¡PUN!

Ayer se rompió Unidad Nacional (que, como siempre decía, ni era unida ni, mucho menos, nacional) y en nada de tiempo se anunció la creación de un nuevo grupo parlamentario, bajo la denominación equívoca de Grupo Parlamentario Unión Nacional (PUN), ya inscrito en el despacho de la Oficialía del Congreso, que reúne a los «salientes» de Unidad Nacional con los conservadores de Restauración Nacional que, actualmente, forman parte del grupo Alianza Parlamentaria y con los miembros de Renovación Nacional (ReN), que formaba parte de la bancada especial «Grupo Parlamentario Especial Demócrata y Otros».

Juan David Perry Cruz (RN) declaró: «son tres partidos que nos hemos unido porque creemos que, en cierta manera, tenemos algo que nos une». Con lo que se lleva el premio de la Perogrullada de la Semana. Hubiese sido bastante más interesante que nos cuente qué les une, si es ser un grupo conservador de corte cuasi-religioso o la facilidad de sus miembros por votar oficialismo, ¿o es el recetario más que conservador lo que les une? ¿Por qué cada vez suena más como un eufemismo eso de «fomentamos la gobernabilidad»?

También sería interesante que comenten por qué se juntan ahora (lo sabemos, es por la ruptura de UN y la mesa directiva) y si van a comenzar a aflorar más «coincidencias» con el gobierno ahora que tienen miembros en la dirección del Congreso y que también nos expliquen por qué RN abandona la AP para irse a este nuevo grupo…

Los portavoces (en plural) de la nueva bancada será el, como ya vimos, ínclito Juan Perry de RN y Wilder Augusto Ruiz Silva de ReN (siendo Renovación Nacional el primero de los partidos miembros de UN que dio un paso al costado tras la entrada de sus miembros en el gobierno actual, alineándose, en todo sentido, con la línea gubernativa actual).

Los congresistas del nuevo grupo parlamentario rechazan sambenitos como «disidentes» o «tránsfugas» argumentando que ellos no lo son en tanto que se mantienen en sus partidos políticos, y son estos los que se mueven de grupo y no ellos, que se mantienen fieles. Eso, sin dudas, es correcto cuando hablamos de RN, que se presentó independiente al Congreso y sacó dos escaños, y por pura necesidad entró en un grupo (Alianza Parlamentaria) que a su vez recoge partidos diversos (Somos Perú, Acción Popular -ambos se presentaron en coalición como Frente de Centro-, Perú Posible y RN), así que a ellos no se les puede tachar de tránsfugas o disidentes, son fieles a su pastor como siempre (cada vez más inclinado con el oficialismo, eso sí es cierto).

El tema de Unidad Nacional es un tanto más complejo, ya que de cara al público eran una sola formación, esto es, en principio iban a actuar en bloque dentro de la alianza electoral, aunque los partidos se mantenían independientes unos de otros y cada cual tomaba sus propias decisiones. No es menos cierto que los votantes son de UN, no de SN, PPC y ReN, esto es, cuando la gente fue a votar, aunque existe el voto preferente, se apostó por una alianza más o menos consolidada, y no por cada partido individualmente, así que ellos sí tienen algo de «disidentes», al menos se deben dignar a explicar su decisión con algo más de brío que decir simplemente «creemos que nos tenemos que unir porque hay cosas que nos unen», y por qué votan con tanta facilidad por el oficialismo, máxime si tenemos en cuenta el plan de gobierno común y la promesa, en su momento, de ser «oposición responsable». Hay un paso entre ser «responsable» y «oficialista», que es como ahora (previsiblemente) votarán.

Congresistas del nuevo bloque (6 en total, siendo el mínimo para formar una bancada):

  • RN: Alda Mirta Lazo Ríos de Hornung (congresista por Lima)
  • RN: Juan David Perry Cruz (congresista por Madre de Dios)
  • ReN: Wilder Augusto Ruiz Silva (congresista por Lima, elegido como miembro de UN)
  • ReN: Wilson Michael Urtecho Medina (congresista por La Libertad, elegido como miembro de UN)
  • SN: Fabiola María Morales Castillo (congresista por Piura, elegida como miembro de UN)
  • SN: Walter Ricardo Menchola Vásquez (congresista por Lima, elegido como miembro de UN)

Efectos para las otras bancadas:

AP pasa a tener 7 miembros (de los 9 que contaba), UN (que supongo cambiará de nombre a PPC, al menos así «reafirman» su marca) pasa de 15 a 13 y el GPEDO se queda con los tres disidentes de UPP/Nacionalismo que, sinceramente, bien podrían unirse a la bancada del APRA de una vez.

Por su parte, el oficialismo gana seis votos casi seguros en todas las deliberaciones, con lo que ya cuenta con unos 58 votos «fáciles» (pagando más o menos favores a fujimorismo y otros, que se han mostrado proclives a votar por la estrella) y unos 8 de UPP que tienen el dedo ligero para cambiar su voto (con lo que estaríamos hablando de 66 votos, los conseguidos en la elección para la presente mesa directiva).

Y un poco «fuera de tema», resulta curioso ver a Mulder (del APRA) defendiendo a los derechistas tachados de disidentes acusando de «injustos» a los que les cuelgan dicho sambenito. Eso Mulder, defiende a los amigos, que favor se paga con favor.

Un comentario en «¡PUN!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.