue conocido por el «gran público» hace unos días, y porque, a fin de cuentas, todos sabemos que gran parte de la jerarquía de la Iglesia Católica en España extraña demasiado el franquismo como para extrañarnos, a su vez, en que recomienden votar a la extrema derecha (a partidos como La Falange). Lo dicho, un texto del Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Fernando Sebastián Aguilar, que nos recuerda qué (facción de la) Iglesia es la que manda.

En el texto se habla de todo un poco, y se posiciona claramente en la línea dura representada por el Opus Dei y demás satélites ultraderechistas que, entre otras cosas, muestran su opocisión a los matrimonios entre personas del mismo sexo, ante la educación para la ciudadanía, ante una verdadera separación de la Iglesia y el Estado, y ante la evidencia multirreligiosidad de los españoles y resto de residentes en España, intentando o entendiendo el país como «sólo católico». Nada de esto es nuevo, o «grave», aún no entienden que España es aconfesional, aún viven en un franquismo que, gracias a ellos y otros como ellos, no termina de desaparecer.

No es raro que cuando el Arzobispo de Pamplona nos habla de política, parta de la existencia de una verdad objetiva, de una moral única y universal, y de una Ley Natural (es la doctrina oficial de la Iglesia Católica, a fin de cuentas), y que recomiende a sus feligreces el pertenecer a partidos (o votar a los mismos) que entiendan que dichas condiciones existen (negando cualquier relativismo político), y que voten siempre según esa ley natural para el bien común. Cabe recordar que en todos estos años la Iglesia ha cambiado varias veces la ley Universal que no puede ser cambiada (reinterpretándola o adaptándola, cuanto menos), y que nunca se han puesto de acuerdo sobre la misma. En todo caso, es normal que desde la Iglesia se «advierta» que el hombre no debe someterse a un partido, deben obedecerles a ellos.

«Los cristianos no debemos someter la vida de la Iglesia a la disciplina de ningún partido. No nos identificamos con ninguno, pero tampoco somos neutrales ante todos ellos. Hay unos que tienen en cuenta el bien de la Iglesia más que otros, algunos que están más lejos que otros de la ley moral natural, en la moral personal y familiar, en el respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, en la justicia social.», dice el Arzobispo de Pamplona, Obispo de Tudela.

El párrafo citado hace referencias a algunos partidos políticos, digamos cuanto menos, los más grandes. Siempre se ha dicho que la iglesia va de la mano de la Derecha (en casi toda España con el PP, en otros lugares con CiU, UPN o con el PNV), y siempre se le acusa de ser «lo mismo», acá el Arzobispo se manda un quiebre y se escapa de los partidos: No somos parte de ellos, ni ellos de nosotros, somos más que ellos, parece decir. Pero a su vez ataca de forma directa a todo partido laico o laicista, o al menos que se cuestione sobre aspectos absolutos para la Iglesia, con lo cual, la opción queda bastante reducida a un puñado de partidos cortados con la misma tijera. Por más que el propio texto hable de pluralidad política y divergencias válidas, pero, a la par, siempre recuerda que lo que manda son las ideas políticas de la Iglesia («mantener la unidad eclesial por encima de las diferencias políticas legítimas que se pueden dar y de hecho se dan entre los católicos (…) El buen cristiano pone siempre la comunión eclesial por encima de las exigencias de un partido político cualquiera», siempre recordándonos, eso sí, que hay cosas que no son para nada opinables -lo que ya reduce mucho la divergencia permitida para los buenos católicos-).

El Arzobispo recuerda que no es bueno que se creen partidos confesionales (sólo católicos o sólo para católicos), pero sí realiza una recomendación clara:

«Hoy en España hay algunos partidos políticos que quieren ser fieles a la doctrina social de la Iglesia en su totalidad, como p.e. Comunión Tradicionalista Católica, Alternativa Española, Tercio Católico de Acción Política, Falange Española de las JONS. Todos ellos son partidos poco tenidos en consideración.» (las negritas son mías).

Así pues, para este señor una serie de partidos de ultraderecha son los reductos morales de la fe cristiana, quienes mejor siguen la doctrina de la Iglesia y a quienes sería recomendable votar, aunque sea para ver si estos partidos consiguen «algo» y puedan tener algún poder. Yo no sé qué tan de acuerdo estarán las Juventudes Obreras Cristianas (por poner un ejemplo de la otra acera política a los partidos recomendados por el Arzobispo). No vale la defensa de «no son fachas, ellos dicen que no», sobre todo para el caso de FE de las JONS, pero si piensas como fascista, actúas como fascista, tienes todas las coincidencias programáticas del fascismo, lo más seguro es que seas fascista. Lo mismo que le pasa a Democracia Nacional (partido con el que tienen más de una coincidencia).

FE de las JONS es un partido que participó sin problemas en el bando nacional (aunque de forma tangencial, es curioso ver las luchas internas dentro del Movimiento en el cual ganaron los más conservadores, y también entender el tipo de sindicalismo amarillista de FE de la JONS -véase este artículo en sus dos partes-), aquél que sumió a España en una dictadura de corte fascista durante cuarenta años, FE de JONS, por supuesto, jamás ha condenado el fascismo (más allá de quejarse en que Franco no eliminara a todos los oponentes), ni demuestra reparos en hablar de coartar las libertados. Y aún así, sin problema alguno, el Arzobispo recomienda votar a los fascistas. FE de las JONS es un partido racista, excluyente, violento, contrario a la libertad religiosa (de los no católicos), homófobo, antidemocrático y contrario, a fin de cuentas, a la libertad individual.

