Candidaturas a Lima: negro panorama

Susana Villarán está muy lejos de las expectativas que creó, y no solo por la dura oposición que ha tenido (contando la victoria pírrica en la revocatoria y esas elecciones suplementarias del año pasado donde la oposición barrió), sino por su mala gestión en puntos claves, como la participación ciudadana, transporte, seguridad… además de un incorrecto modo de tratar a sus alianzas por la izquierda (las que en teoría le llevaron a la alcaldía y le estuvieron manteniendo hasta la revocatoria). Ese maltrato se ve también en la propia campaña de la revocatoria, absolutamente centrada en la figura de Villarán en detrimento de los compañeros electorales, que vieron cómo casi todos eran echados del ayuntamiento mientras que la burgomaestre se salvaba. Además de las promesas incumplidas. No me refiero a las que no pudo cumplir (ciertos cambios, ciertas obras, ciertas mejoras) sino de las que prefirió incumplir, entre ellas la reelección.

Por supuesto, puede cambiar de opinión. Lo ha hecho. Pero falta explicar mejor las razones reales. Las siglas con las que se presentan son otras, los partidos que la apoyan son diferentes (más amplios por un lado, maltratando a los antiguos amigos por el otro) y la lista es cualquier cosa menos pacífica, un ejemplo de la mala política.

¿Por qué? No es que sea una lista de consenso, más bien, todo lo contrario: hartas quejas van por los «aparecidos» a última hora (mientras estos dicen que la propia Susana la eligió, mientras ella se pone de perfil en el tema este), por los puestos en que van las distintas agrupaciones que -según denuncian los perjudicados- no es lo acordado, y hasta por la formación política cuyas siglas se presentará la actual alcaldesa de Lima, Diálogo Vecinal, donde el JNE ha tenido que intervenir (resolución nº 608 -2014-JNE, archivo .doc) al haber todo un bloque de dicho grupo que se opone al fondo y formas con la que Villarán se presenta (se le acusa, directamente, de haberse apropiado el partido). Esto último es consecuencia de una mala legislación de partidos políticos que se carga las inscripciones de los mismos al no tener buenos resultados nacionales.

Por último, para ir terminando con el popurrí de siglas que confluyen de manera algo opaca bajo el manto de Villarán, me pregunto si realmente hace bien que Perú Posible sea el gran aliado de Fuerza Social en estos comicios, habida cuenta que el principal baluarte de Susana es y fue la lucha contra la corrupción mientras que Perú Posible es un partido salpicado de escándalos (contando los múltiples de su fundador y principal líder). Bastante grandes, además.

Y ese es el panorama que me deja el partido que busca la reelección de una candidata (porque no es un partido a la reelección), pero, ¿y el resto? Hablo del «negro panorama» de Lima y es, justamente, por lo que nos puede dejar las elecciones: una alcaldesa que repite de la forma que lo haría o, en su caso, cualquiera de los otros doce candidatos, cada cual peor que el anterior (por sí mismo, su grupo o ambos).

Tal vez es pronto para hablar, en tanto que de las trece candidaturas inscritas, por ahora ocho son inadmisibles (¿presentaron las subsanaciones?), entre estas está en Partido Popular Cristiano (PPC), principal fuerza edil en este momento,Solidaridad Nacional, Somos Perú y el APRA.

Pero, imagino, al final varios de esos podrán presentarse (desde que comencé este artículo mucho ha pasado), así que voy un poco rápido sobre todas las candidaturas, en el orden como aparecen en la web de Voto Informado (que recomiendo visiten).

Democracia Directa presenta al recordado Álex González Castillo, el candidato del helicóptero, que vuelve a tentar el sillón municipal. González suele decir que es un «candidato verde», pero no veo que eso se refleje en el programa de DD (PDF). Es un candidato sin partido, realmente. La vez pasada tentó tres formaciones distintas en poco tiempo: Restauración Nacional, Partido Humanista y Siempre Unidos, con el que se presentó con escaso resultado (3,39%)…

El ex alcalde de Lima (2003-2010), Óscar Luis Castañeda Lossio (bajo las siglas de la Alianza Electoral Unidad Nacional), ex candidato presidencial (dos veces) presenta su candidatura a Lima con Solidaridad Nacional, el partido que él creó y dirige. Durante la gestión de Castañeda la corrupción fue el centro y fin de la gestión en el ayuntamiento, ¿qué nos podemos esperar de él? SN se desmarcó de la postura de su coalición (UN-PPC) en la revocatoria, como hecho gracioso, uno de los pocos revocados que no eran del oficialismo fue el hijo de Castañeda. El plan de gobierno (PDF) suena falso, la verdad.

