El Ministro de Trabajo ni se entera de lo que piden para el Paro

El Ministro de Trabajo, Mario Pasco Cosmópolis, sigue en sus trece de ver a los sindicatos exclusivamente en el limitado plano de «relación laboral», y por ello considera que el paro convocado por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) es «estrictamente político y no laboral». Cualquier reivindicación laboral que vaya más allá de la relación empresario – trabajador (por ejemplo, un despido, el salario concreto, etc.) sale del ámbito estrictamente laboral y se coloca en el político, pero no por ello se aleja del objetivo del sindicato en su lucha por mejoras sociolaborales, en tanto que se enmarcan dentro de dicho contexto.

Mario Pasco Cosmópolis manifiesta que «es un paro con contenido estricta y exclusivamente político. Es la Central General de Trabajadores del Perú actuando como un ente político y no como ente sindical», en tanto que muchas de las reivindicaciones del sindicato van por el lado de cambiar el modelo económico en general, y en concreto del modelo aplicado por Alan García. Que levante la mano quien crea que el tema del sistema económico no afecta al plano laboral, por favor. ¿Nadie? Claro, ustedes, lectores, entienden que el sistema laboral se enmarca en el sistema económico, no son dos islas incomunicadas, sino que están fuertemente ligadas. ¿Se puede afirmar que es un paro estrictamente «político»?

Mario Pasco afirma que el modelo económico del Perú es el adecuado. Con lo que yo me pregunto: ¿Adecuado para qué o para quién? Definitivamente es el adecuado para las empresas mineras, mas no para los mineros, es el adecuado para las multinacionales que explotan los recursos, mas no para los trabajadores de las mismas, es el adecuado para la informalidad en el empleo, pero no para los derechos laborales, y vive dios que es el adecuado para mantener y acrecentar las ya grandes diferencias entre las clases sociales, pero de igualdad de oportunidades, siquiera, más bien poco.

El titular del ministerio de trabajo señala que la convocatoria del paro no beneficia a nadie, que se busca confrontaciones sin sentido y que la misma «nada va a cambiar». En realidad la convocatoria nace del descontento de una parte de la sociedad al que, justamente, el gobierno no escuche y ese «nada va a cambiar» es una de las razones por las que se ven obligados a usar «medidas de fuerza» o «extremas» como es un paro, a nadie gusta llevarlos a cabo, pero a veces son necesarios, al menos para, públicamente, existir, que la reivindicación sea escuchada y que se den cuenta, los señores que gobiernan, que no todos somos borregos que, cabeza abajo, aceptamos el statu quo.

Sobre la actitud de la CTP: Claro que la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) es «dialogante» con este gobierno y pide que no haya paro alguno, nos ha fastidiado mayo con las flores, si es la central obrera más cercana al APRA, digo, es la central aprista. Si hace poco la CTP marchó en contra de la CGTP y en favor de «la democracia y la estabilidad del país» tras una petición pública de Mauricio Mulder, secretario general del partido, de movilizarse en contra de la segunda jornada de lucha de la CGTP. ¡Vaya ejemplo nos pone el Ministro de trabajo! Por cierto, esa movilización de la CTP fue aplaudida desde el aprismo, y no se dijo nunca que era una marcha «totalmente política» ni mucho menos. Doble rasero, como siempre.

Es falso, en todo caso, que el paro no tenga componente claro y directo en el ámbito laboral, y quiero mostrar que el ministro miente a la vez que no comprende lo que es un Sindicato cuando acusa a la CGTP y demás de promover un paro con contenido estrictamente político:

  • Una de las peticiones que se realizan es «exigir una política laboral más equitativa y justa que termine con los regimenes de sobre explotación de la tercerización e intermediación laboral, los servicios no personales, entre otros» (negritas mías). Si eso no está dentro de lo que se entiende por materia laboral, apaga y vámonos.
  • Desde las centrales sindicales se denuncia al gobierno, además, de estar «(…) entrampando la negociación colectiva por rama de los estibadores, no solucionando los problemas mineros, que anuncian una huelga indefinida desde el 30 de junio» negociación colectiva frustrada por el gobierno, huelgas y demás, temas netamente laborales.
  • Desde la Central sindical se pone el grito en el cielo por el alza de los combustibles y el papel del gobierno en el mismo, y se reclama los bajos salarios de los trabajadores, que se «licúan» entre los nuevos precios, y, recuerdan, según la OIT los salarios son los más bajos de Latinoamérica, en parte porque están congelados desde el fujimorismo. ¿Alguien podría decir que los salarios no son un tema laboral?

Por ello, y otras razones que no he reproducido, desde la CGTP aseguran: «el Paro se justifica debido a que la política económica sólo beneficia a unos cuantos, mientras la inmensa mayoría del pueblo se debate en la miseria, desocupación, y sin acceso a los servicios elementales, recibiendo como respuesta leyes reaccionarias que criminalizan la protesta y se nos desacredita desde la más altas esfera del Gobierno, como el propio Presidente de la República, el Primer Ministro y el Señor Mauricio Mulder.»

¿Puede el Señor Ministro decir que es un paro «estrictamente político» sin que nos riamos de sus mentiras y desinformaciones?

Un comentario en «El Ministro de Trabajo ni se entera de lo que piden para el Paro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.