Tafur pide una amnistía general… matizada. Otros piden impunidad sin más.

Entre las noticias de APRODEH de hoy (5 de octubre, todavía no tiene "enlace permanente" propio, pero el código de la nota es "2006-04732") me encuentro con una un tanto desagradable. El ex comandante general del ejército, Carlos Tafur, pide una aministía general a los miembros de las fuerzas armadas y de la policía que participaron en la lucha contrasubversiva juzgados por presuntas violaciones a los Derechos Humanos.

La petición la realizó ni más ni menos que en el Congreso de la República, donde indicó que no sería un beneficio "indiscriminado" puesto que el Poder Judicial debería seleccionar a los candidatos idóneos para ser amnistiados. ¿Se ríe de nosotros? Por un lado, habla de amnistía general, pero en la práctica sería una serie de amnistías particulares hechas de forma cuasimasiva en que se le pide al PJ que prejuzgue una serie de casos. Mejor que terminen los procesos lo antes posible y con todas las garantías para las partes implicadas que andar pidiendo amnistías.

Claro, teniendo en cuenta que congresistas como Lourdes Alcorta (de Unidad Nacional -UN-) siguen acusando a la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) de dividir al país al indicar que las fuerzas de seguridad cometieron violaciones contra los derechos humanos. En particular, esta congresista no se corta un pelo en decir que las ONG tienen algo contra los militares y le resulta inexplicable que aún haya juicios, tras más de 10 años, a miembros de las fuerzas armadas. Señora, lo increíble es que aún haya impunes, que tras 10 años sea tan difícil juzgar a presuntos criminales.

La consigna de cerrar los ojos y mirar para otro lado no soluciona nada, no tapa la existencia de un problema ni mantiene unidos de la mano y felices a los miembros de una sociedad, salvo que nos guiemos por las máximas del Ingsoc (de la novela 1984 de George Orwell) y digamos que "la ignorancia es la fuerza" y que la única forma de evitar la existente fractura social y solucionar el problema de la cantidad de víctimas que dejó el "conflicto armado interno", sobre todo por las desamparadas víctimas del bando vencedor (el Estado) es decir que tales víctimas no existen porque jamás hubo nada, que ningún militar se propasó, que las matanzas no existieron, que el grupo Colina en realidad eran unos angelitos, que ningún militar jamás violó a una mujer en los andes peruanos dentro de las zonas conflictivas, que en las cárceles nunca hubo represalias excesivas sobre y que todos esos desaparecidos que posiblemente estén enterrados en alguna de esas fosas comunes cavadas por nuestros soldados (¿Por qué un soldado cava fosas comunes? Desde ahí vemos que algo ha fallado) que seguimos encontrando acá y allá con personas ajusticiadas sin que jamás se haya comprobado su vinculación con uno de los cuerpos terroristas que aparecieron en el país. Y un sin fin más de casos. Pero cierran los ojos y sonríen felices por no ver lo que pasa.

Pero no, mejor hay que decir "inmunidad", una y mil veces, decir que todo esto daña al ejército (mientras esas mismas personas piden el encarcelamiento y juzgamiento de Ollanta Humala ¡¡qué ironía!! A fin de cuentas, son por hechos y fundamentos iguales al resto de denuncias existentes sobre violaciones por parte de militares) y que por el bien de la sociedad, es mejor darles una medalla y una palmadita, porque así volveremos, todos los peruanos, a estar unidos. ¿Esta gente dónde vive? En serie, es algo que me da vueltas a la cabeza. ¿En una realidad paralela? La sociedad estaba fracturada y eso permitió la existencia de varios movimientos terroristas a lo largo de nuestra historia, y fueron los gobiernos los que usaron las mismas técnicas que los terroristas en la "lucha antiterrorista", violaciones de derechos humanos impunes durante demasiado tiempo, hechos no denunciados o que cuando se denunciaron ni siquiera se investigaron, pero mejor es la ignorancia. Es más práctica para algunas personas.
Pero no pueden decir que todo fue perfecto y lo saben, a grupos como el Colina nadie defiende, así que no pueden pedir amnistía general de verdad (Ollanta se libraría del proceso abierto), y tienen que pedir una selectiva, en que se libren los que ellos quieren, en que jamás se llegue a investigar a Alan García (¿recuerdan la querella en Chile? Y como ya he dicho, las contingencias políticas no deben estar sobre los derechos humanos), en que la mayoría de los casos abiertos sean cerrados, en que las víctimas jamás sean reparadas, en que se saque la vuelta al sistema penal impidiendo que una de las fuerzas más grandes que han vulnerado los derechos en Perú se salte a la torera las leyes del país que dicen defender. Haciendo esto SÍ que fracturan la sociedad. Todos aquellos que cierran los ojos ante lo pasado deciden excluir a gran parte de los peruanos.

La manía de pedir que no se investigue y no se persiga a los presuntos culpables es someter al Estado de Derecho a los deseos de una fuerza armada, es darle carta blanca a un ejército capaz de aliarse de corazón con presidentes golpistas (y sí, hablo de Fujimori como el más reciente), es volver inoperante un Derecho que debe aplicarse a todos por igual, sobre todo a quienes tienen órdenes de cumplir y hacer cumplir este Derecho. Algo que sabemos no hizo nuestro ejército.

Eso sí, para demostrar la inocencia de su lado defendido lo que piden es que no se actúe contra ellos, cualquiera que lo haga es simplemente un antipatriota (como hace unos días nos dio a entender Alan García), se acusa a la CVR de algo que no es (típico, se dice que no culpan a Sendero de todo el tinglado, cuando es una de las primeras conclusiones del Informe Final), se ataca a las ONG por perseguir a los militares, de ensuciar el nombre de gente que tiene el expediente limpio, en otras palabras, buscan por todos los medios posibles matar al mensajero y no hacen nada por demostrar la falacia del mensaje.

La impunidad es un gran mal para cualquier sociedad, y estos sujetos se lían a pedirla. En fin, paro un poco, que si eso me tiro un día y no terminaría con la queja sobre la actitud repulsiva de estos sujetos. Dejen, señores matamensajeros, que los procesos avancen como deben, velen para que sean correctos, pídanlo, exíjanlo, participen, pero no toquen las narices pidiendo la impunidad, demuestren la inocencia de los acusados injustificadamente, pero no eviten investigaciones, no es nada sano ni para el Estado de Derecho en general ni para el ejército en particular.

One Comment

  1. Cesar Gustavo

    Toda la historia peruana está tergiversada, verdades a medias, manipulación de la información, impunidad para seguir el orden establecido. La CVR, tenía su verdad antes de iniciar sus operaciones, en las primeras indagaciones halló una verdad distinta a lo dicho y creído por ellos. Por tanto ajustaron la verdad a lo que ellos y el poder imperante querían hacer creer. Limitaron los testimonios de miles de afectados por la política de Estado aplicada por las FFAA robar todo, quemar todo, arrasar todo. Política implementada desde Belaúnde hasta Fujimori, y la CVR se creó para tapar esta verdad. Aceptando a medias el 1 por ciento de su responsabilidad. Las conclusiones de la CVR no guardan relación con lo investigado y que aparecen en los tomos presentados. Aún después de manipular y tergiversar la realidad para exculpar de responsabilidad al Estado Peruano, los datos seguían señalando al Estado peruano PRINCIPAL RESPONSABLE, por eso hubo presión para ocultar la verdad así salió la CONCLUSIÓN de la que parten los «políticos» y medios de comunicación. Miles de fosas comunes responsabilidad del Estado peruano al encomendar a sus FFAA asesinar niños, mujeres, ancianos para escarmentar no son tomadas en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.