El APRA, que ha retirado candidaturas las dos elecciones pasadas para evitar fracasos, lanza como candidato a Enrique Javier Cornejo Ramírez, quien con Alan García en el gobierno fue Ministro de Vivienda y Ministro de Transporte. Cornejo ya era candidato antes de las elecciones internas, es lo que tiene el recibir el apoyo de García y no existir, realmente, democracia en la gran mayoría de partidos. El APRA, partido de la corrupción y la plata viene sola, pone de candidato a uno de los elegidos de García, suficiente para descartarlos (por mi parte). Acá el plan de gobierno (PDF).

El fujimorista Fernan Romano Altuve-Febres Lores se presenta con el partido Vamos Perú (plan de gobierno en PDF). Este personaje es terriblemente conservador, homófobo («comportamiento inadecuado» y «antinatural» ha dicho en repetidas ocasiones), uno de los promotores del intento de vuelta de Fujimori, defensor de la pena de muerte, monárquico (siempre recuerda que le debieron hacer caso a San Martín y que Perú, al independizarse, tuviera rey). Actual regidor, fue el único regidor electo por el vientre de alquiler Cambio Radical (que intentó meter en las elecciones a Kouri sin éxito) y al poco renunció a esta formación.

El Partido Humanista Peruano de Simon presenta al ex aprista Moisés Luis Mieses Valencia (en PDF el plan de gobierno). Este joven (el más de todos los que se presentan) ya tiene en su haber innumerabales denuncias por estafa y alguna condena (de tres años, prescrita en el 2013, anteayer, como quien dice) por delito contra la Fe Pública en agravio de la CONACO (que dirige). Creo que habría que buscar mucho entre los jóvenes peruanos para encontrar uno con más amistades peligrosas y tan trepa como este, además de su cuestionable hoja de vida (no reflejada en Voto Informado, donde el sujeto no declara ingresos por más que es el gerente de una empresa). Más que reflotar CONACO, por lo visto, la ha hundido más. ¿Por qué no hablo del plan y me centro tanto en el candidato? Porque lo merece en este caso, no olvidemos, además, que hablamos de una instancia presidencialista en su funcionamiento. ¿De verdad votarías por un corrupto y corruptor reconocido y sentenciado para luchar contra la corrupción?

Alberto Sánchez Aizcorbe Carranza, el alcalde reelecto de La Victoria (ambas veces por la alianza UN-PPC), que actualmente no está afiliado por ningún partido pero en siete años pasó por dos (Perú Posible y Solidaridad Nacional), se presenta por la fujimorista Fuerza Popular (plan en PDF). Sánchez Aizcorbe ahora es un ultra defensor del fujimorismo, por más que sea el candidato «independiente» presentado por la K en el círculo. Es fujimorismo, así que descartadísimo. A favor del candidato es que es experto en urbanismo, eso sí. Además, fue presidente ejecutivo durante la gestión de Castañeda de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE).

Somos Perú encuentra en la veterana Nora Bonifaz Carmona la candidata a alcaldesa de Lima. Los socialcristianos (así se definen, entre otras cosas), ella que hasta fue regidora con el fundador, el fallecido Andrade. Somos Perú fue de los muy favorecidos por la ciudadanía en las elecciones suplementarias del 2013 (siendo el segundo partido más votado, a diferencia de los comicios del 2010 el cuarto a gran distancia de los dos grandes de entonces (FS y PPC). El plan de gobierno (PDF) es menos ilusionante que ver secar la pintura en un día nublado. Hace como un año el nombre de Bonifaz andaba vinculado a unos problemas internos en Somos Perú, donde Fernando intentaba reelegirse con malos modos (entre otros, vetando la posibilidad de elegir otros candidatos), al menos eso se publicaba en algunos medios.

