Sistema electoral: Jugando con los resultados

Esta entrada la pueden considerar una ampliación de otras ya realizadas en el pasado (entre otras, la de ayer) y al hilo, sobre todo, de las declaraciones tan «alegres» del histórico socialista vasco José María Benegas, que más o menos decía que tocando el sistema electoral dentro de la constitución los cambios eran «despreciables». En el siguiente cuadro verán la distribución actual de los escaños (repartidos usando el sistema D’Hondt), y a su derecha, bajo esa distribución de escaños por provincias (350, 248 repartidos usando el sistema de Resto Mayor, método Hare, un mínimo de dos por provincia más uno por cada ciudad autónoma), se incluye un reparto con el sistema de Resto Mayor, Método Hare, y otra usando el sistema Sainte-Laguë, además se incluye un reparto con los tres sistemas mencionados pero cambiando a un máximo de 400 diputados (348 distribuidos con el método Hare más uno por provincia como mínimo y más uno por cada ciudad autónoma).

Fíjense todo lo que cambiaría la distribución modificando el sistema legal sin tocar la constitución:

Variantes de reparto de escaños con los resultados de las elecciones generales de 2008
350 dip. Mín. 2 400 dip. Mín 1
Generales 2008 Hare SL DH SL Hare
Partidos %VV # %C # Dif. # Dif. # # # %C
1 PSOE 43,87% 169 48,29% 159 -10 160 -9 192 181 177 44,25%
2 PP 39,94% 154 44,00% 151 -3 153 -1 173 171 171 42,75%
3 CiU 3,03% 10 2,86% 10 0 10 0 14 14 13 3,25%
4 PNV 1,19% 6 1,71% 6 0 6 0 6 7 6 1,50%
5 Esquerra 1,16% 3 0,86% 5 2 5 2 4 6 6 1,50%
6 BNG 0,83% 2 0,57% 2 0 2 0 2 2 2 0,50%
7 CC-PNC 0,68% 2 0,57% 3 1 3 1 3 4 3 0,75%
8 IU 3,77% 1 0,29% 7 6 6 5 2 7 11 3,50%
9 ICV 1 0,29% 2 1 2 1 2 2 3
10 UPYD 1,19% 1 0,29% 1 0 1 0 1 2 2 0,50%
11 NaBai 0,24% 1 0,29% 1 0 1 0 1 1 1 0,25%
12 EA 0,20% 0 0,00% 1 1 0 0 0 0 1 0,25%
13 NC-CCN 0,15% 0 0,00% 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
14 CHA 0,15% 0 0,00% 1 1 0 0 0 1 1 0,25%
15 UNITAT PIB 0,10% 0 0,00% 0 0 0 0 0 1 1 0,25%
16 CS 0,18% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 1 0,25%
CA 0,27% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
PACMA 0,17% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
VERDES 0,16% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
PAR 0,16% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
LV-GV 0,12% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
ARALAR 0,12% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
BLOC-IDPV-E 0,12% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
Abreviaturas: dip: Diputados | Mín.: Mínimos | %VV: % de Votos Válidos | #: Número de escaños | %C: % de la Cámara | Dif.: Diferencia | Hare: Sistema de Resto Mayor, Método Hare | SL: Sainte-Laguë | DH: D’Hondt.
NOTA: Datos electorales del Ministerio del Interior, repartos realizados con el programa «Elecciones» de FJRA.ES, cuadro de elaboración propia para bitacora.jomra.es

Aprovechando un poco lo que decía Benegas, quiero que se fijen en las filas de IU e ICV, actualmente entre ambos suman el 3,77% de los sufragios en todo el país (son la tercera fuerza política en votos) pero solo tienen 2 curules (0,58% de la cámara), aplicando la reforma propuesta por IU pasan a sumar 14 diputados, esto es, el 3,5% del Congreso de los diputados. Su representación por fin se parecería a los votos que obtuvieron, y no lo que ocurre actualmente. ¿Esto le parece a Benegas poco cambio? Incluso si se mantuvieran los 350 diputados, si pasáramos a usar el método Hare (con todo lo demás exactamente igual que ahora) la suma de IU con ICV tendría 9 diputados, sobre los 2 actuales. Solo IU ya podría tener Grupo Parlamentario propio, en vez de uno compartido y constituido gracias a los préstamos temporales del BNG. El cambio es sustancial.

