Google Chrome, Chromium y el SL

Debo mostrar mi perplejidad al navegador libre lanzado por Google bajo el nombre de Google Chrome, y no sólo por los peros que lancé el pasado día (y que Ernesto ya había advertido, al menos en cuanto a la cesión de DA) si no por la propia naturaleza del binario distribuido por Google, el nombre del navegador y el código fuente. Todos sabemos que Google Chrome se presenta como un navegador libre (bajo licencia BSD en teoría), pero tiene unas condiciones que chocan frontalmente con lo que entendemos por «libre» y me extraña, además, que el binario tenga unas condiciones distintas al programa no compilado (al código fuente) que además tiene otro nombre: Chromium.

En la introducción del Contrato de Licencia para el Usuario Final (CLUF, conocidos como EULA por sus siglas en inglés) de Chrome podemos leer:

Estas Condiciones de servicio se aplicarán a la versión de código ejecutable de Google Chrome. El código fuente de Google Chrome se encuentra disponible de forma gratuita sujeto a los acuerdos de licencia de software de código fuente que encontrará en la página http://code.google.com/chromium/terms.html.

Así pues, tenemos un binario cuya distribución y condiciones no responden a la de un programa libre (esto es posible porque el código fuente del programa original, Chronium, es BSD, así pues los binarios o los programas derivados se pueden «relicenciar» bajo otros contratos o licencias siempre y cuando se respete la autoría original, algo que Google cumple).

Normalmente en el Software libre el binario es tan libre como el código (si hablamos de programas copyleft, llevan la misma licencia que el código… y luego se preguntan por qué prefiero el copyleft a lo libre no-copyleft), lo usual es que el programa fuente tenga el mismo nombre que el binario (así pues, el código fuente de Firefox se llama Firefox, el de Linux se llama Linux, y sus binarios tienen el mismo nombre), esto no sucede con el Google Chrome, y no sólo por poner la palabra «Google» delante del nombre del navegador bajo la BSD, el programa original es Chromium, siendo Google Chrome un binario generado con el código de Chrominus (como si yo ahora compilo Chromium y le llamo Xomra Chrome, y distribuyo el binario bajo el Color Iuris Azul de la presente bitácora). Por supuesto podemos comprobar, siguiendo las instrucciones de compilación que sí da Google, que el binario resultante tenga el mismo hash que el binario distribuido por Google (y así saber que no nos han colado código extraño en nuestro Chromium compilado por Google), pero ese no es el punto. Nos encontramos en la Web de Chromium que «Google Chrome is built with open source code from Chromium», lo cual es la mar de raro DENTRO del SL.

¿El binario que distribuye Google como Google Chrome es libre?

Sabemos que el código sí lo es, está más que claro cuando vemos las condiciones de su código, BSD todo el código propio y respetan todas las licencias para el resto de los programas por terceros (donde se encuentra, por cierto, el WTL, componente bajo la Microsoft Permissive License, que es libre/abierta). Ojo, como pueden imaginarse, el autor de Chromium sí es Google… Pero tampoco es el punto, quiero fijarme ahora en el binario.

Tomando en cuenta que el binario se distribuye bajo la EULA (véase la introducción de la propia EULA del binario y del presente artículo), que respetando el mandato de la licencia BSD (sin Copyleft) menciona que el código fuente es libre y que se encuentra en tal web y todo eso, nos encontramos con un contrato (las EULA son contratos hechos y derechos) que determina (negritas mías salvo en el título del apartado):

10. Licencia de Google

10.1 Google le concede una licencia personal, internacional y no exclusiva, que no está sujeta a derechos de autor y que no puede asignarse, para usar el software proporcionado por Google como parte de los Servicios (en adelante, el «Software»). Esta licencia se otorga con el único propósito de permitirle utilizar los Servicios que le ofrece Google y beneficiarse de ellos según lo estipulado en las Condiciones.

10.2 Queda prohibido copiar, modificar, descompilar o intentar extraer el código fuente del Software total o parcialmente, o crear trabajos derivados o realizar ingeniería inversa de este, así como permitir que un tercero lo haga, a menos que así lo permita o exija la ley, o a menos que Google le conceda tales derechos por escrito.

10.3 A menos que Google le haya concedido el permiso por escrito, no podrá asignar ni conceder sublicencias de sus derechos para utilizar el Software, conceder intereses sobre la seguridad en cuanto a estos derechos ni transferir ninguno de tales derechos.

En cristiano la licencia dice: El binario no puede ser distribuido (esto atenta contra una de las libertades del software libre), el binario no puede ser modificado, trabajado, sometido a ingeniería inversa, tocado de ninguna forma, ni nada que se escape a lo previsto en la legislación (vamos, algo contra lo que ni Google puede ir), en otras palabras, el binario es software privativo. Esta cláusula, la número 10, es completamente típica en todo programa cerrado, en tanto que se basan en el tú a tú y no me mires el código que te pego. Hay que tener en cuenta que la BSD permite distribuir binarios cerrados, así que no se vulnera la licencia (que por otra parte emite Google, así que ellos no tendrían por qué respetarla).

¿Qué interés tiene Google en hacer un navegador libre y distribuir un binario privativo? Esto me deja perplejo y nunca lo había visto en el SL. No confío en un binario cerrado de un programa libre, no confío en un binario que no me da las mismas libertados que su código fuente, ni siquiera veo sentido a que Google haga esto salvo que nos quiera colar algo extraño.

Es cierto, podemos hacer un fork de Chromium (porque de Google Chrome no podemos) y sacar nuestro propio navegador con todas las maravillas anunciadas (que si leemos páginas como Kriptópolis o sus fuentes, estas no son tales), pero es Google quien copa gran parte del mercado de los buscadores y aprovecha su eterna presencia para hacer publicidad de sus productos, así pues, aprovecha una posición dominante en un mercado para posicionarse en otro, y juega a hacer cosas libres que al final no son tales.

Así que sin dudas afirmo: Google Chrome no es libre. Chromium sí. Y no, no son lo mismo, si uso software libre es por algo, y ese algo no lo tengo con Google Chrome…

Excurso: «A San Google le perdonamos todo…» de Ernesto, que explica muy bien algunas cosillas del «todo vale si lo hace Google», porque vivimos en la GoogleNet como dice Versvs (o estamos demasiado cerca, y eso no es bueno). Y estos temas me traen a la cabeza una entrada que escribí hace tiempo: «De la Web 2.0 a la Web Libre«.

5 comentarios en «Google Chrome, Chromium y el SL»

  1. Teoria conspirativa a la orden…..

    Y si, esa diferencia entre el binario y el fuente seria justamente lo que hubiera permitido que Google se enterara de lo que estas subiendo o bajando mediante Chrome??? No esta, pero si en una subsiguiente version…..

    Don’t be evil??? ja ja ja

  2. Salud

    Más que los DA en términos generales, yo diría que el tema del binario privativo (modo conspiratorio activado) va más por el lado de la intromisión en la privacidad, en el plano de la recogida de datos de navegación personales y otros que servirán para «afinar» la publicidad que ve la persona y tal vez en el propio navegador (como tenía Opera antes -al menos, no sé si lo sigue teniendo-).

    Pero apesta. Apesta no sé a qué, pero apesta. Lo dicho, el binario NO es libre, esta práctica es muy Apple la verdad, jajaja.

    Hasta luego ;)

  3. ta bueno el post, la verdad es que no confio en google ( me da la sensacion de un logger inmenso ), trato de usar lo menos posible
    saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.