2 Comments

  1. Salud D. José Alejandro Godoy

    La verdad es que salieron bastante bien, gente de peso hablando de todo un poco (tal vez demasiado de lo mismo, o sea, casi todos tenían más puntos comunes que discrepancias y manejaban las mismas narrativas), mucho, muchísimo, colegueo entre los ponentes, el segundo día TODOS hacían bromas cogiendo de punto a uno de ellos (que era el que más preguntaba).

    Lo malo es que hicieron «demasiadas» referencias a documentos de trabajo no distribuidos entre el público (sólo entre los ponentes, sean de la mesa o no, al parecer), el tiempo era breve y se pasaban las cosas por encima con el clásico «en el paper está explicado», y no pues, a los que no teníamos las ponencias por escrito eso nos perjudicaba.

    Van a sacar un libro con las jornadas, se tercia interesante, por lo que vi, yo sí lo recomendaría ;).

    Al público se nos podía dividir en tres, por un lado los ponentes (que como eran casi todos de fuera de Salamanca, estaban casi todo el día juntos y en grupo, hablando entre sí como amigos del alma :P), por otro un nutrido grupo de peruanos que estábamos interesados en los temas tratados (conocí y me encontré con unos pocos que vinieron a Salamanca por las jornadas, increíble) y por último, alumnos que iban por los créditos y gastaron más sudokus que otra cosa, llenaban el aula cuando iban los profesores/autoridades de la USAL, o cuando tocaba firmar la asistencia, pero en el resto ni aparecían…

    El lugar idílico, uno de los edificios históricos de la ciudad.

    Hasta Luego ;)

    PD: Mmm, al final no puse nada sobre las jornadas acá :S. Por las puras tomé las fotos de las mesas :P. Quedan los apuntes para futuras reflexiones ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.