Los de Comunión Tradicionalista son Carlistas (sí, esos), y Tercio Católico va por el mismo camino, esos que añoran el imperio (desde el propio nombre, ya saben los Tercios), nacionalistas españoles que están en contra de las libertades, que no creen, por supuesto, en la libertad religiosa (es curioso cómo el Arzobispo exige a los partidos laicos que respeten la religiosidad de los católicos para que los mismos puedan seguir su Fe frente a decisiones puntuales del partido, y pide (exige como requisito) que ese partido esté a favor de la libertad religiosa. Pero sólo se interesa en la Católica, si la religión es distinta, puede ser muy pisoteada (de la página web de Tercio Católico: «El Ayuntamiento, en particular vigilará por el respeto a la doctrina Católica, cimiento histórico de la sociedad española en general y de la madrileña en particular. Ayudará en la medida de sus posibilidades, a los actos y procesiones religiosas (…) Madrid tiene una identidad concreta: católica, española y castellana. Se creará una concejalía en defensa de la misma que apoyará todas iniciativas tendentes al fortalecimiento del conocimiento de nuestra historia, cultura y tradición. (…) Las manifestaciones culturales y religiosas foráneas se restringirán al ámbito privado y no recibirán ninguna ayuda por parte de la corporación municipal.»), esto es, la petición del voto para esos partidos es incoherente con lo manifestado por el Arzobispo de forma expresa, pero muy coherente con el pensamiento que el Arzobispo expone durante todo su texto: Sólo importa su visión. Y esa visión es coincidente con la extrema derecha. Por no decir que los partidos mencionados, tal vez menos FE de las JONS, son verdaderos partidos confesionales, que dejan toda decisión moral a la Iglesia (eso está más que claro en el Tercio Católico).

En fin, dudo mucho que los españoles en general, y los navarros en particular, se merezcan a esa Iglesia, al igual que dudo que nosotros nos merezcamos a Cipriani y compañía. Es un problema, como problema ya lo trato, que esta gente siga mandando, y tenga tanto poder, y es un problema para la propia Iglesia Católica, ante la gente queda como una organización fascista, o que poco hace para quitarse la caspa de encima.

14 Comments

  1. Conocía de este texto y no es ninguna novedad. La Conferencia Episcopal Española es un verdadero campo de batalla por posiciones. Hace unos años atrás temás como la eutanasia fueron todo un huracán.

    Por otro lado, están de cuardo con la postura e la derecha doctrinal, pero en la cuestión económica allí si hay cosas son mñas complicadas (léase neoliberalismo). La doctrina y la praxis… vamos a ver quien gana.

  2. Las tendencias conservadoras en Latinoamérica también dan bastante miedo, por suerte hay unas cuantas tendencias liberadoras, donde se enfatiza la liberación de la persona, como individuo y como sociedad. El V CELAM será una batalla, que para muchos parece casi perdida, pero bueno, veremos cómo se desarrolla.

  3. Fary

    si no eres español… por que vienes aqui a meter mierda, quedate en tu pais y dejanos en paz… que sabras tu lo que queremos y lo que no…

  4. Jomra

    Saludos

    Si no sabes qué hago, dónde lo hago, quién soy o qué soy… ¿Qué hace opinando así porque sí?

    En fin, la ignorancia es atrevida.

    Hasta Luego ;)

  5. jesus

    si es cierto este mundo va mal en peor asi q si quieres luchar en esta extrema derecha deberiamos juntarnos y hacer algo bueno en este mundo hasta con las armas si es necesario
    los que quieran unirse solo en el ambito peruano contacteme les brindare lo necesario
    jx_far_lx@hotmail.com

  6. Jomra

    Saludos

    Je, el que ponga las fotos (y referencia en sí misma) de la Segunda República me recuerda a ese libro de texto de cuarto y quinto de primeria de los cincuenta o sesenta que encontré en casa de un pariente, donde en «historia de España» contaban, de forma cortísima, la IIR, la imagen que acompañaba el párrafo «histórico» era el de una iglesia quemándose.

    Supongo que Don Guille no tendría problemas en votar por el Tercio Católico o los Carlistas… Por FE de las JONS dudo que votara, no son «liberales» :P.

    ¿Te saltan errores de javascript? :S. A saber qué está fallando :S. Gracias por el aviso.

    Hasta Luego ;)

  7. […] Esto lo debí poner anteayer, o ayer… Pero no dejaba de sorprenderme con las declaraciones de unos y otros, y la poca memoria de una Iglesia más vieja que esa España sacralizada por la Conferencia. Según leo el texto de la Conferencia Episcopal Española que ha levantado tanto revuelo, me doy cuenta que no están pidiendo el voto para el Partido Popular, ya que incumple varios de los postulados básicos de ese mismo texto (aunque Esperanza Aguirre se encargue de producir una neolengua para tapar la realidad), así pues, imagino, los obispos están pensando, en realidad, como el arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Fernando Sebastián Aguilar, esto es: Votar a la extrema derecha. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.