Lima: Algunos sí deberían ser revocados

Cuando ganó por poco Susana Villarán la alcaldía de Lima se llevó un premio extra: La mayoría absoluta de los regidores. Así funciona nuestra legislación electoral. Pero eso también significa que la mitad del consistorio que no pertenece al equipo que gobierna Lima se enfrenta a la revocatoria conjuntamente con la alcaldesa, Susana Villarán. En El Comercio explicaron muy bien cómo se vota en esta consulta (PDF de la cédula). Si se fijan en esa hoja verán que aparece el nombre del regidor (y la alcaldesa) pero no del partido con el que se presentaron. ¿Usted conoce a todos los regidores? Personalmente a mí ni me suenan la mitad de los nombres.

La página del JNE de «Voto informado» nos facilita mucho la tarea de saber quién es quién. PPC-UN, el segundo partido con más regidores (13 de 39) y mantienen una campaña por el «No» paralela a la de Susana Villarán (critican su gestión pero dicen que la revocatoria no es el camino para que mejore la gestión municipal). Dentro de Unidad Nacional se encuentra también Solidaridad Nacional*, al menos dos regidores por PPC-UN vienen de las filas del partido del ex alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, que se señala como el «hombre detrás de la revocatoria» (teniendo en cuenta que los promotores principales están vinculados a él y su red clientelar). Estos dos regidores son José Alberto Danos Ordoñez y Luis Manuel Castañeda Pardo (hijo del ex burgomaestre).

Dentro de los muchos «noes» que marcaría, al menos ya tengo dos regidores a los cuales sí revocaría: Luis Castañeda y José Danos. Luis Castañeda está haciendo campaña por el «» (en contra de la postura mayoritaria dentro de UN), con lo que si tanto quiere que se revoquen, pues igual sería bueno mostrarle la puerta de salida (para que se tome las vacaciones aquellas que mencionó en una entrevista). Además, es total y absolutamente absurdo tener a un político (eso es un regidor: un cargo político) que dice cosas como: «La ciudad necesita un gerente y no una política.» Más teniendo en cuenta que su padre, político, fue alcalde de Lima.

Restauración Nacional cuenta con dos regidores, Rubén Santiago Gavino Sánchez e Iván Becerra Hurtado, el partido, como tal, no se posiciona ni a favor ni en contra de la revocatoria, hablan de darle «libertad de voto a los ciudadanos» (¡solo faltaría!). Creo que un partido que tiene representantes en el gobierno municipal que se somete a una consulta de esta naturaleza debería dejar clara su postura. Así que dos nuevos «síes».

El partido «vientre de alquiler» Cambio Radical solo consiguió colocar un regidor en Lima, Fernán Romano Altuve-Febres Lores, el cual pidió la baja de dicha formación política… ¿Porque ya había servido para sus propósitos electoralistas? A este le pondría un «» gigante por quién es, al margen de su actual postura (en contra de la revocación), es un personaje del fujimorismo más recalcitrante, defensor de la pena de muerte y uno de los que planearon e intentaron el regreso de Fujimori. Fernán Altuve se presentó de forma muy oportunista con Cambio Radical, formación que nos intentó colar como candidato al inefable de Kouri. Como se presentó, en el 2011, al Congreso por Fuerza 2011 (un año después de ser elegido regidor, sería que le supo a poco el cargo en Lima, y quería volver al congreso tras su breve paso gracias a Perú 2000 en aquel año).

De regidor por Siempre Unidos tenemos a Luis Felipe Castillo Oliva, que aunque el nombre no les suene mucho, su familia sí. Hijo de Felipe Baldomero Castillo Alfaro, conocido alcalde de Los Olivos y fundador de la formación por la que ambos están electos, se encuentra en la punta de mira por corrupción (por varios temas) y nepotismo (y de esto sabe bien la nuera del alcalde, esposa del regidor limeño). Es un partido de gente que se mete en política por la plata, y cercano, encima a Solidaridad Nacional (en coalición para las últimas elecciones presidenciales) y el fujimorismo (de donde surge el propio fundador). Otro «» al canto.

Somos Perú está en contra de la revocatoria, así que su único representante, el veterano Germán Ricardo Aparicio Lembcke debería continuar en el cargo.

En resumen, para no perdernos, a estos revocaría:

  • José Alberto Danos Ordoñez (UN-PPC – Solidaridad Nacional);
  • Luis Manuel Castañeda Pardo (UN-PPC – Solidaridad Nacional);
  • Rubén Santiago Gavino Sánchez (Restauración Nacional);
  • Iván Becerra Hurtado (Restauración Nacional);
  • Fernán Romano Altuve-Febres Lores (Cambio Radical – fujimorismo);
  • Luis Felipe Castillo Oliva (Siempre Unidos).

Claro que revocar solo a estos personajes sirve de poco, en tanto que entrarían sus respectivos suplentes… Pero, en fin, si nos libramos en concreto de Castillo, Altuve y Castañeda ya valdría la pena todo este circo.

*Actualización (9/2/13): SL se desmarca de sus socios en el consistorio y abiertamente se coloca en el «SÍ» a la revocatoria.

5 comentarios sobre “Lima: Algunos sí deberían ser revocados”

  1. Salud

    Es que creo que son los del SÍ los que van a marcar menos casillas, todo se centra demasiado en Susana y poco más… Un puñado de votos serán los determinantes para todas las demás autoridades, ya que tanto a favor como en contra solo cuentan los votos válidos (y pensar que originalmente se pedía el 50+1 de los votos aprobatorios de los electores).

    Hasta luego ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.