Otros cambios importantes, en el reparto con Hare manteniendo los 350 y el mínimo de 2, es la entrada de 3 partidos más al hemiciclo (EA, NC y ChA), el PSOE gobernante dejaría de ganar 10 escaños (lo cual explica, insisto, que no quieran ni tocar el sistema) y el PP solo dejaría por el camino 3 diputados (hay que tener en cuenta que tanto Ceuta como Melilla dan al PP un escaño bajo un modelo mayoritario). El PSOE podría recurrir o a aliados de derecha (como ahora, con el PNV, CiU, CC, entre otros, como aliados potenciales, pero no negociando con unos u otros, sino con todos más o menos juntos a la vez) o a un pacto amplio con la izquierda parlamentaria (IU, ICV, Esquerra, BNG, ChA, e incluso EA o UPyD).

Quien, dentro de los 350, no vería cambios en su subrepresentación es UPyD, esto se debe a que suele ser el cuarto partido en casi todas las provincias sin partidos regionales fuertes, con lo que si IU ha conseguido «rascar» algún escaño, esto no le llega a UPyD para ganarlo. UPyD sigue ilustrando mi queja sobre las circunscripciones pequeñas: Solo sirven para favorecer a los partidos grandes e invisibilizar a los partidos pequeños, y con ello favorecer el voto útil y su desaparición.

Antes de continuar quiero recordar una cosa: El sistema electoral modifica nuestra forma de votar, y es lo que vamos votando lo que va generando o perfilando, a su vez, el sistema electoral. Así que jugar (como hago) con los resultados aplicando distintas formas de reparto o distintos distritos no debe hacernos pensar que se votaría exactamente igual con esos otros sistemas que con el actual, pero sí sirve para retratar que las cosas son como son no por una cuestión «natural», sino porque existe una decisión política de que sean así. Por eso cojo unos resultados y aplico distintas fórmulas, sirve para «transparentar» el sistema y lo que se busca con él desde sus efectos.

El siguiente cuadro muestra los cambios que se darían si lo que tocamos es el distrito electoral, pasa de ser la provincia a todo el país (como ocurre en las elecciones al parlamento Europeo), además de repartir con 350 escaños (sin vallas ni mínimos, obviamente) he procedido a repartir los escaños con un Congreso de los Diputados con 400 escaños:

Variantes de reparto usando un distrito único y los resultados de las elecciones generales de 2008
Generales 2008 Distrito único: 350 Distrito Único: 400
DH SL Hare DH SL Hare
Partidos %VV # %C # Dif. # Dif. # Dif. # # # %C
1 P.S.O.E. 43,87% 169 48,29% 162 -7 157 -12 155 -14 184 180 178 44,50%
2 P.P. 39,94% 154 44,00% 147 -7 143 -11 141 -13 168 163 162 40,50%
3 CIU 3,03% 10 2,86% 11 1 11 1 11 1 12 12 12 3,00%
4 EAJ-PNV 1,19% 6 1,71% 4 -2 4 -2 4 -2 5 5 5 1,25%
5 ESQUERRA 1,16% 3 0,86% 4 1 4 1 4 1 4 5 5 1,25%
6 I.U. – ICV 3,77% 2 0,57% 13 11 13 11 13 11 15 15 15 3,75%
7 B.N.G. 0,83% 2 0,57% 3 1 3 1 3 1 3 3 3 0,75%
8 CC-PNC 0,68% 2 0,57% 2 0 2 0 3 1 2 3 3 0,75%
9 UPYD 1,19% 1 0,29% 4 3 4 3 4 3 5 5 5 1,25%
10 NA-BAI 0,24% 1 0,29% 0 -1 1 0 1 0 1 1 1 0,25%
11 CA 0,27% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 1 1 1 0,25%
12 EA 0,20% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
13 C’S 0,18% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
14 PACMA 0,17% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
15 VERDES 0,16% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
16 PAR 0,16% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
17 CHA 0,15% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
18 NC-CCN 0,15% 0 0,00% 0 0 1 1 1 1 0 1 1 0,25%
19 LV-GV 0,12% 0 0,00% 0 0 0 0 1 1 0 0 1 0,25%
20 ARALAR 0,12% 0 0,00% 0 0 0 0 1 1 0 0 1 0,25%
21 BLOC-IDPV-E 0,12% 0 0,00% 0 0 0 0 1 1 0 0 1 0,25%
22 UNITAT PIB 0,10% 0 0,00% 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0,00%
Abreviaturas: dip: Diputados | Mín.: Mínimos | %VV: % de Votos Válidos | #: Número de escaños | %C: % de la Cámara | Dif.: Diferencia | Hare: Sistema de Resto Mayor, Método Hare | SL: Sainte-Laguë | DH: D’Hondt.
NOTA: Datos electorales del Ministerio del Interior, repartos realizados con el programa «Elecciones» de FJRA.ES, cuadro de elaboración propia para bitacora.jomra.es

Los cambios, nuevamente, son sustanciales. En este caso he marcado tanto a IU como a UPyD porque son los partidos, descontando a los dos grandes, que más modifican su resultado global. UPyD tiene casi los mismos votos que el PNV, así que es lógico (y así se refleja en todos los repartos) que el número de escaños que ocupen sea casi idéntico, mientras que IU, tercera fuerza en votos, siempre ocupará la tercera fuerza en escaños en tanto que el reparto se hace sin distritos que impidan que sus votos «se pierdan» como pasa en la actualidad (por ello la suma de IU e ICV pasan de 2 a 13 incluso usando el sistema D’Hondt).