Un ex uniformado se presenta por Alianza por el Progreso (ApP, el partido regional pero nacional de Acuña), Eduardo Guillermo Arteta Izarnótegui. Este partido, con escasísimo resultado en el 2010 y que no se presentó en las complementarias del 2013, intenta centrar todo en la seguridad y por eso presenta a un general en retiro de la PNP, quien fuera director de la policía… e implicado en temas de coimas, «testigo» en el caso de Cheade entre otras cosas nada positivas. ¿De verdad lucharemos por la seguridad de la ciudad con un expediente sucio?, ¿nos van a decir que es mejor porque él ya conoce todos los chanchullos que se realizan en la ciudad y por qué la policía no funciona? Es un partido que no me resulta nada creíble y el candidato no ayuda… el programa (PDF) tampoco.

El hijo del vicepresidente de Acción Popular, Edmundo del Águila Herrera (que trabaja para el partido desde hace eones), se presenta por dicha formación «centrista» y desarrollista (único pre-candidato, por cierto), que se centra bastante en el transporte y la seguridad (PDF) donde, como en otros casos, la prevención o brilla por su ausencia o es total y absolutamente insuficiente. Si no atacamos las múltiples raíces del problema nunca lo solucionaremos; poner más uniformados en las calles no nos llevarán a ninguna parte (máxime cuando estos hacen cualquier cosa menos su trabajo).

Desde San Miguel aparece Saleh Carlos Salvador Heresi Chicoma para presentarse con Perú Patria Segura (Heresi, ex ppc y ex Cambio Radical, estaba dando vueltas al grupo de PPK hasta que, no sé por qué, se distanció para ir con este movimiento democristiano del PPS). En la lista de Heresi (implicado hasta en temas de contaminación de playas al hacer la vista gorda en su municipalidad) se acompaña de otra figura importante de su antigua formación, Jaime Salinas, uno de los principales contendientes de Villarán y que hasta hace nada buscaba inscribir su propio partido para estas elecciones (Salinas es otro trotamundos partidario, Justicia Nacional, Miraflores Unidos, Diálogo Vecinal y UN-PPC). El plan de gobierno (PDF) que presentan no vale para mucho (centrado en transporte y seguridad). Heresi nunca pudo explicar su propio patrimonio y se le ha vinculado con temas de lavado de dinero entre otros temas similares… y ahora va por su segundo sueño gordo: la alcaldía de Lima metropolitana. No hay que dejarle. Les recuerdo, de paso, que Patria Segura es el invento de los Reggiardo y unos cuantos ex dirigentes de Cambio 90, a pesar de todo, siguen siendo fujimoristas.

Siempre Unidos (PDF del plan), el partido de Felipe Baldomero Castillo Alfaro, que tiene un armario con las denuncias por nepotismo y corrupción, presenta a su mismísimo líder supremo a la alcaldía de Lima. Así, el cuatro veces alcalde de Los Olivos (primero con la fujimorista Vamos Vecino -renombrado después como Sí Cumple- y luego con Siempre Unidos, que para algo lo fundó y dirige). Ustedes se preguntarán si el hijo vuelve a postularse como regidor, pues no, el hijo aspira al lugar del padre, y se presenta a alcalde en Los Olivos.

Además de los aliados de Susana, el otro que da de hablar bastante es el Partido Popular Cristiano, que nos regaló todo un dramón con los precandidatos y las distintas familias del PPC despedazándose, acabó presentando a Jaime Alejandro Zea Usca, ex alcalde de Villa El Salvador (electo por la alianza UN), antes fue regidor en dicho distrito. Como positivo diré que él fue uno de los impulsores del programa Vaso de Leche, que si bien era puro asistencialismo, resultaba necesario y fue una medida positiva. Como negativo es la actual denuncia que pesa sobre él por malversación de fondos durante sus años de burgomaestre distrital. La web del PPC lleva unos cuantos días «crackeada» o algo (foto del candidato, texto en coreano). Aunque no suelo compartir ni media coma de lo que dicen, esperaba más del plan (PDF) del principal partido del consistorio y el segundo en las pasadas elecciones a alcalde.

Diálogo Vecinal, como ya mencioné, presenta a Villarán, pueden leer su plan de gobierno dando clic acá (PDF).

Como decía, negro panorama nos espera, con doce candidaturas de derechas y una mixta y sobre la que solo pesan dudas y problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.