Brasil y el proyecto Um Computador por Aluno

En el mundo de habla hispana ha corrido como la pólvora una noticia errónea. Se habla de la cancelación de la compra de 150 mil laptops por parte del gobierno brasileño a la fundación OLPC (la misma que venderá muchísimas laptops sin proyecto ni licitación en nuestro país), en realidad, el cable no menciona el comprador, sí el nombre del proyecto (una computadora por alumno), y es confundido por el periodista con la OLPC (One Laptop Per Child) y listo, a la nota se le agregó un párrafo hablando sobre el proyecto fallido de Negroponte y se armó el error.

En Brasil el proceso ha sido bastante transparente, hubo un concurso público como manda la ley para la compra de las 150 mil computadoras personales que debían ser distribuidas al comienzo de este año… La compra también pasó por dos años de uso de las tres computadoras portátiles puestas a licitación, la XO de la fundación OLPC, la ClassMate PC de Intel (por medio de Positivo) y Mobilis de Encore Software, así pues, durante un buen tiempo se usaron un gran número de estas portátiles de prueba en distintas escuelas, para testearlas en el sitio donde serían usadas y ver qué posibilidades tenía cada máquina.

El problema llegó al final de ese concurso público, el precio del ganador era superior a lo presupuestado por el Ministerio de Educación y Cultura. Y el ganador no fue la fundación de Negroponte, sino Positivo Informática con la ClassMate PC de Intel. La compra se suspendió para entrar en una negociación con Positivo, la cuestión es que el precio ganador era de 350 dólares (no sólo la venta, sino soporte por tres años y algo más) por unidad, y el gobierno quería pagar 100 dólares. Después de un tiempo de negociación, Positivo ofreció las ClassMate PC por 300 dólares como lo más bajo posible, y con ese horizonte, el gobierno brasileño canceló todo el proceso de compra de las ClassMate PC. Por supuesto, tampoco va a comprar las XO OLPC, pero eso ya lo sabíamos desde que la OLPC no consiguió ganar el concurso.

Creo que este hecho se ha usado de forma demasiado clara y poco contrastada para desprestigiar a la OLPC sin tener realmente en cuenta dos cosas importantes: Cómo fue el proceso de compra en Brasil (periodos de prueba con varias máquinas y requisitos de hardware y soporte más garantía posterior) y, por otra parte, que no se cancela la compra de las XO  OLPC, ya fuera de juego desde el año pasado.

Es cierto que el proyecto de Una Computadora Por Niño a 100 dólares aún no es real (rondan los 200) y que necesita, la OLPC, la compra masiva de computadoras para poder producirlas a 100 más la compra, en el primer mundo, de computadoras a unos 400 dólares para ese 2×1 (en que una de las dos sería donada al tercer mundo, algo así era el planteamiento del proyecto de venta en el primer mundo). Pero con las noticias hay que tener un poco más de cuidado, sobre todo cuando se traducen textos (creo que todo debe venir del error de confundir UCA con OLPC).

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.