Malos ejemplos

Tengo pendiente escribir sobre el Parlamento Europeo (y las instituciones de la Unión)… pero no me resisto a decir esto: ya van varias ocasiones en que escucho a los sabedores de todo (tertulianos que les llaman en la TV y Radio) poner lo de la Doctrina Parot como «ejemplo» de cómo las cosas que se deciden en la Unión Europea nos afectan y lo hacen para animar al voto al Parlamento Europeo. Por favor, dejen de utilizar ese caso para hablar de la necesidad del voto para el Parlamento Europeo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no tiene absolutamente nada que ver con la Unión Europea, no es un órgano de la misma; es parte del Consejo de Europa, organización internacional que, aunque comparta bandera con la UE, no son lo mismo, no son parte una de otra; el CdE es anterior a la UE y pertenecen, al mismo, más países (47, en concreto). Con el tema de la Doctrina Parot ya desinforman hasta sin darse cuenta… Y este es uno entre otros «ejemplos» la mar de erróneos (y conclusiones absurdas, como «lo bien que negocia España que tendrá un comisario», ¡todos los países de la UE lo tienen!, antes -y hasta esta saliente comisión- era uno por país; ahora será de 2/3 del total de países y de cargo rotativo, vamos, que necesariamente habrá un español entre los comisarios en algún momento del mandato, la cuestión es en qué cartera) en los que ahora no entraré.

Un pensamiento en “Malos ejemplos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.