Cuando la administración se escapa de las obligaciones laborales que tiene.

(este está relacionado con uno que pondré después…)

Hoy acabo de ver un contrato de la administración para un puesto
técnico completamente inmerso no sólo en un proyecto de la
administración, sino introducido totalmente en el sistema funcionarial
y laboral de la administración, y ¿qué tipo de contrato creen que ví?
Nada más y nada menos que un arrendamiento de servicios ¿Cómo es
posible esto?

Y justo hoy, mientras echaba un vistazo a dicho contrato (que luego comentaré un compromiso de lo más curioso), me encontré con esta noticia
(cliqueen sobre el enlace para ir a la misma), que justo trata sobre el
tema este. La administración para ahorrarse unas perras perjudica a un
sinnúmero de trabajadores, ahora quieren cambiar un poco esta cuestión,
pero seguirán haciéndolo una y otra vez.

Si queremos que las leyes laborales y funcionariales se respeten,
está claro que debemos cruzar el umbral del formalismo para fijarnos en
la relación material, no es posible que solo porque alguien firmó un
papel toda la legislación no dispositiva se aparque para aplicar otra
normativa, es, claramente, en fraude de Ley, cualquiera de estas
prácticas. Llevadas a cabo tanto por la administración, que es la
principal infractora de sus propias normas, como los empresarios
particulares, que para no ser menos, siempre intentan maximizar sus
beneficios a costa del pan del trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.