Alva Castro debe irse…

…Y mientras no lo haga, debemos presionar para echarlo. Está claro que despidiéndole (en sí mismo) no se soluciona nada, que los problemas abundantes en el Ministerio del Interior, dirigido por Alva Castro, seguirán estando, pero al menos forzaríamos la autocrítica en un gobierno que por mucho menos cortó la cabeza de la anterior Ministra y, cuando eran oposición, se cargaron a otro ministro. No solucionaremos los problemas, pero acabaríamos con uno de los actuales males del Ministerio del Interior. Por una cuestión de «tono» y «forma» Unidad Nacional no firmó la moción de censura que presentó el Partido Nacionalista Peruano (PNP) y Unión Por el Perú (UPP). Esta vez la moción se presenta por los incidentes y asesinatos del pasado paro agrario.

La moción no va a ser aprobada, como no lo ha sido ninguna de las presentadas, la oposición no se une en estos temas, hay demasiados intereses y un pacto que no es pacto entre algunas fuerzas políticas de nuestra derecha con el gobierno que blindan, de facto, a los ministros de Alan García.

La moción de censura se presenta como una forma de meter presión al gobierno, desde las dos formaciones firmantes de la petición se arguye que en el gobierno no hay medidas reales en algunos sectores, como el agrario, que han devenido en conflictividad social y violencia en las calles durante unos paros nada bien enfrentados por el gobierno en que, además, murió gente en situaciones poco claras a tenor de los informes policiales contradictorios. Por ello la propia moción recoge:

«La finalidad mediata de la moción de censura a un ministro de Estado es la de persuadir al Poder Ejecutivo, sobre la necesidad de ajustar o introducir los cambios necesarios en las políticas sectoriales»

La oposición de Unidad Nacional al presente gobierno es, realmente, pura retórica, que se queda en nada a la hora de concretar mediante los mecanismos parlamentarios los deseos expresados. Así pues, desde UN se pidió la renuncia del Ministro del Interior, pero no firmó la moción porque «tiene discrepancias respecto al tono y la forma». Aún no han decidido si finalmente apoyarán en el Congreso la censura del cuestionado ministro, pero seguramente mantendrán su «debería dimitir» pero no forzarán ni intentarán forzar dicha dimisión, esto es, otro de los tantos brindis al sol que nos tiene acostumbrado la formación derechista.

En este sentido debemos entender las declaraciones del presidente de la Comisión Ordinaria de Justicia y Derechos Humanos del Congreso, Raúl Eduardo Castro Stagnaro, que pide que se «eviten» las protestas por la cantidad de cumbres y demás, para mostrar al Perú de «forma más positiva», lo que dicho de otra forma sería «escondan a los pobres para mostrar lo ricos que somos», ya que es en estos momentos donde las protestas surten más efectos en tanto que el gobierno se ve presionado realmente a acabar con los conflictos sociales para dar una imagen de «el país perfecto» a todos los representantes de países y empresas venidos especialmente a lo que toque, por no decir que las cumbres que se celebrarán normalmente son acompañadas por sus respectivas anticumbres, y eso es algo que ya deberían saber todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.