Cuatro años de continuismo y ambigüedad (II)

Recta final de la campaña política, retomo la exposición de las razones por las cuales el PSOE no es una opción para mí. Pueden leer la primera parte en «Cuatro años de continuismo y ambigüedad (I)«. Me dirán que mucho de lo que critico del PSOE es lo que ahora prometen mejorar, pero justamente por eso es bueno criticarles, ver qué hicieron y cómo, y qué tanto se parecía a lo que proponían en su programa cuando era oposición, y cómo nos trataron a todos (si como idiotas o como gente con raciocinio).

Política Laboral

Aunque contra el PSOE no hayamos realizado (esta vez) huelgas generales, han hecho casi lo suficiente para merecérselas. La política laboral del presente gobierno dista mucho de lo que uno esperaría que haga un partido socialdemócrata (no ya «izquierdista» en términos generales) y se ha preocupado más bien poco sobre el tema.

El PSOE está continuando con la destrucción del llamado despido causal, no hace nada para fortalecer las posturas que favorezcan a que el despido causal se cumpla de verdad (y no sea sólo «despido con indemnización»). La legislación u omisión legislativa durante estos cuatro años va encaminado a abaratar el despido, a favorecer al empresario y, salvo los temas de seguridad laboral, a permitir el fraude de ley para que los contratos existentes que no estén acordes con la legislación se retransformen en nuevos contratos con despido barato.

Así pues, la gran campaña contra la temporalidad de los contratos de trabajo (una verdadera lacra social) fue, en realidad, una legalización de la injusticia con respecto a los contratados irregularmente con la legislación existente. En vez de hacer cumplir la ley, se permitió a los empresarios «salirse con la suya». ¿Por qué creen que la patronal está tan contenta con respecto al gobierno actual de José Luis Rodríguez Zapatero? Porque en vez de «perseguir» sus incumplimientos, crea recovecos legales para que dicho incumplimiento deje de existir y los macronúmeros (de contratos indefinidos frente a temporales) mejoren sin que realmente cambie la situación del trabajador (verse de patitas en la calle). En este aspecto, el gobierno actual nos hace trampa.

Otrosí se puede decir sobre la parte que directamente compete a la administración como tal (y no me refiero sólo a las huelgas de los funcionarios de la Administración de Justicia de las comunidades autónomas sin competencias en este asunto, huelgas en las que tienen toda la razón los trabajadores de la administración), el gobierno del PSOE prometió, como poco, aumentar hasta la media europea la cantidad de Inspectores de Trabajo. ¿Se ha hecho algo en este aspecto? Realmente no (o mejor dicho, se hace muy lento, y no es posible mantener la situación actual de la inspección de trabajo), incluso la han pifiado completamente en las reformas de sistemas en la Inspección (por algún lado debo tener un interesante artículo de El Mundo sobre el nuevo sistema informático implementado para los Inspectores de Trabajo, digamos que funciona tan mal que han retomado, los inspectores, el papel y el lápiz para realizar sus tareas, con lo cual la ya atorada administración ha visto duplicar el tiempo de trabajo sin que aumenten los funcionarios y todo «por culpa» del sistema informático).

En España el empleo precario sigue avanzando, y el gobierno realmente no ha hecho nada para evitarlo, a esto hay que sumar, además, el que no se modificara en gran parte la legislación sobre los trabajos que pueden desempeñar los inmigrantes, lo que condena a gran parte de la población de España a ciertos topes que no tienen sentido en una visión internacionalista esperable en un partido socialdemócrata.

¿Los puntos positivos? Tal vez sólo uno: El aumento del sueldo mínimo. La verdad es que por primera vez el sueldo mínimo interprofesional aumenta de verdad, aún insuficiente, pero por lo menos va aumentando más que en otras épocas. No tiene sentido que el IPC suba tanto y la riqueza aumentara tanto (en los años previos sobre todo) y el sueldo mínimo estuviera medio congelado.

Al PSOE, a la izquierda en general, se les debe bastante en cuanto a temas sociales y laborales, pero sobre todo «antes», ahora el PSOE se comporta prácticamente igual que como esperaríamos que lo hiciera el PP, pero con el buenrollismo del puño con la flor, lo que es peor, blande los mismo argumentos para defender una economía de mercado cancerosa limitada a los servicios y ladrillos. Con despido más barato el empresario contratará más y esto es mejor para el trabajador, eso ya nos lo dijeron en el 2002 y nos levantamos todos en una multitudinaria huelga general, eso favorece al empresario, sin más.

El PSOE, como buen gobierno, se esconde en cifras macroeconómicas para decir «vamos bien» o al menos «no vamos tan mal como otros dicen» (y aunque esto segundo sea cierto, es insuficiente, son gobierno, tendrían que decir «no vamos tan mal, debemos hacer ESTO, ESTO y ESTO para mejorar» y no sólo «mejoraremos», sin plantear propuestas reales y realizables), a la par, el gobierno de Rodríguez Zapatero comete el mismo error que el de José María Aznar (y antes con Felipe Gonzáles), nos cree tontos y nos modifican (qué rápido se aceptan los consejos y formas de la UE o la OIT cuando convienen caramba) la forma en que se cuentan ciertas cosas, como los parados.

El PSOE parece que se apoltrona en el efecto chorreo para crear empleo, y se olvidan que el empleo, además, debe ser de calidad (no sólo numérico, no sólo que la gente cobre cuatro duros por mucho esfuerzo y en condiciones precarias). ¿Qué política de empleo DE VERDAD ha tenido el PSOE estos años? Acá me da igual lo que pongan en su programa, que la vez anterior lo tenían bonito, pero poco real han hecho.

4 comentarios en «Cuatro años de continuismo y ambigüedad (II)»

  1. Jomra: totalmente de acuerdo contigo. El problema es que mientras que las opciones a la izquierda del PSOE sigan perdiendo votos (una gran parte por miedo a que gobierne el PP), los socialistas no harán esfuerzos por acercarse a esas posturas y se centraran en captar votos a su derecha donde tienen mejores y mayores recompensas. El verdadero voto útil está a la izquierda del PSOE.

  2. Saludos

    Raro que no haya puesto «sólo el PP les hará libres» o algo así :P. Será para parecer todo un demócrata :P.

    Sobre el fuera de tema: ¡Lo siento! ¡ni se me pasó por la cabeza! Diox, ando de un espeso estos días, es culpa del sol, los alien, o algo así. No puedo creer que lo tuviera en las narices y NO me diera cuenta :S. Jajaja.

    Gracias por comentar ^^

    Hasta Luego ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.