Noboa desconoce la realidad ecuatoriana e insiste en que ganó

Álvaro Noboa dice que ganó las elecciones a la presidencia de Ecuador. Pero… pero ¿Tú, Noboa, dónde vives? En serio, que no esté convencido de la corrección al cien por ciento de las encuestas a boca de urna, vale, que no esté convencido de los pronósticos, vale, pero "vale" en tanto sean encuestas o conteo rápido con "poca diferencia", que deje espacio para la duda razonable y todo ello… Pero… Pero: Correa lleva un 36% de ventaja a Noboa con el 48.3% escrutado. En otras palabras, Correa tiene el 68.16% de los votos válidos mientras que el millonario bananero tiene un 31.84% de los votos.

Está bien, las palabras de Noboa son sobre el conteo a boca de urna, por tanto, indicar lo que ahora lleva de ventaja Correa en el escrutinio oficial puede resultar un poco amarillista. Pero es que la ventaja de Correa se calculaba superior a los 10 puntos en una encuesta bien hecha, y Noboa hubiera quedado más guapo diciendo que esperaría al resultado final del conteo oficial antes de pronunciarse sobre la victoria de su némesis. Pero no, fiel a su populismo (porque es tan -por lo menos- populista como Correa), Noboa se planta en una postura insostenible, el golpe que se dará al ver el resultado final será de aúpa.

Hay que tener en cuenta que la Corte Electoral ratificó el conteo rápido que dió a Correa un 56% de los votos válidos, pero aún así el sr. Noboa insiste en su victoria, no ya en la paciente espera de quien sabe que existirán unos resultados finales definitivos, sino en la inquietante postura de "yo gané" que tienen los prepotentes incapaces de ver una realidad que les golpea en las narices. Que un empresario que se ha lucrado explotando a otros diga, de repente, que quiere trabajar por los pobres. Nos ha jodido mayo con las flores.

Es que el millonario ecuatoriano no consiguió siquiera enamorar a la conservadora (de sus habichuelas) clase media, ¿Cómo va a ganar? Si no tenía posibilidad alguna una vez que el discurso del nacionalista de izquierdas (sigo pensando que son términos contradictorios) Correa planteó un discurso tan coherente como esperanzador para los ecuatorianos. Con un panorama así ¿En serio insiste en mantener su victoria? Bien que haya ido a segunda vuelta y todo, pero estando como están las cosas, lo que tendría que hacer es preparar la oposición en el parlamento, donde la Derecha mantiene cierto poder y dejar de hacer el tonto con la rabieta de niño rico que ha perdido la carrera y quiere que su papito le cambie el resultado porque él ganó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.