Cambios que no cambian nada en la educación peruana

Estos días una de las noticias estrellas es que el gobierno de Ollanta Humala aprobó un proyecto para unificar los regímenes legales de los docentes en el Perú (que hasta web le han montado), siendo una fuerte reforma de la Ley del Profesorado, nº 24029 y la la Ley de la Carrera Pública Magisterial, nº 29062, que desde el APRA se defiende como el mejor invento del país del S. XXI o algo así, y desde los medios de la derecha como el gran triunfo «del Perú sobre SUTEP» (muy al estilo de Chang frente al MINEDU en tiempos del APRA), más o menos, al punto que cualquier modificación de ese perfectísimo texto, por lo visto, es para fortalecer al SUTEP (con esa intención de respuesta está la pregunta en Perú21, o las editoriales de Fritz Du Bois sobre el tema), en parte porque en toda esta arena política se pretende mostrar la interacción como un juego de suma cero, algo total y absolutamente alejado con la realidad; y también desde un punto de vista de confrontación entre el gobierno y los sindicatos (si los sindicatos aplauden algo, es porque han ganado y el Perú perdido, ene veces repiten esa falsa fórmula). Y el grito en el cielo se puso antes de conocer ni media coma del proyecto, eso sí, algunos medios pusieron bien grande que con ese proyecto (¡es un proyecto!) ya se tiraba al tacho nosecuantitos millones de soles.

Patricia Salas intenta, al parecer, contentar a todo el mundo a la par de no explicar nada, así quiere mantener el espíritu de la ley de Carrera Pública Magisterial (esto es, las evaluaciones docentes, esa supuesta meritocracia que está detrás de la LCPM), ampliar su alcance (ella dice que pocos maestros se han incorporado), acabar con la dualidad en el régimen de los docentes públicos a la par que contentar a buena parte de los maestros con un aumento que vieron truncado hace un tiempo, ella habla de darles «confianza» y que ya el siguiente aumento se lo ganen previa evaluación. Pasar un examen para ganar más no tiene nada que ver con la meritocracia, ni con las competencias docentes de un maestro (al igual que evaluar a alumnos con test estandarizados sin tener en cuenta sus particularidades, incluso culturales, no da muestra del desarrollo que ha experimentado o nivel alcanzado).

En este tiempo de la LCPM no ha mejorado la educación en el Perú ni un poco, no era su cometido, pero tampoco mejoró la «calidad» de los docentes peruanos (objetivo más que declarado), castigó sin necesidad a un gran grupo de profesores y encumbró, de mala forma, a un pequeño grupo de docentes, creó diferencias innecesarias. Y la nueva norma, esta de Desarrollo Docente, parece que tampoco acabará con esto…

Tras leer la información oficial que he encontrado hasta hoy parece que nada cambia para que todo cambie, que sirve como fórmula para un aumento «temporal» (noten las comillas) de salarios manteniendo el sistema de niveles de la LCPM, pero del fondo de la cuestión ni rastro.

En fin, voy terminando, así en gerundio, recomendándoles el artículo «Setup, Patria y Sendero» de Ítalo Sánchez en la web del PCP.

3 comentarios en «Cambios que no cambian nada en la educación peruana»

  1. ESTIMADOS TENEMOS QUE LEER EL PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL PEN… NO ES RESPONSABILIDD DEL ACTUAL GOBIERNO O LA MINISTRA SALAS, UN DOCUMENTO NACIONAL AL 2021, TODOS QUEREMOS UNA EDUCACION DE CALIDAD EN MEJORA DE UNA REVALORACION DOCENTES Y ESTUDIANTES EN UNA ESCUELA INTEGRADORA E INCLUSIVA…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.