Como curiosidad, con un distrito único y usando el sistema D’Hondt habría menos partidos en la cámara que los actualmente ocupantes (uno menos, en perjuicio de Nafarroa Bai), esto se da porque ese sistema se encarga de repartir de tal forma que es poco probable que un partido con menos porcentaje de votos válidos que el porcentaje que supone un diputado en el total de la cámara consiga un escaño (tendría que ser una diferencia poco significativa, como pasa con el ejemplo de 400 diputados, NaBai tiene el 0,24% de votos y 1 diputado supone el 0,25%, ahí pudo obtenerlo, en cambio, cuando supone el 0,29% no le alcanza para ello), el sistema de Resto Mayor con el método Hare, por su lado, es el más generoso repartiendo escaños (por la forma en que se hace el segundo reparto), con lo que es una puerta abierta para los partidos más pequeños tengan un mínimo de representantes.

En cualquier caso quienes más «pierden» son los dos partidos grandes, en el mejor de los casos, dejan de ganar (entre los dos) unos 14 diputados, en el peor (con el reparto de RM Hare) son 27 curules más para el resto y menos para ellos. Es lógico que sean esos partidos los que más rechacen cualquier posibilidad de reforma del sistema, ya sea dentro de la constitución (véase el primer cuadro) o modificando la carta magna (lo que muestro en el segundo cuadro).

Consideraciones finales
Y por favor, fíjense en los porcentajes de voto y los porcentajes que ocupan en la cámara baja, para que vean que la gran mayoría de partidos llamados «nacionalistas» (los que suelo llamar como «nacionalistas no españolistas») no se encuentran sobrerrepresentados, más bien, cuando se distribuye de forma estatal todos los escaños, solo el PNV sale fuertemente contrariado, en cambio CiU y Esquerra aumentan cada uno en un curul en todos los casos y según diferentes repartos puede dar pie a la entrada de otros movimientos nacionalistas, sean o no españolistas, u otros partidos con ideas bastante diversas (así CA, EA, Verdes y demás pueden o no entrar en el parlamento).

Quiero dejar claro algo, si bien el ejercicio final de repartir los escaños entre las provincias o los diputados tras las elecciones dentro de la circunscripción es algo puramente técnico (para repartir yo uso un programa diseñado por FJRA.ES), el elegir el sistema, en su conjunto (si es con distrito múltiple o distrito único, si es proporcional o mayoritario, si tiene listas cerradas o abiertas) o en sus particularidades (qué sistema o método concreto de reparto se utiliza, si hay valla electoral y cómo se aplica en su caso), es un tema político, que no solo retrata la idea que cada partido tiene de conceptos como «democracia» o «proporcional», sino si las ideas de determinado partido están por encima de sus intereses de poder o lo contrario (por ejemplo, el discurso inclusivo del PSOE contradice su empecinamiento en mantener un sistema que le favorece políticamente).

En fin, más que pensar en a quién favorece o perjudica tal sistema (aunque esto nos valga para entender quiénes levantan más la voz o quiénes se niegan a tocarlo si no es para maximizar su beneficio), debemos plantearnos qué sistema electoral queremos según esas ideas de «democracia» que manejemos, así se debe cuestionar todo el sistema en su conjunto (desde el tipo de listas o cómo se eligen a sus integrantes hasta los distritos electorales) o partes de él (el método de reparto final, el de reparto entre las circunscripciones, etcétera).

4 Comments

  1. Pablo

    Mágnifico el poder ver en datos, como serían los resultados de tener un sistema electoral diferente. es importante lo que señalas de la influencia en el voto, de haber otro sistema. Y no solo el sistema electoral influye en el voto, sino que tambien en las estrucuras de los partidos, que se preparan para él. UN saludo

  2. […] (Y no, el absentismo electoral no deslegitima nada, al menos no para ellos. De paso les recomiendo otras entradas relacionadas en esta casa: Cambio de método de reparto en cuatro países, Sobre las elecciones en venezuela, Bolivia: CNE contra el resto, Bipartidismo y LOREG y Sistema electoral: jugando con los resultados.) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *